Menú

De la "bomba vírica" madrileña a reducir las cuarentenas: la caída del caballo de Page y Revilla

Ven "desproporcionado" que se mantenga en diez días teniendo en cuenta las bajas "consecuencias hospitalarias".

De la "bomba vírica" madrileña a reducir las cuarentenas: la caída del caballo de Page y Revilla
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. | Europa Press

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pasado de calificar Madrid como una "bomba vírica" a unirse a la corriente de Isabel Díaz Ayuso para que los vacunados no tengan que guardar cuarentena tras haber estado en contacto estrecho con un contagiado con ómicron. Una decisión, respaldada días después por el Ministerio de Sanidad, que está calando cada vez en más presidentes regionales.

De hecho, el castellano-manchego ha sugerido reducir a tres días las cuarentenas obligatorias para aquellas personas contagiadas por coronavirus que no presenten síntomas y estén vacunadas con la pauta completa, aunque ha añadido que esta medida tiene que tomarse desde el consenso nacional.

En rueda de prensa, ha defendido que como mínimo hay que reducir a cinco días esa cuarentena, extremo que defenderá en la Interterritorial de Salud de este miércoles. "Es una medida sensata", ha opinado García-Page, que ve "desproporcionado" que se mantenga en diez días teniendo en cuenta las bajas "consecuencias hospitalarias" que está teniendo ómicron.

Según García-Page, "no puede haber más gente en el paro" que la que había cuando la hospitalización era menor. "Hoy vamos a defender este planteamiento, pero no vamos a tomar una decisión por nuestra parte. Lo que decidan las autonomías y España en su conjunto", ha finalizado. Castilla-La Mancha ha sido de las únicas comunidades autónomas que no han añadido restricciones adicionales de cara a las fiestas navideñas y el Fin de Año, como la Comunidad de Madrid.

Otro bandazo lo ha dado el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien ha cifrado este miércoles en 15.000 personas las que en Cantabria están en cuarentena por el coronavirus y ha añadido que "hay cantidad de empresas que se están quedando sin trabajadores".

"Yo creo que tenemos que conciliar la lucha contra la covid, pero también hacer posible que no pare la economía, porque esto es un desastre. Soy totalmente partidario que con cinco días de confinamiento es suficiente", ha subrayado Revilla a preguntas de los periodistas.

La "bomba vírica" de Page y Revilla

La transformación del presidente manchego ha sido progresiva. Pasó de potenciar Castilla-La Mancha como un destino turístico seguro, cercano y sostenible, sobre todo para catalanes y madrileños, a afirmar que en Madrid se soltó una "bomba vírica" y que el aumento de contagios de covid-19 en la región se debía a la situación derivada de Madrid por la movilidad en los positivos, asegurando que un 80% de los contagiados provenían de la comunidad madrileña.

El presidente cántabro también ha variado su animadversión hacia la Comunidad de Madrid. Tras asegurar que Madrid iba a ser una bomba, lo que le valió la burla de la presidenta Ayuso, pidió que no es estigmatizara a Cantabria ya que era "segura" a pesar de que por aquel entonces tenía un alto nivel de incidencia acumulada y que ofrecía a los visitantes "mil oportunidades" para "disfrutarla a tope" y pasar el verano sin correr el riesgo de contagiarse.

Más adeptos socialistas

Presidentes regionales, partidos políticos y socios de Gobierno de Pedro Sánchez criticaron la no gestión del presidente del Gobierno tras su infructuosa última conferencia de presidentes en la que sólo se dijo que había que volver a llevar la mascarilla en el exterior.

Uno de los más críticos fue el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, quien pidió "respeto" y "empatía" con determinados sectores sociales y económicos que "lo han pasado muy mal", "negocios que tienen nombre y apellidos", pues se habla con "mucha frivolidad" de cierres y aforos. "¿Cómo cerramos negocios aunque haya contagios si eso no está generando ingresos en los hospitales significativos?", incidió Vara, para quien la obligación de los responsables políticos es "ponderar y equilibrar".

Los gritos de "queremos una Ayuso" que se han escuchado en toda España, unido a un menor impacto de la crisis económica en la Comunidad de Madrid, comunidad que lidera la recuperación en España, y, por supuesto, el refrendo en las urnas a esa política en las elecciones adelantadas del 4 de mayo parece que han surtido efecto, y ya no es sólo el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el que pide no recurrir a los cierres de forma sistemática como única forma de luchar contra la pandemia.

Temas

En España

    0
    comentarios