Menú

Los test covid de Luceño y Medina costaron 16 euros la unidad y el Gobierno llegó a pagar hasta 26 euros

Un email que publica LD demuestra que el consistorio de la capital se conformó tras cambiar los reactivos de los test que habían perdido sensibilidad.

Un email que publica LD demuestra que el consistorio de la capital se conformó tras cambiar los reactivos de los test que habían perdido sensibilidad.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) conversa con el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d) a su llegada al Congreso de los Diputados este miércoles donde se votará la moción de censura presentada por Vox contra el gobierno de coalición. | EFE

Los test para detectar el covid-19 suministrados al Ayuntamiento de Madrid por Alberto Luceño y Luis Medina investigados por supuesta estafa costaron 16 euros la unidad, mientras el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a pagar hasta 26 euros la unidad en algunos lotes adquiridos al comienzo de la pandemia cuando Salvador Illa era el ministro de Sanidad.

Luceño y Medina están siendo investigados por el titular del Juzgado de Instrucción nº 47 de Madrid, Adolfo Carretero, por presuntos delitos de estafa, falsedad y blanqueo de capitales por la venta del material a comienzos de la pandemia, a cambio de unas comisiones pactadas con el proveedor malasio de 4,6 millones de euros para Luceño y 900.000 euros para Medina.

No obstante, el Ministerio de Sanidad de Illa suscribió el 18 de marzo de 2020 un contrato para comprar test rápidos para el coronavirus a 26 euros la unidad con la empresa Interpharma. En total, el Ejecutivo de Pedro Sánchez pagó 17,1 millones de euros por un total de 659.000 test. Doce días más tarde, el órgano ministerial dedicado a comprar durante la pandemia, Ingesa, suscribió un contrato con Palex Medical para que les suministrase test por 19 euros la unidad, en total, 8,9 millones de euros por 375.000 unidades.

Por su parte, Luceño y Medina suministraron 250.000 test al Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida a 16 euros la unidad y el consistorio pagó en total a la empresa malaya Leno algo más de 4 millones de euros.

Tras cerrarse la operación, la mutación de la covid-19 provocó que los test entregados inicialmente por Leno a través de Luceño y Medina al Ayuntamiento perdieran efectividad. La empresa de Malasia acordó entonces enviar una nueva remesa de reactivos para poder realizar los test de forma óptima y así sustituir los que no alcanzaban la sensibilidad suficiente.

Un email, al que ha tenido acceso Libertad Digital, remitido el 3 de septiembre de 2020 por la coordinadora de Presupuestos y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, a Alberto Luceño demuestra que el consistorio de la capital se quedó satisfecho tras cambiar los reactivos que habían perdido sensibilidad con la mutación del virus.

"Ya han evaluado los test que llegaron y están correctos. Así que podemos proceder a cambiar el lote con sensibilidad baja. Gracias por adelantado. Cuéntame en cuanto tengas novedades por favor", escribía Elena Collado a Alberto Luceño. Dicho email se envió con copia a Patricia Montero, responsable del Servicio de Farmacia en Ayuntamiento de Madrid y a Antonio Prieto gerente de Madrid salud en el conssitorio.

Precisamente, Elena Collado había sido citada este lunes como testigo por el titular del Juzgado de Instrucción nº 47 de Madrid, Adolfo Carretero. Sin embargo, el magistrado decidía suspender su citación y preguntar a las partes si debe citarla como investigada, tras la petición realizada por el PSOE, personado como acusación popular en la causa. Según los socialistas, Collado podría haber incurrido en los delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y complicidad en estafa al ser la interlocutora en el Ayuntamiento con los empresarios Luceño y Medina.

El magistrado también ha decidido no llamar a declarar al gerente de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid, Fernando Sánchez González, que firmó el contrato del material sanitario. Si comparecerán el lunes como testigos los directores de dos oficinas bancarias en las que, según Unidas Podemos, se realizaron las disposiciones patrimoniales tras el cobro de las comisiones.

La Policía acredita que las mascarillas eran FFP2

Tal y como publicó LD, un informe técnico de la Policía Municipal de Madrid encargado por la Fiscalía Anticorrupción ha acreditado que las mascarillas entregadas por Alberto Luceño y Luis Medina al Ayuntamiento de Madrid reunían los requisitos de calidad de las FFP2: "Teniendo en cuenta la documentación aportada y entregada por el distribuidor/suministrador, como mascarillas de grafeno, así como la homologación jurídica realizada por la administración de fecha 23 de abril del 2020, dicho producto reúne los requisitos jurídicos para ser considerada como FFP2 a los efectos de equipo de protección individual".

La operación efectuada a través de la empresa malaya Leno incluía el suministro al consistorio de la capital de un total de un millón de mascarillas KN95 de grafeno, dos millones y medio de guantes de nitrilo y 250.000 test rápidos.

Temas

En España

    0
    comentarios