Menú

La segunda gran crisis de Robles en Defensa se salda de nuevo con la salida de un alto funcionario

En ninguno de los casos se han visto afectado un político profesional. El primero en salir fue el ex JEMAD Villarroya. Robles remodela el ministerio.

En ninguno de los casos se han visto afectado un político profesional. El primero en salir fue el ex JEMAD Villarroya. Robles remodela el ministerio.
Miguel Ángel Villarroya, Esperanza Casteleiro y Paz Esteban | EFE / Europa Press

La crisis del espionaje a través del software malicioso Pegasus ha concluido su primera parte con el cese más fácil y previsible, el de la directora del CNI, Paz Esteban. Ella ha sido la cabeza de turco del Gobierno de Pedro Sánchez para tratar de contentar a los independentistas, pese a que este martes Margarita Robles, ministra de Defensa, en una comparecencia un tanto extraña, ha preferido llamarlo "sustitución" en vez de "destitución".

La salida de la máxima responsable de los servicios de inteligencia, unido al hecho de que la elegida para sustituirla haya sido la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, ha obligado a la ministra a acometer una nueva remodelación de la cúpula ministerial. Unas altas esferas que, en lo que a la parte civil de la misma se refiere, continuará copada exclusivamente por mujeres, como venía siendo desde hace casi dos años.

Con el regreso de Casteleiro al CNI, donde prestó 35 años de servicios hasta que Robles la llamó al ministerio para ser su jefa de Gabinete en junio de 2018, y donde mantendrá su rango actual, será Amparo Valcarce, hasta ahora subsecretaria de Defensa, la que suba un peldaño en el escalafón ministerial para ser la nueva secretaria de Estado de Defensa y número dos oficial de Margarita Robles.

De este modo, los tres puestos con rango de secretario de Estado quedarán conformados de esta manera. La secretaria de Estado de Defensa será Amparo Valcarce. La directora del CNI será Esperanza Casteleiro. Y como máximo exponente de la parte militar se mantiene el almirante general Teodoro López Calderón, como jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). Un hecho que quedará consumado con la toma de posesión esta semana de las dos civiles.

La nueva subsecretaria de Defensa, en sustitución de Valcarce, será Adoración Mateos Tejada. Otra subida en el escalafón respecto al puesto que venía ocupando hasta ahora, que era el de directora general de Personal del Ministerio de Defensa.

Ésta es la segunda remodelación forzosa a la que se ve obligada Margarita Robles desde que tomó posesión de la cartera de Defensa coincidiendo con la llegada de Pedro Sánchez al Palacio de La Moncloa. Se da la coincidencia que en las dos han salido del organigrama dos altos funcionarios con peso orgánico y no dos políticos profesionales. La otra dimisión forzosa fue la del ex JEMAD Miguel Ángel Villarroya, a causa de la vacunación interna en el seno de las Fuerzas Armadas.

El que fuera responsable orgánico de las FAS y cara visible de la actuación militar durante la pandemia tuvo que dejar su cargo después de que se conociese que se había vacunado siguiendo lo que inicialmente era el protocolo elaborado por Defensa. Interior cesó al oficial de la Guardia Civil que estaba de enlace en el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) dejando a Robles contra las cuerdas y obligándola a prescindir del que era uno de sus hombres de confianza.

Lo más llamativo es que el Ministerio de Defensa fue incapaz de explicar de forma detallada cómo era el protocolo elaborado para la vacunación en el interior de las FAS, dando explicaciones que eran contradictorias entre sí tanto en las comparecencias de altos cargos en el Congreso de los Diputados como en las propias instalaciones del ministerio.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso