Menú

El PP pide a Vox "altura política" en Andalucía y da por hecho que gobernará con ellos en C-LM

Los populares esperan que el verano calme las aguas con los de Santiago Abascal, con los que se muestran cercanos en Castilla-La Mancha.

0
Los populares esperan que el verano calme las aguas con los de Santiago Abascal, con los que se muestran cercanos en Castilla-La Mancha.
Pablo Casado, Ana Pastor, Cuca Gamarra y José Luis Martínez Almeida. | EFE

Tras unas semanas de enfrentamiento continuo entre el Partido Popular y Vox, en las que la crisis de Ceuta ha provocado un importante cisma entre las formaciones lideradas por Pablo Casado y Santiago Abascal, desde el PP esperan que las vacaciones de verano calmen las aguas.

Este martes, en una entrevista en Onda Cero, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha asegurado que espera que "en verano todos descansemos" y en septiembre, "cada uno entienda el papel que nos toca jugar".

Ahí ha aprovechado para mandar un mensaje a Vox al ser preguntada por la situación en Andalucía y por si cree que la falta de entendimiento con los de Abascal puede conducir a unas elecciones anticipadas. "Lo importante en Andalucía tiene que ser lucha contra la pandemia y el crecimiento económico. Se está evidenciando como las políticas del PP funcionan y Andalucía está liderando la creación de empleo. Lo que tiene que importarle a Vox es que esas políticas que están funcionando se puedan seguir llevando a cabo para que los andaluces tengan el mejor futuro posible", ha explicado.

Tras ello, ha asegurado que "todos debemos tener altura política. No solo los que están al frente de un gobierno, también los que tienen la responsabilidad dar estabilidad" a ese Ejecutivo. En este sentido, ha pedido a Vox "no jugar con los adelantos electorales desde un punto de vista táctico cuando aún estamos luchando con una quinta ola". Según Gamarra, "si Vox lo entiende, será bueno para los andaluces. Si no lo entiende, los andaluces tomarán buena nota", ha advertido.

Ceuta

Sobre lo sucedido en Ceuta, la portavoz del PP en el Congreso ha asegurado que "lo importante es mirar hacia delante y pensar en la convivencia entre todos. La convivencia se basa en aceptar a los que piensan distinto y buscar desde la discrepancia los acuerdos y no estar inmersos en declarar non gratos a nadie".

Palabras que pronunciaba al ser preguntada por si el PP apoyaría una revocación de la figura de persona non grata a Abascal en la ciudad autónoma. Gamarra dejaba la puerta abierta a ello a pesar de que la abstención de su formación fue la que lo permitió y después de que Vox ya haya anunciado que no volverá a intentar revocar la declaración porque "no tiene ningún sentido" ya que el PP tuvo la posibilidad de aprobar en la Mesa de la Asamblea que la iniciativa fuera debatida en el pleno del pasado miércoles y no lo hizo.

Más cerca en Castilla-La Mancha

Más cercano a Vox se ha mostrado en las últimas horas el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, que sí que ha admitido conversaciones con los de Abascal en la Comunidad Autónoma como parte de una estrategia de "cultivar buenas relaciones", propósito que pretende llevar a cabo con otros partidos, pues ve "fundamental" tener conversaciones "con todos" para llegar a acuerdos.

En una entrevista con Europa Press, Núñez ha citado las encuestas que colocan al PP con posibilidad de gobernar en la región con el apoyo de la formación de Santiago Abascal, y ha asegurado que ambos partidos comparten un "objetivo común, que es echar al socialismo". "Tenemos la obligación de entendernos y construir esa alternativa. El problema no es el PP ni Vox, es el socialismo, que está generando miseria, falta de oportunidades y priva de libertad".

Con todo, está convencido de que en 2023, "cuando se abran las urnas", esa opción de "centro derecha" será la que va a formar gobierno. En este contexto, él como presidente del PP trata de mantener "de manera directa los canales de comunicación abiertos", aunque no sólo con Vox, sino también "con PSOE, Cs y Unidas Podemos".

Todos esos contactos, ha dicho, se circunscriben "dentro de la normalidad para el día a día de la región", pero eso sí, ha dejado claro que no "buscando coaliciones ni repartiendo consejerías".

Así, da por hecho que presidirá el Gobierno de Castilla-La Mancha en dos años, erigiéndose como líder de la "alternativa de libertad" en la Comunidad Autónoma, una apuesta que "va a triunfar" en 2023 para "poder transformar esta tierra con alternativas claras de gestión". "Hoy las encuestas que hacen empresas serias y publican medios serios dicen que el PP sería gobierno. Lo que está deseando la gente es que haya elecciones para apartar al socialismo y apostar por la libertad. Es lo que dice el sentido común", ha apuntado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia