Menú

Aragonès rinde pleitesía a Puigdemont en Waterloo y exige amnistía para que el prófugo pueda volver

El presidente autonómico catalán se ausenta de Barcelona el día en el que la patronal catalana homenajea a Mario Draghi en presencia de Sánchez.

0
El presidente autonómico catalán se ausenta de Barcelona el día en el que la patronal catalana homenajea a Mario Draghi en presencia de Sánchez.
Aragón y Puigdemont a las puertas de su mansión en Waterloo | EFE

El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, ha acudido este viernes a Waterloo para rendir pleitesía al prófugo Puigdemont, a quien los separatistas consideran el presidente legítimo. Aragonès ha preferido mantener en su agenda la visita a Puigdemont a pesar de que este viernes se daban cita en Barcelona su socio Pedro Sánchez y Mario Draghi, presidente del Consejo de Ministros de Italia. Draghi ha sido homenajeado por la patronal catalana Foment del Treball y ha recibido la medalla de honor de una entidad que cumple 250 años.

A pesar de la importancia del personaje y de la agenda, unas jornadas económicas hispanoitalianas, Aragonès ha preferido no cancelar la visita a Puigdemont para no desairar a sus socios de gobierno. Con el gesto ha pretendido también matizar las instantáneas con el Rey Felipe VI en la inauguración de las jornadas del Cercle de Economia, un evento que se ha convertido en un foro a favor de los indultos a los golpistas.

Aragonès y Puigdemont se han retratado a las puertas de lo que los independentistas llaman "Casa de la República" y que no es otra cosa que la mansión particular de Puigdemont en Waterloo. Al término del encuentro, que ha durado una hora y media, ambos dirigentes han dado una rueda de prensa conjunta. Aragonès ha mostrado su perfil más radical y ha exigido la autodeterminación y la amnistía porque los indultos sólo sirven para que salgan los que están en la cárcel, no para que puedan regresar a España los fugados, ha manifestado el segundo de Junqueras.

También ha dicho que "los indultos no son la solución; la solución es la independencia de Cataluña" y que en Cataluña se vive una situación de represión cuya evidencia es que su reunión con el prófugo se tenía que celebrar en Bélgica en vez de en Barcelona. "Los indultos que pueda decidir el Gobierno no son una solución política a un conflicto de fondo; Cataluña quiere ejercer ese derecho de autodeterminación sin limitaciones", ha abundado Aragonès. El presidente nominal de la Generalidad se ha quejado además de que el Ministerio del Interior se niegue a que Puigdemont tenga escolta.

El prófugo, por su parte, se ha referido a la mesa con el Gobierno y ha teorizado con la idea de que no puede ser una mesa de diálogo, sino de negociación en la que se acuerde un referéndum de autodeterminación pactado que sustituya al referéndum del 1 de octubre de 2017. Puigdemont ha menospreciado la concesión de los indultos y ha dicho al respecto que el Gobierno se ve obligado a tomar esa clase de decisiones para que no las tomen las instancias europeas por él.

En cuanto a su situación, ha declarado que "los indultos sólo afectan a los injustamente encarcelados y nuestra vuelta debe ser un regreso como personas libres" razón por la que ha abogado por la amnistía. Para acabar, Aragonès ha concedido que habrá más reuniones con Puigdemont.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot