Menú

Marlaska se niega, de momento, a investigar si Pablo Iglesias usó una escolta privada ilegal

Podemos niega que dos de los detenidos por los disturbios de Vallecas sean escoltas, pero múltiples imágenes ponen de manifiesto lo contrario.

0
Podemos niega que dos de los detenidos por los disturbios de Vallecas sean escoltas, pero múltiples imágenes ponen de manifiesto lo contrario.
Fernando Grande Marlaska, ministro del Interior. | EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha reconocido este jueves que no se ha abierto ningún tipo de investigación policial para aclarar si Podemos y su todavía líder, Pablo Iglesias, han venido vulnerando en los últimos meses la Ley de Seguridad Privada al contratar a un grupo de personas que venían realizando labores de escolta del propio Iglesias sin cumplir con los trámites que marca la ley.

Preguntado por los medios de comunicación, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de coordinación para el dispositivo policial que protegerá la celebración de la Eurocopa 2021 en Sevilla, por si se investiga o no esta posible vulneración de la legalidad, ha asegurado que "no hay ninguna investigación abierta, lo que hacemos es darle la seguridad que corresponde a través del Ministerio del Interior como al resto de miembros del Gobierno".

La polémica surgió hace unas semanas, después de que se conociera que dos de los detenidos por los disturbios de Vallecas durante un mitin electoral de Vox, acusados entre otros delitos de agresión a varios policías nacionales, pertenecían a la escolta privada de Pablo Iglesias y estaban a nómina de Podemos. Uno de ellos, incluso, es miembro de Bukaneros, el grupo ultra de extrema izquierda que anima al Rayo Vallecano.

La clave del asunto es que la Ley de Seguridad Privada deja muy claro que los escoltas privados deben tener una habilitación profesional (primero ser vigilante de seguridad, después hacer el curso de escoltas y por último superar un examen habilitante) y siempre deben ser contratados a través de una empresa de seguridad, que también debe estar habilitada por el Ministerio del Interior.

Los dos arrestados por los disturbios no forman parte de ninguna empresa de seguridad, sino que están directamente contratados por Podemos, por lo que ya se estaría cometiendo una clara irregularidad, con independencia de si tienen o no las habilitaciones personales correspondientes, algo que se desconoce.

Como es lógico, para no reconocer públicamente una ilegalidad, Podemos ha negado que estos dos detenidos sean escoltas privados del partido o formen parte de un equipo de seguridad propio, y ha asegurado que son empleados relacionados con la logística. El problema es que multitud de imágenes de los últimos meses de los actos de Podemos e Iglesias ponen de manifiesto que sí estarían realizando labores de escolta privada.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot