Menú

JxCat anuncia que habrá un pacto para un 'Govern' de coalición separatista "en los próximos días"

Jordi Sànchez aprovecha un permiso penitenciario para anunciar que las conversaciones con ERC "avanzan satisfactoriamente"

0
Jordi Sànchez aprovecha un permiso penitenciario para anunciar que las conversaciones con ERC "avanzan satisfactoriamente"
EFE

Poco después de que la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, expresará su desaliento por la falta de acuerdo con Junts per Catalunya (JxCat), el secretario general del partido de Puigdemont, Jordi Sànchez, convocaba una rueda de prensa para asegurar que el acuerdo es casi inminente, que por ellos no quedará, que hay aspectos sin cerrar, pero que en ningún caso pueden ser una excusa que impida el acuerdo.

Sànchez, de permiso penitenciario, trataba así de contrarrestar el "relato" republicano sobre los palos en las ruedas de los de Puigdemont. Vilalta había dicho que ya ha empezado la cuenta atrás y acusado a un sector de JxCat de querer nuevos comicios, mientras otro dirigente de ERC, Sergi Sabrià, daba el enésimo ultimátum, un pacto el 20 de mayo, seis días antes de que expire el calendario para evitar la repetición de las elecciones. Los republicanos también han puesto sobre la mesa de nuevo la hipótesis de gobernar en solitario.

El número dos de Puigdemont trató de revertir el pesimismo de ERC en una comparecencia ante los medios en la que reconoció los desacuerdos pero abogó decididamente, al menos en apariencia, por el pacto. Según Sànchez, "las conversaciones avanzan satisfactoriamente", "el proceso está muy adelantado" y "tenemos un marco muy avanzado para pensar que en los próximos días puede haber un acuerdo, pero también debo decir que hay aspectos que no están cerrados, aunque no pueden ser la excusa para no cerrar un acuerdo".

Todo abierto

Nadie quiere aparecer como el culpable de una hipotética repetición de las elecciones, si bien Sànchez no ocultó que todas las carpetas están abiertas, que no hay acuerdo en casi nada y que hay "desconfianzas personales y políticas". El reparto de carteras es el menor de los problemas entre ERC y JxCat según dicen representantes de ambos partidos. La principal dificultad estriba en el diseño estratégico de la continuación del proceso separatista. ERC se niega a aparecer de la mano con JxCat en el Congreso y a que el Consell per la República tenga un papel más allá de lo testimonial. Sospechan que Puigdemont aspira a tutelar a distancia a Pere Aragonès a través del Consell. Tampoco hay acuerdo sobre los pasos a seguir si fracasa el diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez. Además, el acuerdo debería ser ratificado por la militancia de JxCat.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD