Menú

Caos en el Gobierno por la crisis en Ceuta con tensiones entre Marlaska, Laya y Robles

Gabinete de crisis con enfrentamientos a varias bandas. Interior culpa a Exteriores, se adelanta Defensa y Migraciones "habla de más".

0
Gabinete de crisis con enfrentamientos a varias bandas. Interior culpa a Exteriores, se adelanta Defensa y Migraciones "habla de más".
Inmigrantes aguardando para entrar en Ceuta | EFE

Es la primera gran crisis migratoria del año, apenas iniciado el mes de mayo y lejos del mes de agosto en que suele iniciarse la tradicional serpiente de verano. El motivo: el traslado a España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, por "cuestiones humanitarias", según defendió hace más de un mes el Ministerio de Exteriores.

Fuentes de Interior consultadas por Libertad Digital culpan del "enorme error" a la ministra, Arantxa González Laya, quien se atrevió a defender que "esto no perturbará las relaciones con Marruecos". La respuesta ha sido inmediata. "Es una actuación coordinada de Marruecos", explicaban las citadas fuentes a LD minutos después de anunciar Marruecos la ruptura de la colaboración policial y de Inteligencia con España.

El caos se ha instalado en el Ejecutivo, con enfrentamientos a varias bandas entre Interior, Exteriores, Defensa, Migraciones y Moncloa, cada uno en clave interna y sin la coordinación ministerial exigida a la magnitud de la crisis.

El departamento de Marlaska culpa al de Laya por adoptar decisiones propias de "diplomáticos que no entienden de política". Recuerdan estas fuentes que Marlaska ya alertó de que habría consecuencias y más teniendo en cuenta que sobre el líder del Polisario ya pesaba una requisitoria judicial en su país" y "así ha sido". Aunque públicamente el ministro del Interior ha defendido la "cooperación" con Marruecos, lo ha hecho con la boca pequeña evitando entrar en las decisiones de Laya.

La ministra de Exteriores siguió negando en las últimas horas las represalias de Marruecos: "Lo que se nos transmite es que esto no es el fruto de un desencuentro y, por tanto, vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho hasta este momento". Una posición que tildan de "ingenua" a nivel interno en otros departamentos gubernamentales aunque de cara a la galería se haya requerido de la ayuda explicativa del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá: "No hay relación entre una cosa y otra. Marruecos está aplicando los convenios que tenemos".

Otras fuentes consultadas por este periódico responden con indignación: "Y aún se lo creerán". Y alertan de una crisis de una envergadura "sin precedentes" que "no ha hecho más que empezar" y que supone la llegada "de momento" de un 10% de la población de Ceuta que "sería como si mañana llegaran a Madrid 300.000 personas". A sumar, la orografía del terreno ya que "Ceuta es gran parte montaña y obliga a concentrar a los inmigrantes en el casco y en la playa", generando un caldo de cultivo para tensiones y violencia.

Choque Robles-Marlaska

La pieza que faltaba es la de Defensa. El ministerio que dirige Margarita Robles se puso al frente del operativo desde la noche del lunes generando recelos en el ministerio de Marlaska, su enemigo íntimo del Consejo de Ministros. Interior habla de un "oportunismo" que pretende dar la puntilla al ministro.

No en vano, el propio Marlaska deslizó en Antena 3 que es Interior quien tiene desplegado a 1.500 efectivos con carácter ordinario en Ceuta y Melilla, a lo que hay que sumar un despliegue añadido que llegará este martes: "Hoy van a llegar 200 efectivos, 150 policías nacionales y 50 guardias civiles para completar la plantilla". Un operativo que tendrá que coordinarse en "patrullas conjuntas que hemos coordinado con las Fuerzas Armadas para coordinar la seguridad ciudadana".

¿Devolución de inmigrantes?

Tanto Interior como Migraciones deslizan que se han iniciado las devoluciones de inmigrantes a sus países de origen, aunque la información es confusa. Escrivá explicó este martes que "en este momento se están devolviendo a Marruecos a un cierto ritmo y se ha abortado un número significativo" de entradas. En palabras de Marlaska "ya se han devuelto 1.500 personas de las 6.000 que llegaron ayer y seguimos trabajando". Sin embargo, fuentes policiales creen que la cifra de los recién llegados es más elevada y que "no abarcamos para hacer un recuento porque el goteo continúa" y la situación "sólo está controlada en Melilla".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia