Menú

Los indultos causan indignación en las entidades cívicas que se oponen al golpismo separatista

Impulso Ciudadano y Sociedad Civil Catalana censuran el propósito de Sánchez de liberar a los condenados sin que hayan pedido perdón.

Los indultos causan indignación en las entidades cívicas que se oponen al golpismo separatista
Manifestación en Barcelona por el Día de la Hispanidad. | EFE

La pretensión de Pedro Sánchez de conceder el indulto a los condenados por el golpe de Estado de 2017 a pesar de que insisten en que lo volverán a intentar ha causado estupor e indignación en las entidades cívicas que se oponen al separatismo. Según Impulso Ciudadano, "los ciudadanos catalanes que sufrimos directamente los hechos del año 2017 veríamos con preocupación e indignación que cuando se mantiene de forma explícita el propósito de continuar delinquiendo se concediera un indulto que supondría también una deslegitimación de la oposición al nacionalismo en Cataluña".

Esta organización, presidida por José Domingo, ha emitido un comunicado en el que señala también que "es muy preocupante que el presidente del Gobierno vincule la oposición al indulto con ánimos vengativos o revanchistas. Una afirmación especialmente desafortunada, puesto que muestra que la segunda autoridad del país no conoce en absoluto cuáles son los fines del Derecho Penal en una democracia; unos fines que nada tienen que ver con la venganza o la revancha, y sí con el mantenimiento de la convivencia, la reinserción del delincuente y la protección de los valores y principios democráticos".

Impulso Ciudadano considera que la medida es en realidad un "autoindulto" a los líderes de los partidos que garantizan la estabilidad del Ejecutivo de Sánchez, de modo que "pesa sobre el Gobierno, la responsabilidad política de justificar una medida que beneficiaría a sus socios, sembrando, por tanto, serias dudas sobre la utilización partidista de los poderes públicos y en contra de los intereses generales".

Incumplimiento constante de las leyes

La entidad sostiene que "los indultos en nada ayudarían a normalizar la convivencia en Cataluña mediante el respeto a la ley y el diálogo franco entre catalanes; por el contrario, ratificarían a los nacionalistas en que es posible quebrar la ley y vulnerar los derechos de los ciudadanos impunemente". "Y es necesario recordar -añade en el comunicado- que la situación que se vive ahora en Cataluña es de constante incumplimiento de la ley: los edificios públicos muestran simbología partidista, en la escuela no se cumple con la exigencia constitucional de que el español sea lengua vehicular junto con el catalán y la violencia política, dirigida en la inmensa mayoría de los casos contra quienes se oponen al nacionalismo, se ha convertido en estructural".

Por su parte, Sociedad Civil Catalana (SCC) recuerda a Sánchez que "la Justicia en democracia nunca es revancha ni venganza. En nuestra democracia, en la que existe la separación de poderes, ninguna persona sometida a la acción de la administración de justicia puede ser considerada como víctima de un acto de revancha. La justicia es precisamente el sistema de civilización por el que los ciudadanos renuncian a la venganza. Afirmar lo contrario es un claro menoscabo a los tribunales y a los millones de ciudadanos que se oponen en este caso concreto a la concesión de indultos". SCC insiste en la falta de arrepentimiento y destaca que insisten en su propósito de volver a intentar la secesión de Cataluña.

La Asociación por la Tolerancia, los jóvenes de S'ha acabat, Cataluña Suma y la Asociación Cataluña por España, entre otras entidades, también han mostrado su indignación y decepción con el Gobierno de Sánchez. Entienden que el Ejecutivo complica aún más la resistencia al nacionalismo en Cataluña en vez de velar por el cumplimiento de la legalidad, la igualdad y el respeto de los derechos de los ciudadanos no nacionalistas.

Temas

En España

    0
    comentarios