Menú

Los golpistas del 1-O planean recusar a la sustituta de Mariscal de Gante por ser colocada 'ad hoc' por PP y PSOE

Fuentes del caso consultadas por LD aseguran que los golpistas estudian la recusación de Elena Hernáez que juzgará el 1-O en el Tribunal de Cuentas.

0
Fuentes del caso consultadas por LD aseguran que los golpistas estudian la recusación de Elena Hernáez que juzgará el 1-O en el Tribunal de Cuentas.
Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa y Marta Rovira. | ERC

Los golpistas planean pedir la recusación de la sustituta de Margarita Mariscal de Gante en el Tribunal de Cuentas, Elena Hernáez, elegida para juzgar la causa sobre el 1-O y la "acción exterior". Hernáez ha sido presidenta del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid y fue propuesta como nueva consejera de este órgano por el Partido Popular.

Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital aseguran que "los golpistas estudian la recusación de Hernáez basándose en informaciones periodísticas". Dichas informaciones sostenían que tras la polémica salida de Mariscal de Gante, la nueva cúpula del Tribunal de Cuentas, renovado por populares y socialistas, ha intentado sofocar el fuego eligiendo como juzgadora del caso del 1-O y de la "acción exterior" a otra consejera propuesta por el PP.

"Margarita Mariscal de Gante es magistrada, mientras Elena Hernáez no tiene experiencia alguna para juzgar. La causa sobre el 1-O y la ‘acción exterior’ es muy compleja de enjuiciar si es que finalmente llega a juicio", añaden.

Las mismas fuentes consultadas por LD aseguran que las defensas de los golpistas planean solicitar la recusación de Elena Hernáez argumentando que el PP y el PSOE han reconocido haber colocado ‘ad hoc’ a esta nueva consejera propuesta por los populares para enjuiciar la causa. "Ha sido un grave error por parte de populares y socialistas hacer estas afirmaciones a la prensa. Han dado un argumento a los golpistas para pedir la recusación de Hernáez", apuntan.

Recordamos que el pacto alcanzado por socialistas y populares contempla la renovación de 10 de los 12 consejeros del Tribunal de Cuentas. Concretamente, salen los 7 consejeros que propuso el PP en la anterior renovación, 2 de los 4 que propuso el PSOE y también se cubre la vacante de otro consejero socialista. Las únicas consejeras que se mantienen son dos de las propuestas en su día por los socialistas Enriqueta Chicano y Dolores Genaro, y el que fuera fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, que ahora desempeñará su labor como consejero, Miguel Ángel Torres.

La nueva consejera también propuesta por los populares, Rebeca Laliga, exsubdirectora General del Notariado y de los Registros, presidirá la Sección de Enjuiciamiento de la causa del 1-O y la "acción exterior" junto a Rosario García, magistrada de la Sala de lo Social del TSJ de Madrid propuesta por el PSOE, y Diego Iñíguez, exjefe de Gabinete de la ministra de Defensa, Margarita Robles, también a propuesta de los socialistas.

Tal y como publicó este diario, el PP decidió acelerar las negociaciones y pactar con el PSOE la renovación de los órganos constitucionales para "desactivar" el Tribunal de Cuentas, después de que Pablo Casado tuviera "conocimiento" de que dicho tribunal iba a rechazar los avales presentados por la Generalidad de Cataluña para cubrir a los golpistas del 1-O. Dicha información ha sido calificada como "falsa" por los populares.

No obstante, tal y como se le había informado al propio Casado, al día siguiente de su ofrecimiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para acelerar la renovación el Tribunal de Cuentas rechazaba el aval de la Generalidad y anunciaba el embargo a 28 dirigentes independentistas de un total de 5,4 millones de euros.

El PSOE prepara una "encerrona" a Vox

Mientras tanto, el PSOE prepara una encerrona a Vox en el Tribunal de Cuentas. El pasado 21 de noviembre, los socialistas registraron una propuesta dirigida a la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas con el objetivo de que se fiscalice por segunda vez la contabilidad del partido de los ejercicios 2018 y 2019. Todo ello, con especial atención a sus finanzas en la provincia de Valencia para determinar si la formación de Santiago Abascal pudo haber incurrido en alguna infracción administrativa.

Fuentes del Tribunal de Cuentas consultadas por LD alertaban de que con este movimiento "el PSOE quiere criminalizar a Vox", ya que este tribunal ya está fiscalizando la contabilidad anual de los partidos con representación parlamentaria y de las fundaciones que tienen vinculadas, así como sus contabilidades electorales en los citados ejercicios 2018-2019.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia