Menú

Joan Subirats, el "cerebro" de Ada Colau

El sustituto del dimitido Manuel Castells como ministro de Universidades es el artífice del giro separatista de la versión catalana de Podemos.

El sustituto del dimitido Manuel Castells como ministro de Universidades es el artífice del giro separatista de la versión catalana de Podemos.
Joan Subirats (25/02/2020) | EFE

Joan Subirats (1951) accede al cargo de ministro de Universidades después de una intensa etapa como estratega de los comuns, la versión catalana de Podemos. Hay quien pretende hacerle un favor al presentarlo como el "cerebro" de Ada Colau o como el mandarín cultural de Barcelona en los últimos años, pero que fuera el hombre en la sombra de la alcaldesa o el teniente de alcalde de Cultura no aporta elementos por los que Subirats pudiera ser conocido más allá del restringido círculo podemita catalán. Ni Colau se ha mostrado como una dirigente dotada de grandes recursos intelectuales (los que en teoría le debería haber aportado el nuevo ministro) ni Barcelona se ha distinguido en los últimos años por sus iniciativas culturales.

Catedrático de Ciencias Políticas, jubilado forzosamente de la universidad el verano pasado, decidió al mismo tiempo abandonar sus responsabilidades públicas en el Ayuntamiento de la capital catalana, lo que se interpretó como un signo más de la galopante decadencia de la ciudad bajo el mando de Colau. No estaba en el guion que pudiera suceder al ministro Castells, pero los acuerdos entre el PSOE y Podemos y los de Podemos y sus ramificaciones han puesto el broche de oro a la carrera de un tipo gris al que se acusa de tener un carácter hosco, poco dado a hacer amigos y de colmillo afilado.

La generación de los Pisarello, Asens, la referida Colau y Janet Sanz tiene en Subirats una especie de tutor y modelo a seguir, un referente de personaje en la sombra, con una mayúscula capacidad conspiratoria en la línea de los hombres de aparato de la izquierda catalana. A Subirats se le atribuye también el giro soberanista de los podemitas catalanes, la participación en el referéndum ilegal del 1-O y el apoyo a los separatistas durante la ejecución del golpe de Estado. El nuevo ministro representa al sector más separatista de la izquierda en Cataluña. Una de las fotografías utilizadas para ilustrar su nombramiento como nuevo ministro del Reino de España es en la que aparece votando en el antedicho referéndum.

Tras los indultos, el Gobierno acoge en su seno a uno de los máximos artífices de la comunión entre la izquierda catalana y el golpismo.

Temas

En España

    0
    comentarios