Menú

Defensa reconoce que no hay dinero para ningún gran plan de armamento nuevo hasta 2028

La inversión en Defensa se mantiene en torno al 1 por ciento del PIB, muy lejos del 2 por ciento comprometido con la OTAN y la UE.

0
La inversión en Defensa se mantiene en torno al 1 por ciento del PIB, muy lejos del 2 por ciento comprometido con la OTAN y la UE.
Caza F18 del Ejército del Aire | Defensa.gob

Las cuentas del Ministerio de Defensa están al límite. Las Fuerzas Armadas necesitan importantes inversiones para modernizarse y no perder algunas de las capacidades operativas que tienen en este momento. Una situación a la que se ha llegado después de década y media de continuo descenso en términos reales de la inversión militar. De hecho, España es desde hace años uno de los países de la OTAN que menos invierte en esta materia, siempre entre el último y el antepenúltimo puesto.

La situación ahora mismo es que no tiene capacidad económica para afrontar o involucrarse en ningún gran plan de armamento nuevo —los conocidos como PEA o Programas Especiales de Armamento— hasta el año 2028. Mucho tiempo para las acuciantes necesidades que existen en algunos de los Ejércitos. Sí puede invertir, también hay que decirlo, en planes menores que pueden colaborar a frenar sus problemas.

"Con respecto a los Programas Especiales de Modernización, los compromisos de gasto contraídos para los proyectos en curso, agotan en su totalidad el escenario de disponibilidades financieras previstas para el mismo hasta el ejercicio 2027 inclusive, lo que en principio, dificultará enormemente adquirir grandes capacidades que demanden pagos, antes de 2028", ha expuesto este jueves la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro.

Las palabras de la número dos del departamento de Margarita Robles han tenido lugar durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, donde ha explicado el proyecto de presupuestos para el año 2022. La cuantía total será de 10.155 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,9 por ciento respecto a 2021, pero que sigue manteniendo la inversión en Defensa en torno al 1 por ciento del PIB.

Es preciso recordar que España tiene un doble compromiso para invertir en Defensa el 2 por ciento de su PIB, es decir, casi el doble que en la actualidad. El primero viene de la Cumbre de Cardiff de la OTAN en 2014 y todos los países se comprometieron a llegar a esa cifra en 2024. El segundo en el seno de la Unión Europea, dentro del proyecto de la Europa de la Defensa. Está claro que es casi imposible que España llegue a ese 2 por ciento en las fechas comprometidas.

El Ministerio de Defensa contará en los presupuestos con una partida de 3.632 millones destinada a inversiones en 2022. De ellos, un poco más del 78 por ciento irá destinado a los compromisos de pago de los PEAS, que este año será de 2.848 millones de euros. Los gastos nuevos más destacados que entran este año serán el pago de las aportaciones al proyecto del FCAS —el futuro avión europeo de combate, que sustituirá al Eurofighter en torno a 2040— y los tres Aviones A330 MRTT.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia