Menú

Abascal advierte ante miles de manifestantes que Vox "no abandonará las calles hasta expulsar al Gobierno"

Vox y el sindicato Solidaridad protestan frente a los ayuntamientos de España por la subida de la luz, el gas o los combustibles.

Vox y el sindicato Solidaridad protestan frente a los ayuntamientos de España por la subida de la luz, el gas o los combustibles.

En plena crisis inflacionista en España, con los precios subiendo por encima del 7%, Vox y su sindicato, Solidaridad, han congregado a miles de personas, 100.000 según el partido, frente a los ayuntamientos de toda España para protestar contra el Gobierno de Pedro Sánchez por su inacción ante la fuerte subida de la luz, el gas o los combustibles. Un incremento que ya se registraba antes del conflicto en Ucrania pero que el Ejecutivo justifica ahora por la invasión rusa de Vladimir Putin.

El encarecimiento de los precios ha llevado a los transportistas a declarar una huelga que cumple ya casi una semana y que pone en peligro el suministro de varios productos, especialmente los alimentos perecederos, además de prender la mecha para que sectores como el agrícola hayan convocado protestas este fin de semana por las pérdidas económicas que están sufriendo.

En este contexto, Santiago Abascal ha acudido a la concentración convocada por su partido en la plaza Cibeles de Madrid, frente al Ayuntamiento de la capital, donde ha respondido a los intentos del Gobierno de estigmatizar las protestas de estos días advirtiendo de que Vox "no abandonará las calles hasta expulsarles".

"No somos ultras"

"No somos ultras, si lo somos es del pan de nuestros hijos, de los derechos y libertades que nos están robando", ha dicho después de que varios ministros del PSOE y Unidas Podemos acusaran a los transportistas, agricultores o ganadores de estar siendo azuzados por la "extrema derecha" y hacer el juego a Putin.

El líder de Vox ha vaticinado que "el futuro del Gobierno se ha acabado, el futuro pertenece a los patriotas", después de asegurar que la protesta no tienen por finalidad "lloriquear como plañideras" por la subida de precios sino "señalar a los culpables" y "levantarse" contra ellos, en un discurso muy crítico contra el Ejecutivo.

Unas 5.000 personas se han dado cita en Madrid con pancartas en las que se podían leer todo tipo de proclamas contra el Gobierno y los sindicatos CCOO y UGT, objetivos principales de los gritos que se han proferido: "¿Dónde están?, no se ven, los piquetes de UGT", además de consignas contra el Ejecutivo como "Sánchez, basura, baja la factura", "Sánchez rata, queremos luz barata" o "Sánchez traidor, gobierno dimisión". La Policía Nacional ha tenido que desalojar a seis radicales de izquierdas que pretendían reventar la protesta.

Los obreros contra UGT y CCOO

En línea con el giro dado por Vox en el segundo congreso de Vistalegre para apelar al voto obrero y movilizar al electorado de izquierdas desencantado con el PSOE y Unidas Podemos, también se han escuchado consignas como "obrero y español, Gobierno dimisión", "trabajador, defiende tu nación" o "la energía es soberanía".

El líder de Solidaridad, Rodrigo Alonso, ha centrado sus reproches en los sindicatos de CCOO y UGT, a los que ha calificado de "corruptos" y "mafiosos". "Hay que echarlos", ha dicho, el lema elegido para la concentración. "Los sindicatos son los enemigos de los trabajadores en España y no pararemos hasta verlos en la cárcel", ha advertido.

Alonso ha recordado los elogios y aplausos que se produjeron a favor de los transportistas durante la pandemia, por seguir trabajando para que los españoles pudieran tener suministros a pesar del Covid, para ser ahora criminalizados por el Ejecutivo que les define como una "minoría ultra y radical" que se sitúa en la órbita de Vox o la "ultraderecha". "España no se resigna a morir, España prevalecerá", ha advertido.

Temas

En España

    0
    comentarios