Menú

"Mañueco ha actuado en connivencia con Casado para quitarle el trono a Ayuso"

De buenas a primeras, Mañueco se hizo ayer un Ayuso y sorprendió a todos convocando elecciones.

De buenas a primeras, Mañueco se hizo ayer un Ayuso y sorprendió a todos convocando elecciones.
Archivo.

El Mundo

"Dos reuniones de Igea a espaldas de Mañueco precipitaron las elecciones". Igea está que trina. "Ciudadanos se desespera contra Génova: "Sentimos náuseas, cómo pueden ser tan mentirosos". "El dedo acusador de Cs más que a Mañueco, con quien Arrimadas mantenía una "buena relación" y un "buen entendimiento", señala a Casado. Deslizan que ha querido usar al presidente castellanoleonés como peón en su pugna interna con Ayuso, y que ellos son los daños colaterales de esa batalla". La obsesión de este chavalín le pasará factura, y no solo política. "Casado necesita urgentemente ganar unas elecciones frente a Ayuso, dejar claro que ella no es la única capaz de ganar elecciones, pero hay que ver qué hace Mañueco con todo el foco nacional sobre él. Será una cita con mucha clave nacional. Mañueco no es Ayuso". Ya quisieran los castellanoleoneses. Y un aviso al traidorzuelo Almeida. "En la formación naranja creen que la "opa hostil" que inició el PP contra ellos ha virado hacia una estrategia para llevarlos al límite y obligarles a romper en sitios como el Ayuntamiento de Madrid". Si Villacís se quiere suicidar.

Dice el editorial que Mañueco ha seguido el ejemplo de Ayuso. "Las semejanzas son muchas, empezando por la situación de los naranjas. Cs se encuentra en claro proceso de descomposición. Eso lo convierte en un socio inestable e internamente dividido, como se vio en Murcia. Por más que Francisco Igea acredite una trayectoria política coherente y una ejecutoria honesta, ni siquiera él mismo está en disposición de garantizar que ninguno de sus diputados cambiará de chaqueta sin su permiso ante la falta de expectativas que hoy depara la militancia en el menguante partido liberal, como ya ocurrió en marzo con una procuradora naranja ". Sálvese quién pueda.

"Mañueco, rota la confianza, no ha visto otro camino que cortar de raíz para aspirar a una mayoría amplia y monocolor, pero debe ser consciente de que su decisión implica un riesgo. Ni él es Ayuso ni Madrid es Castilla y León ni la correlación de fuerzas o la proyección de sus candidatos son equiparables". Ayuso tiene mucho tirón en Castilla y León, de hecho, votarán a Ayuso por un Mañueco interpuesto.

Para Arcadi Espada, "la convocatoria electoral son un ejemplo más de la estrategia de destrucción de Ciudadanos en la que se empeña el Partido Popular". Ciudadanos se autodestruyó cuando Rivera se empeñó en despreciar a sus votantes. "Los dirigentes de Cs han cometido graves errores: los principales fueron los de Albert Rivera, pero no los únicos. Sin embargo, la necesidad de un partido con sus ideas crece al tiempo que el suicidio asistido del PP y la incompetencia del Psoe amenazan con dejar el país a punto para el caballo blanco de Santiago o para una ministra de Trabajo solo capacitada para estar en el Erte". Sí, es una pena que Rivera se lo cargara.

"La otra mañana, donde Federico, éste defendía la táctica, tan liberal, de votar contra otro, que debe de ser una coherente aplicación de la libertad negativa. No solo estoy de acuerdo, sino que autoproclamado para la ocasión libérrimo, expongo la necesidad de votar masivamente contra esos otros, Psoe, Pp, Vox y Podemos, para que los dos partidos principales no se coaliguen con lo peor de sí mismos". PP y PSOE no se coaligarán nunca. El PSOE, sus militantes y votantes están totalmente podemizados, ya ni se les distingue. Si dijeron "con Rivera no", no puedo imaginar lo que pasaría si Sánchez pactara con Casado.

Para Rafa Latorre, "hay diferencias notables entre las rupturas de Madrid y Castilla y León. La primordial es que a unas horas del dislate murciano ya había registradas dos mociones en la Asamblea madrileña, donde se conocía hasta el nombre de los tentados. El pacto castellanoleonés no corría más peligro ahora que entonces y no resulta fácil explicar en esta tesitura incierta el cese de la consejera de Sanidad".

"Como hasta lo inexplicable tiene que tener una explicación, se imponen apenas un par de hipótesis. Un pacto con Génova para inaugurar así el ciclo electoral es la inmediata. La otra es que Mañueco quisiera blindarse en la urnas frente a la teocracia. No sé". Teo y Casado solo maltratan y acosan (políticamente) a mujeres, Mañueco puede estar tranquilo.

"¿Por qué nadie en el PP temió que Cs respondiera a la agresión cobrándose, qué sé yo, el ayuntamiento de Madrid?". ¿Porque Villacís está muy a gustito con Almeida y quiere seguir viviendo?

Jorge Bustos está muy disgustado con la muerte lenta de Cs. "Muchos de los que lloran la muerte del centrismo a manos de las dos Españas son los mismos que se ensañaron con Rivera cuando estaba bien vivo, precisamente por estarlo, y solo empezaron a defender la necesidad abstracta de Cs una vez estuvieron bien seguros de que Arrimadas no sería capaz de levantar el partido". Nadie se ensañó con Rivera, Rivera se ensañó con sus electores. Solo le pedían que nos librara de Podemos, que al menos lo intentara. No es no, no es no y no es no. Es muy torpe ir de sobrado y despreciar a tus votantes. Al final eso se paga.

"No cabe epitafio más bello del partido que dejó de hablar de catalanes para hablar de ciudadanos de Cataluña. Que reivindicó la ciudadanía por encima de la identidad. Que usó en público su lengua materna con orgullo y coraje. Que rompió la sórdida omertá nacionalista, arrostró el escrache cotidiano y tocó la gloria de una victoria electoral. Y que finalmente murió de un éxito que no supo gestionar, porque lo suyo siempre fue la resistencia. Sin Cs -bien lo saben sus odiadores- muchos padres no estarían hoy atreviéndose a exigir el cumplimiento de la ley en la escuela. Que sea por muchos años". Precisamente por eso Rivera nunca podrá pagar el daño que ha hecho a España traicionando la confianza y la ilusión que millones de ciudadanos pusieron en él por pura ambición personal.

El País

"El PP mide sus fuerzas al llamar a elecciones en Castilla y León". "Vox será en todo caso protagonista la noche del 13 de febrero, porque la primera consecuencia de la descomposición de Ciudadanos es que arroja al PP en brazos de la extrema derecha". "El nuevo ciclo electoral viene marcado por una creciente influencia de los ultras en la gobernabilidad". Pero si a los y ultras los tenemos sentados en el Consejo de Ministros y son los que sostienen a Sánchez.

Y anima a Cs a una moción de censura en el Ayuntamiento de Madrid y Andalucía. "El movimiento de Castilla y León, que deja moribundo a Cs, podría tener resaca. El partido de Arrimadas, con poco ya que perder, tiene todavía en su mano mociones en plazas tan relevantes como Andalucía o el Ayuntamiento de Madrid". Pues ya están tardando Almeida y Bonilla en convocar elecciones.

Oriol Bartomeus se cree el barómetro de Tezanos. "En los últimos seis meses el PP habría perdido hasta medio millón de votos, principalmente hacia Vox, aunque también hacia la abstención y el PSOE. Por un lado, parece evidente que la lejanía del 4M madrileño está pasando factura al votante popular, que en verano veía posible derrotar a Sánchez y poner fin a su gobierno de coalición. El paso del tiempo y la lejanía de la convocatoria electoral general han debilitado el ímpetu de los votantes del PP". A ver, Bartomeus, no sé si eres bobo o pretendes engañar a los lectores.

Ni el paso del tiempo ni leches, es el acoso a Ayuso lo que ha debilitado el ímpetu de los votantes del PP.

Pero no hay nada que hacer con este periodicucho. "Hay algo en estos datos que explica el fracaso de la estrategia de Casado de los últimos meses. Al contrario de lo que podría prever, el endurecimiento de su discurso, su oposición sin cuartel a Sánchez, la estridencia de sus discursos, que pretendían cortejar al votante de la derecha más dura, parecen haber conseguido el efecto contrario. Hoy, Vox es más fuerte y las expectativas de Casado de llegar a la Moncloa son peores que hace seis meses". El discurso de Casado no tiene nada qué ver, es su empeño en hacer daño a la presidenta madrileña lo que le ha debilitado. Todos, absolutamente todos los analistas lo dicen salvo en El País. Pepa Bueno es una calamidad, ni siquiera sabe mentir con convicción.

La movida con Calviño pasa factura a Casado en su periódico favorito. Dice Xavier Vidal Folch, entre otras lindezas, que "logró en Cataluña el peor resultado de la historia del PP, al colocar solo una diputada en las últimas elecciones: la que sería su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo, a la que engañó prometiéndole libertad de expresarse y ahora la sanciona por utilizarla".

"Evita mezclarse con Isabel Díaz, su criatura ultra que le derrota en popularidad, para no escuchar que la aplauden más. Y se afana en destruirla pues no sabe mandarla", dice el columnista radical evitando utilizar el apellido Ayuso. Son como críos.

"Y ataca con diatriba histérica a Nadia Calviño como la "peor ministra de la historia de España", justo cuando los 27 la eligen como la mejor de toda la Unión Europea para un puesto clave en el FMI. Mientras a él le ignoran al ser un don nadie, protector del racista Viktor Orbán". Vaya leñazo.

"Por todo ello, su ponderado correligionario gallego, Alberto Núñez Feijóo, le aconseja con acierto, en público, que aporte "serenidad" y "sosiego" a España. "Y no desequilibrios". Pobre Casado.

ABC

"El PP llama a las urnas en Castilla y León para cercar a Sánchez". Creíamos que era por el bien de los ciudadanos de aquella región. "Mañueco no ha actuado por libre, sino en connivencia con Pablo Casado, que envía un mensaje, contundente y a la vez arriesgado, a Pedro Sánchez". Cuidado con Sánchez, es mucho más peligroso que Casado. "Pero además, Casado da un aviso a Isabel Díaz Ayuso, con quien mantiene un pulso tóxico y destructivo por el control del PP de Madrid. Si durante los próximos meses Fernández Mañueco y Juan Manuel Moreno afianzan el poder territorial del PP, Díaz Ayuso no será quien monopolice en exclusiva el protagonismo de un partido en alza demoscópica. La apuesta de Casado es peligrosa, sin duda". No parece muy peligrosa, el PP ha gobernado siempre en Castilla y León. Pero ni esta región es comparable con Madrid ni Mañueco con Casado.

"Lo consiga o no, Génova quiere que Castilla y León contribuya a visualizar que Casado es la alternativa a Sánchez, que cohesiona al partido con otros líderes ganadores aparte de Ayuso y, sobre todo, que el deterioro del PSOE se perciba como irreversible en una catarata continua de derrotas regionales". Con Ayuso como pistoletazo de salida.

Ignacio Camacho coincide. "La apuesta busca, como en Andalucía, un resultado similar al de Ayuso que diluya o reduzca la aureola de la presidenta madrileña". Claro, la aureola de Mañueco llega hasta las Bahamas, eso es indiscutible. Qué obsesión tan enfermiza tiene Casado. Eso le pasa por estar siempre pendiente de lo que dicen los medios sanchistas.

La Razón

"La traición de Cs obliga al adelanto en Castilla y León", dice Carmen Morodo, que tiene la costumbre de tomarnos a todos por idiotas. "La parte naranja respondió ayer con sonoros aspavientos y gruesas palabras". " Mañueco se revolvió contra las maniobras de Igea, a sus espaldas, para asegurarse el voto a los Presupuestos del partido Por Ávila, a cambio de una alianza encubierta con los socialistas para apoyarles una enmienda por la que pedían 35 millones de euros para la provincia".

Dicho esto como mera excusa, la chica de Ferreras se decide a contar la verdad. "Mañueco pone en bandeja el calendario electoral que le viene bien a Casado en su carrera nacional"-

"Casado necesita de unas mayorías sólidas en estas dos comunidades autónomas para utilizarlas como trofeos con los que desestabilizar al Gobierno de Pedro Sánchez. Ya las elecciones, por sí mismas, le ponen en bandeja una estrategia de campaña y de movilización con la que aspira a esquinar el congreso de Madrid, y, a la vez, restar protagonismo a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso". Así me gusta, Carmen, que cuentes la verdad.

"Si a Mañueco y a Moreno les va bien en sus elecciones, Génova sueña con quitarle a Ayuso el trono que consiguió con la victoria que descolocó al Gobierno de coalición". Tiene narices la cosa. En lugar de soñar con quitarle Moncloa a Sánchez, Génova sueña con quitarle el trono a Ayuso. Casado no merece los votos de los ciudadanos. Está demostrando ser aún más malo que Sánchez.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso