Menú

Almudena Grandes desprecia a los españoles contrarios a los indultos por "pensar con las tripas"

Comienza la semana como terminó la anterior, dando vueltas a los indultos de Sánchez.

0
Comienza la semana como terminó la anterior, dando vueltas a los indultos de Sánchez.
Almudena Grandes. | EFE

El Mundo

"El PNV usa la debilidad de Sánchez para exigir otro modelo territorial". El PNV siempre al quite. Dice Rosell que "está el nacionalismo tan enseñoreado sabiéndose sostén de Pedro Sánchez en Moncloa que nadie desperdicia la ocasión para rendir al Gobierno más débil de la democracia". Hacen cola en la puerta de Moncloa para cobrar. Tonto el último. "El voraz nacionalismo no engaña en su estrategia de encarecer cada vez más el precio a cambio de su apoyo a un Gobierno desfallecido. Si el PNV quiere repensar el problema territorial tal vez es que ha llegado la hora de que todos los españoles puedan decir algo sobre sus privilegios". Sí, eso vamos a repensar el cupo vasco.

"Santiago Abascal pilota la estrategia de Vox para adelantar las elecciones en Andalucía". El editorial arrea a Abascal unos azotes por poner en riesgo la estabilidad en Andalucía con la excusa de los 13 menores inmigrantes. "Vox trata de forzar un adelanto electoral para ensanchar su representación en el Parlamento andaluz. Además de que se trata de un movimiento muy arriesgado, es sobre todo una irresponsabilidad porque el Gobierno andaluz funciona muy bien y está comprometido con unos objetivos inmediatos tan prioritarios como son la gestión del fin de la pandemia y la recuperación económica".

"Vox debe rectificar, está a tiempo. Buena parte del caudal de votos que recibió en diciembre de 2018 se debió a que los andaluces percibieron al partido como un instrumento clave para el cambio, ese que se produjo con el primer Gobierno que descabalgaba al régimen socialista después de 36 años. La transformación en Andalucía está en marcha pero exige altura de miras políticas, también de un partido que tiene que actuar ya como mayor de edad". Lo de los menas de Ceuta no cuela, Abascal, todas las comunidades han acogido niños.

Federico Jiménez Losantos prepara ya la mani de Colón. "La concentración en Colón contra el autoindulto de Sánchez será la prueba del algodón para Casado, que quedará mal si va y peor si no va". En un principio, cuando Sánchez anunció que indultará sí o sí a los golpistas, "Casado corrió a decir que no saldría a la calle como Abascal, que desfilará en los ayuntamientos. Pero convoca Savater, la izquierda buena, y el PP, raudo, lo apoya. Ay, Maricomplejines". Casado es que no da una. Otro que debería madurar un poco, que le pilla todo por sorpresa.

El País

"Sánchez planea reformar ya la sedición para reforzar el indulto". Qué prisas le han entrado. El periódico dejó clara su posición este fin de semana en un editorial. La concordia, y tal. "Las razones que respaldan un rechazo al indulto son de peso". Lo previsible.

Xavier Vidal Folch dice que "el motivo esencial para indultar —a los indepes condenados— es la magnanimidad de la democracia, por naturaleza generosa". Ya saben, el que no esté de acuerdo es un vengativo revanchista, los jueces los primeros.

"El procés, pese a molestas retóricas, se va aguando por la inapelable (y lenta) ley de los rendimientos decrecientes. Solo conserva un potente nutriente social, un imán de atracción transversal: el mantenimiento de dirigentes en la cárcel, tras casi cuatro años entre rejas". Los indultos, dice "reducirían la fractura social y mejorarían la convivencia cívica". Seguro que sí. Los cuperos y puigdemones se abrazarán a los diputados del PP y de Cs. Y Rahola y TV3 pedirán perdón por sus continuos insultos a todo el que no comulgue con la religión indepe. ¿A que sí, Xavier?

Almudena Grandes también se apunta a la campaña prisaica proindultos. "Elisenda Paluzie, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, está en contra de los indultos de los presos independentistas con los mismos argumentos que invoco yo para defenderlos. Paluzie cree que los indultos debilitarían la causa independentista. Yo también lo creo". "Tras los indultos, se vendrá abajo el relato del Estado cruel, dictatorial y represor difundido con tanto éxito dentro y fuera de Cataluña". Ese relato solo se lo han tragado los propios indepes.

"No hace falta ser un gran maestro de ajedrez para comprender esto. Basta con saber anticipar dos o tres movimientos o, en lenguaje coloquial, ser capaz de mirar un poco más lejos de nuestras propias narices. Claro que, para eso, es imprescindible pensar con la cabeza, y no con las tripas, que parecen el nuevo órgano rector del pensamiento de demasiados españoles". Y esto lo dice la que considera enemigos a los que no comparten su ideología. ¿Eso es cabeza o son tripas, Almudena? Prepárense los contrarios a los indultos para un chaparrón de insultos en El País en los próximos meses. Fascistas se va a quedar corto.

ABC

"El Gobierno pide cárcel para los provida que combatan el aborto". Caramba con el generoso Sánchez. Dice Ignacio Camacho que Sánchez va camino del despeñadero, directito al barranco. "Está dispuesto incluso a ahondar en su desgaste indultando a los golpistas catalanes para apuntalar durante algo más de tiempo esa alianza inestable. El presidente parece haber entrado en una espiral de rechazo, en una cadena de errores donde cada fuga hacia adelante acaba en un nuevo fracaso". Encerrado en la Moncloa, solo atiende los mimos que Iván le dedica cada mañana.

"El único propósito de la acción gubernamental consiste en dibujar un trampantojo retórico capaz de encubrir la inexistencia de logros. En ir tirando a fuerza de pactos con el diablo, de marcos mentales y relatos falsos que empiezan a provocar esa sensación de hartazgo que siempre precede a los vientos de cambio".

Juan Manuel de Prada dice que "entre las bazofias que el doctor Sánchez ha excretado por su boquita de piñón merece que nos detengamos en su apelación a la ‘concordia’. Una ‘concordia’ auténtica exigiría, pues, reconocer la existencia de una Cataluña ciertamente distintiva, pero fundida con otros pueblos y naciones en una unidad política superior llamada España. Que es algo que quienes van a ser indultados no están dispuestos a reconocer. Y tal vez el inescrupuloso doctor Sánchez tampoco, de un modo distinto: pues lo que este personaje irracional pretende es instaurar una hórrida coexistencia entre Cataluña y el resto de España basada en engaños mutuos, en apaños y sobornos". No se puede concordiar con quien no quiere concordia.

La Razón

Encuesta en Andalucía y Castilla-La Mancha. "Castigo al PSOE en sus bastiones. El desgaste a nivel nacional del partido del gobierno se contagia a los territorios. El cambio de ciclo generado por los resultados en Madrid beneficia al PP". Dice el editorial que "los populares necesitarían el apoyo parlamentario de Vox, partido que se consolida como tercera fuerza en ambas comunidades, reflejo de lo sucedido en las últimas elecciones generales, pero que ya no crece sólo a costa de antiguos votantes del PP, sino por la captación de nuevos electores, muchos procedentes de la abstención".

"Hasta qué punto puede consolidar el partido que preside Pablo Casado la tendencia de cambio que describen las encuestas va a depender de muchos factores, entre ellos, y no menos importante, el de si el Gobierno de la nación es capaz de abordar la recuperación económica y social de manera rápida y eficaz". Por ese lado no hay de qué preocuparse. El Gobierno de la nación no es capaz de abordar nada de manera rápida y eficaz —con la salvedad de la invasión de Ceuta—. La que ha liado con las vacunas, la que ha liado con Marruecos y la que está liando con los indultos es de traca.

De los indultos habla Carmen Morodo. "Si la política fuera política que piensa en resolver problemas, y no en ganar elecciones, el debate sobre los indultos a los líderes independentistas se abría abierto con una reunión del más alto nivel entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición, en la medida en que es una decisión que compromete al Estado". Pero Sánchez es incapaz de tomar una decisión de Estado. Desprecia a Casado de una manera irracional. Y no entiende que Casado es el líder de un partido que representa a la mitad de los españoles y despreciándole a él lo hace con todos los españoles que le votan. Es su arrogancia y su prepotencia la que produce un profundo rechazo en la mayoría de los españoles. Con indultos o sin ellos ya no hay marcha atrás.

Vicente Vallés ahonda en el otro despropósito, el de la Astrazeneca. "Si alguna enseñanza se puede extraer de este episodio es el escaso crédito que parece tener el Ministerio de Sanidad después de catorce meses de pandemia. Cuando Sanidad recomienda una vacuna y una comunidad autónoma recomienda otra, si la gente opta de forma casi unánime por la otra, eso es un síntoma evidente de quién genera más confianza". Y en lugar de repensar la estrategia, va la ministra y se cabrea como una mona. "Sanidad entró en pánico y el jueves reunió a un grupo de periodistas sin cámaras ni micrófonos para filtrar que la culpa de lo que ocurría era de determinados gobiernos autonómicos y que habían muerto cuatro personas debido a trombosis después de vacunarse con AstraZeneca". Hay que ser miserable. "Si Sanidad estima que es peligroso administrar la segunda dosis de AstraZeneca a determinados colectivos, ordénelo así, sin filtraciones para atemorizar ni esconderse detrás de las autonomías". Gobierno de irresponsables. Laya provoca un conflicto innecesario con Marruecos por traer a un criminal y no dimite, Darias ve cómo la gente huye despavorida de sus consejos y, en vez de dimitir, intenta aterrorizar a los ciudadanos. Como esto siga así Casado lo va a tener chupado sin necesitar mover un dedo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia