Menú

Supremacismo institucional: Aragonès confirma que no irá a la reunión de presidentes autonómicos

El presidente de la Generalidad desprecia los foros autonómicos porque no quiere hacer de "palmero" y sólo se reúne con Sánchez en citas bilaterales.

0
El presidente de la Generalidad desprecia los foros autonómicos porque no quiere hacer de "palmero" y sólo se reúne con Sánchez en citas bilaterales.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al presidente de la Generalidad, Pere Aragonès. | EFE

Máximo desprecio. El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, responde a los gestos del Gobierno con una demostración de supremacismo institucional. El mandadero de Oriol Junqueras dice que no asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos convocada para este viernes 30 de julio en Salamanca. En su opinión, se trata de una reunión que sólo sirve para hacerse la foto. La portavoz de ERC, Marta Vilalta, aún va más lejos y dice que la función de los dirigentes autonómicos en esos encuentros es hacer de "palmeros".

A pesar de que el encuentro servirá para discutir sobre la financiación autonómica y el reparto de los fondos europeos, Aragonès no considera necesario asistir porque entiende que su lugar es en los encuentros bilaterales y al máximo nivel, de tú a tú con el presidente del Gobierno. Cualquier otra cosa le parece que va en menoscabo de la presidencia de la Generalidad. Sigue así la doctrina de sus antecesores, de Mas a Torra pasando por Puigdemont.

Además, ya ha dejado claro que a la Generalidad, según sus cálculos, le corresponden 30.000 de los 72.000 millones procedentes de la UE. Y estar o no estar en la conferencia de presidentes autonómicos no tiene que afectar a estas pretensiones, según Aragonès.

En el desplante al resto de presidentes autonómicos, el Govern responde como un solo hombre. ERC y JxCat están de acuerdo. De hecho, este miércoles, el consejero de Economía, Jaume Giró, independiente nombrado por JxCat, tampoco asistirá a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). La pretensión es enviar a un miembro de la segunda fila de la consejería para reforzar la idea de que la Generalidad sólo se reúne con el Gobierno y se considera al margen de la estructura autonómica.

En el Govern dan por sentado que esta actitud no les puede perjudicar entre otras razones porque el Gobierno depende de las fuerzas independentistas para asuntos como la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Agenda bilateral

Tres días después de la conferencia de presidentes autonómicos está prevista la reunión de la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalidad, una mesa "técnica" en la que se darán cita la nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, y la consejera de Presidencia, la republicana Laura Vilagrà, con un orden del día basado en traspasos de competencias (becas e ingreso mínimo vital) y transferencias económicas, supuestas inversiones pendientes en dependencia e infraestructuras. Esa reunión será el prólogo de la "mesa de diálogo" entre Gobierno y Govern que se reunirá la tercera semana de septiembre en Barcelona. La existencia de esa agenda es otra de las causas que apuntan en la Generalidad para despreciar los foros autonómicos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot