Menú

Urkullu acusa a Madrid de "dumping fiscal" y Ayuso le recuerda que tienen "un régimen fiscal a la carta"

"Cuando empiezan a irles las cosas peor, nos miran con envidia y nos critican con agravio", contesta la presidenta madrileña.

"Cuando empiezan a irles las cosas peor, nos miran con envidia y nos critican con agravio", contesta la presidenta madrileña.
Isabel Díaz Ayuso este viernes. | CAM

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha acusado a la Comunidad de Madrid de aplicar estrategias de "dumping fiscal" por aprobar esta semana la rebaja de 0,5 puntos del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) en todos los tramos autonómicos, así como la supresión de todos los tributos propios: el impuesto sobre la instalación de máquinas recreativas, el de depósito de residuos y el aplicado sobre actividades económicas.

En un coloquio de Nueva Economía Fórum en Bilbao, Urkullu ha dicho no querer entrar "en ninguna guerra que no me corresponde", pero ha cuestionado que una comunidad pueda tener una política fiscal determinada como la de Madrid "y luego exigir al Gobierno de España una compensación por un menor ingreso por recaudación", y se ha preguntado si esta rebaja fiscal no tendrá que ver con el debate sobre el cambio del modelo de financiación autonómica en España.

En su opinión, la política fiscal de Isabel Díaz Ayuso obedece a un "modelo social e ideológico" porque "a menos impuestos, menor recaudación y, por tanto, menos capacidad de gasto en políticas sociales".

El cupo vasco

No obstante, no le ha quedado más remedio que recocer que el País Vasco tiene un sistema fiscal propio. Éste tiene como base los tres territorios forales (Álava, Vizcaya y Guipúzcoa). Las tres haciendas forales son las encargadas de recaudar los impuestos de los ciudadanos y se los entregan posteriormente al Ejecutivo autonómico. En el resto de España –salvo en Navarra, también foral–, es la Hacienda central la que recauda el dinero y se lo entrega a las regiones para que gestionen sus competencias.

El País Vasco gestiona con el dinero que le dan las haciendas territoriales las competencias a las que tiene que hacer frente. El cupo vasco es la cantidad de dinero que la comunidad vasca paga después al Estado para financiar los servicios nacionales que dan servicio a todos los ciudadanos, vascos incluidos. Se trata de los gastos de Congreso y Senado, Fuerzas de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, Casa Real, Servicio Exterior (embajadas y consulados), infraestructuras (puertos y aeropuertos), tribunales de justicia estatales, el Fondo de Compensación Interterritorial, etc.

Ayuso: "Tiene un sistema fiscal a la carta"

Precisamente la presidenta madrileña ha hecho mención a este cupo vasco en su respuesta a Urkullu. "No hay comentario al respecto teniendo en cuenta que es una comunidad autónoma -el País Vasco- que tiene un régimen fiscal a la carta, con toda suerte de privilegios", ha señalado Isabel Díaz Ayuso.

"Cuando empiezan a irles las cosas peor, porque con políticas autoritarias no se crece, nos miran con envidia y nos critican con agravio. Eso ya está inventado, se llama nacionalismo y allá donde se aplica empobrece a la gente".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador