Menú

Investigan a cuatro cargos de la Generalidad por discriminar a policías y guardias civiles en la vacunación de covid

Un juzgado de Barcelona admite la querella de Jucil y Jupol tras los pronunciamientos incriminatorios del TSJC y de Tribunal Supremo.

Un juzgado de Barcelona admite la querella de Jucil y Jupol tras los pronunciamientos incriminatorios del TSJC y de Tribunal Supremo.
Un agente de la Guardia Civil recibe su vacuna contra la covid-19 en Alicante. | EFE

El retraso en la vacunación de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional destinados en Cataluña vuelve a los tribunales. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el Tribunal Supremo estimaron que se había producido una discriminación de estos agentes, que fueron relegados en la campaña de vacunación del covid. El personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña fue vacunado un mes después que los agentes de los Mossos d'Esquadra y las policías locales.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), policías nacionales y guardias civiles sufrieron un "trato injustificado y discriminatorio". La resolución del TSJC exponía que la Generalidad comenzó a vacunar a mossos y policías locales el 10 de febrero y que retrasó hasta mediados de marzo el comienzo de la vacunación de guardias civiles y policías nacionales, pero a un ritmo más lento a pesar de que se trataba de funcionarios con estrecho contacto con la ciudadanía e igual de expuestos que mossos y guardias urbanos.

La Generalidad recurrió al Tribunal Supremo, que dictaminó que la administración autonómica "no dispuso de la misma voluntad y empeño en la protección sanitaria de los cuerpos nacionales".

Nueva denuncia

Con esos avales, la organización Justicia para la Guardia Civil, Jucil, y el sindicato Justicia Policial, Jupol, presentaron una querella en un juzgado de Barcelona contra la actual secretaria de Salud Pública de la Generalidad, Carmen Cabezas, entonces subdirectora general de Promoción de la Salud; Sara Manjón, directora de Organizaciones y Profesionales del CatSalut, Xavier Rodríguez, director de Servicios de la consejería y Adrià Comella, director de CatSalut, el servicio sanitario público de la Generalidad.

En marzo del año pasado, Jucil y Jupol denunciaron que no se estaba vacunando a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña. La denuncia iba dirigida contra la consejera de Sanidad de la Generalidad, en ese momento Alba Vergés, de ERC. Nada más recibir la querella, el TSJC dio orden a la administración autonómica para que procediera a vacunar a los agentes, lo que provocó una reacción desaforada por parte del separatismo. Puigdemont llegó a decir que se vacunaba antes a quienes habían pegado a la población el 1 de octubre de 2017 que a personas "indefensas y pacíficas".

En la primera fase de la campaña de vacunación para los cuerpos policiales, entre el 10 de febrero y el 27 de abril, sólo fueron vacunados 714 agentes del Estado. Tras la orden del TSJC y en sólo nueve días, fueron vacunados 4.806 policías y guardias civiles.

Temas

En España

    0
    comentarios