Menú

El Vaticano trata de cerrar la crisis del obispado de Solsona con el traslado del titular de Menorca

El Papa elude las presiones del sector separatista de la Iglesia en Cataluña y designa a un prelado no contaminado por el "procés".

(Barcelona)
0
El Papa elude las presiones del sector separatista de la Iglesia en Cataluña y designa a un prelado no contaminado por el "procés".
Xavier Novell, entrevistado por Buenafuente | Imagen de vídeo

Francisco Conesa Ferrer será el nuevo obispo de Solsona, según ha anunciado este mediodía la Santa Sede. El nombramiento se produce en un tiempo récord, pues sólo han pasado poco más de cuatro meses desde que el Vaticano aceptó la renuncia de Xavier Novell, quien en este tiempo se ha casado con una escritora de novela erótico-satánica divorciada y con hijos y ha encontrado trabajo en una empresa dedicada a la inseminación de cerdos, "Semen Cardona". Conesa Ferrer llevaba cinco años como obispo de Menorca.

Las peripecias de Xavier Novell constituyeron un escándalo mayúsculo en la pequeña diócesis catalana, donde se conocían algunas rarezas del obispo, en su día el más joven de España, pero no hasta el punto de desembocar en una boda civil con una novia presuntamente embarazada de gemelos.

Las andanzas de Novell causaron un cierto desgaste en el crédito de la iglesia en Cataluña, donde abundan personajes estrafalarios como las monjas separatistas Teresa Forcades o sor Lucía Caram y curas como Carles Pubill, sacerdote de la iglesia de San Miguel y San Vicente, en la localidad barcelonesa de Cardona, quien recientemente se negó a oficiar en español un funeral aduciendo que carecía de misales en ese idioma.

Anticipo en Germinans


En un primer momento el Vaticano valoró juntar los obispados de Vich y Solsona, pero más tarde se inclinó por el traslado del obispo de Menorca, un nombramiento que anticipó el portal de información religiosa Germinans. El nuevo prelado de Solsona, Francisco Conesa Ferrer nació en Alcoy en 1961. La mayor parte de su carrera transcurrió en Alicante hasta que hace cinco años fue nombrado obispo de Menorca. Su nombramiento refleja otra vez que el papa Francisco ha evitado las presiones del sector separatista de la Iglesia en Cataluña, de notable peso, y se ha decantado por alguien no contaminado por el "procés" y ajeno a las luchas intestinas del clero catalán.

Que el obispado de Solsona sólo haya estado vacante cuatro meses revela también la urgencia del Vaticano por dar carpetazo a una situación verdaderamente incómoda. Tras su boda por lo civil, Novell trata de agilizar los trámites para ser secularizado, pues no renuncia a casarse por la Iglesia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia