Menú

Matonismo "indepe" en la Universidad de Barcelona: llaman "fascista" y "colono" a un catedrático

Ataque verbal contra Ricardo García Manrique en el claustro universitario ante la pasividad del rector y de los 180 asistentes a la sesión.

0
Ataque verbal contra Ricardo García Manrique en el claustro universitario ante la pasividad del rector y de los 180 asistentes a la sesión.
Ricardo García Manrique. | Libertad Digital

La Universidad de Barcelona es uno de los feudos del separatismo y más desde que fue designado rector Joan Guàrdia, de reconocida filiación independentista. El enseñoramiento es de tal naturaleza y calado que llega al hostigamiento verbal y a veces físico de los alumnos y profesores que no comulgan con el nacionalismo. El último ejemplo, el ataque contra el catedrático de Filosofía del Derecho Ricardo García Manrique, que fue tachado de "fascista" y "colono" en el claustro de la Universidad de Barcelona celebrado hace una semana sin que ni siquiera llegara a tomar la palabra.

El autor de los insultos fue el doctor Carles Mancho, del departamento de Historia del Arte. Y ni el rector Guàrdia ni ninguno de los 180 asistentes al claustro mostró su rechazo ante el grueso y grosero ataque del que fue víctima García Manrique. El afectado pidió la mediación de Guàrdia, que se limitó a decir que en el claustro debía regir la máxima libertad de expresión "siempre que se respeten las reglas de la cortesía académica". Al parecer, al rector le pareció que llamar "fascista" y "colono" a un miembro del claustro entraba dentro de tales reglas.

El catedrático García Manrique atribuye los insultos a su pertenencia al colectivo "Universitarios por la Convivencia" y al hecho de que denunciaran en los tribunales el manifiesto de las universidades en favor de los golpistas y que la sentencia fuera favorable a sus tesis, relativas a la obligada neutralidad ideológica de los centros académicos.

Contra todos los no nacidos en Cataluña

García Manrique asegura que a Mancho no le conoce de nada y que se negó a rectificar cuando se lo pidió. En una carta, el catedrático vejado asegura que "llamar "fascista" al que discrepa es hoy moneda común no sólo en Cataluña y, sin duda, lo que se pretende con ello es excluirle, a él y a sus ideas, del ámbito del debate legítimo. Llamar a alguien "colono", en Cataluña, supone simple y llanamente tratar de excluirlo de la comunidad, aludiendo a sus orígenes. Si no lo es, se parece mucho a un insulto xenófobo y racista. El insultador, el doctor Carles Mancho, no se dirigía, por tanto, sólo a mí, sino a todos los que no hemos nacido en Cataluña, o no tenemos los orígenes tan puros que él acaso tiene, pero sí tenemos la desfachatez de defender en público, con educación y con argumentos, ideas que no concuerdan con las suyas".

Y continúa el catedrático: "Doctor Mancho, si su intención era incomodarme, reconozco que lo ha conseguido. Ni antes, ni en los veintitrés años que llevo en Cataluña, nadie me había tratado de ofender como lo ha hecho usted. Pero, si su intención era hacerme callar, sepa que ni usted ni otros cien como usted lo van a conseguir, porque no me queda más remedio que seguir ejerciendo mis funciones académicas y cumpliendo con mi deber de ciudadano, y tanto las unas como el otro me obligan a decir lo que pienso y a obrar en consecuencia".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot