Menú

Podemos se pregunta por qué la UDEF "se extralimita" en el caso Neurona

Acusa a la UDEF de "exceso de celo" y pregunta al juez por qué han estudiado las conversaciones si sólo pidió los vídeos.

Podemos se pregunta por qué la UDEF "se extralimita" en el caso Neurona
Pablo Iglesias, Irene Montero y Pablo Echenique, durante una reunión del Consejo Ciudadano de Podemos. | EFE

Podemos ha presentado un escrito al juez del caso Neurona en el que denuncia que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha demostrado un "exceso de celo" al analizar un chat "confidencial" del que el magistrado solo ordenó estudiar unos vídeos, y pregunta a qué se debe esta extralimitación.

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe este lunes, Podemos presenta alegaciones sobre el informe de la UDEF conocido la semana pasada y en el que la Policía concluye que no puede "confirmar el vínculo laboral existente, si lo hubiere" entre Neurona Comunidad y las personas que viajaron a España para trabajar en la campaña de Podemos de cara a las elecciones de 2019.

Se trata del informe en el que la UDEF analiza el contenido extraído de una conversación mantenida en Telegram, entre el 9 de abril y el 9 de agosto de 2019, entre una trabajadora de Podemos que ya testificó en el juzgado y el responsable de Neurona Carlos Portillo.

Los letrados del partido recuerdan en sus alegaciones que el magistrado Juan José Escalonilla reclamó este chat el pasado 7 de mayo tras la declaración de la persona encargada de subir a Facebook los vídeos que hacia el personal de Neurona, y Podemos pidió que sólo se analizaran estos vídeos pero no las conversaciones íntegras "de un chat de trabajo desarrollado en el curso de una campaña electoral podía contener información reservada, estratégica y confidencial del partido".

Así el juez dictó un oficio en el que, según destaca la representación de Podemos, sólo se ordenaba descargar los vídeos, y además lo aclaró en un auto.

Pero en el informe policial se han analizado todo el chat, motivo por el que Podemos pone de relieve ante el juez que "la fuerza actuante, desconocemos a través de qué cauce procesal pero sin duda no a través del delimitado (...), y para lo cual solicitaremos aclaración al respecto, ha decidido dejar sin efecto alguno lo acordado judicialmente y ha procedido a descargar y analizar no sólo los vídeos sino el total del chat y de las conversaciones".

"No es la primera vez que la fuerza actuante, bien pueda ser por un exceso de celo profesional en el ejercicio de sus funciones para el esclarecimiento de los hechos investigados, desborda los términos del encargo que habían sido fijados por el Magistrado Instructor", añade el escrito, que cita aquí dos ejemplos, como el referido a que la Policía llegó a tomar declaración a testigos "a espaldas de las partes y del juez de garantías" cuando sólo tenía que comprobar la veracidad de unos billetes de avión y unos hospedajes.

También recuerda aquí que el juez pidió investigar el destino de 30.000 euros aportados por el partido a la asociación 404 y la UDEF "llegó a intervenir las comunicaciones y a vulnerar el derecho a la intimidad de la presidenta de la asociación, incluyendo correos electrónicos y mensajes de Whatsapp".

Pone de relieve Podemos en sus alegaciones que, "salvo error, no hay precedentes judiciales de que se haya hecho una intervención y revisión policial y judicial del contenido de las conversaciones de trabajo, de naturaleza estrictamente electoral, mantenidas entre colaboradores y trabajadores de un partido político en el curso de una campaña, afectando a datos especialmente protegidos; con la singularidad además de que se hace en una causa en la que está personado como acusación otro partido político rival".

Para el partido "produce desconcierto que esta decisión se haya adoptado aparentemente al margen de los cauces procesales que iban marcando las resoluciones judiciales, resoluciones que supuestamente intentaban preservar garantías fundamentales" y que en su opinión "se han visto completamente vulneradas y difuminadas a la luz de lo actuado".

Podemos explica en su escrito que en cualquier caso el análisis de ese chat de Telegram refleja que "el flujo de trabajo entre los miembros de Neurona, a través de su coordinador (...) y en este caso con doña Karin era constante y real, propio de los trabajos de una campaña electoral" y demuestra que Neurona hizo el trabajo para el que fue contratada y se le pagó, que es el centro de la investigación.

Temas

En España

    0
    comentarios