Menú

La "niñera-asesora" de Irene Montero dice que sostener a un bebé "unos segundos" no es cuidarlo

Teresa Arévalo ha declarado como investigada en la causa por administración desleal. Vox estudia acusarla de prevaricación.

Teresa Arévalo ha declarado como investigada en la causa por administración desleal. Vox estudia acusarla de prevaricación.
Teresa Arévalo, a la izquierda, acudiendo a declarar | Eduardo Parra / Europa Press

La niñera-asesora del Ministerio de Igualdad, Teresa Arévalo, ha negado este miércoles ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 46 de Madrid, José María Escribano, las acusaciones y ha precisado que sostener a una niña en brazos "unos segundos" no implica hacer labores de niñera. Arévalo está imputada en la causa para determinar si la ministra Irene Montero la usó -cuando era empleada de Podemos- como cuidadora de su hija durante la campaña electoral de 2019.

Fuentes presentes en la declaración consultadas por Libertad Digital señalan que Arévalo ha negado ante el magistrado que cobrara de la formación morada durante el viaje de campaña a Alicante que tuvo lugar el 20 de octubre de 2019 y que se investiga en la causa en el marco de un presunto delito de administración desleal. Precisando que nunca cobró de Podemos, sino del Grupo Parlamentario y como diputada en el Congreso.

Las mismas fuentes consultadas por LD apuntan que la asesora de Igualdad ha explicado al juez que viajó con el resto del equipo de campaña en calidad de candidata, dirigente estatal y jefa de gabinete de la portavocía del partido y ha subrayado que en ese momento no percibía sueldo por parte de la formación, sino del Grupo Parlamentario Unidas Podemos.

En este sentido, Marta Castro, letrada de Vox -que ejerce la acusación popular en la causa--, ha asegurado en declaraciones a la prensa que si Arévalo no cobraba del partido sino del Grupo Parlamentario en lugar de un delito de administración desleal podría ponerse sobre la mesa un presunto delito de malversación.

Preguntada por si desde Vox tienen pensado modificar la acusación, Castro ha precisado que no se encuentran en el momento procesal de definir delitos y ha dicho que "dependiendo de cómo vaya la investigación podrá modificarse o ampliarse".

Arévalo ha respondido únicamente a las preguntas del magistrado y del Ministerio Fiscal. La declaración, han añadido, ha durado unos 40 minutos. La investigada y su defensa se han negado a hacer declaraciones a la prensa a la llegada y a la salida del juzgado.

El letrado de Podemos Raúl Maíllo sí se ha pronunciado ante los medios y ha asegurado que con el interrogatorio de este miércoles se ha "deshecho el bulo que se había ido generando". Según ha dicho, Arévalo "ha negado que se encargara de nada más allá de sus funciones orgánicas", aunque ha matizado que no significa que no se encargara por momentos de tener en brazos a la menor, lo que -ha insistido- no es ni ilegal ni irregular.

La pesquisas a cargo del titular del Juzgado de Instrucción Número 46 de Madrid, José María Escribano, parten del relato presentado por la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona, quien sostiene que la ahora ministra de Igualdad habría utilizado a Arévalo como cuidadora de su hija durante un acto de campaña de 2019.

En un auto de 27 de abril, el juez acordó incoar diligencias previas contra Montero y Arévalo, aunque solo citó como investigada a la asesora por un presunto delito de administración desleal, ya que la ministra está aforada ante el Tribunal Supremo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso