Menú

La madre de Marta Calvo se rompe a su llegada al juicio del asesino: "No cabe en esta sociedad, lo volvería a hacer"

Marisol Burón confía en que condenen a Jorge Ignacio Palma, acusado de la muerte de su hija y la de otras dos mujeres, a prisión permanente revisable.

Marisol Burón confía en que condenen a Jorge Ignacio Palma, acusado de la muerte de su hija y la de otras dos mujeres, a prisión permanente revisable.
Marisol Burón, madre de Marta Calvo, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Valencia. | EFE

Se avecinan días duros para la familia de Marta Calvo, la joven de 25 años que desapareció el 7 de noviembre de 2019. No hay más que ver la cara de su madre, Marisol Burón, a su llegada a la Audiencia Provincial de Valencia donde -desde este lunes- se celebra el juicio contra su presunto asesino: Jorge Ignacio Palma, un varón colombiano de 38 años de edad a quien se acusa además de la muerte de otras dos mujeres y el intento de homicidio de otras ocho.

"Ha llegado el día", ha señalado la progenitora coincidiendo con la primera sesión del juicio, en la que se ha constituido el jurado popular que deberá determinar si los delitos que se imputan al acusado quedan probados. A ellos se ha dirigido para rogarles empatía. "Le pido al jurado que se ponga en mis zapatos, como madre, que me han quitado a mi hija muy injustamente", ha aseverado.

Burón confía en que el acusado, hacia el que asegura no sentir "nada", sea condenado a prisión permanente revisable, alegando que considera que "no se puede reinsertar". En su opinión, Jorge Ignacio "no cabe en esta sociedad" porque "lo volvería a hacer", como lo había hecho otras tantas veces antes de quitarle la vida a su hija. Once ocasiones recoge el juez instructor en el auto de procesamiento del 22 de enero de 2022.

Por otra parte, Burón ha expresado su esperanza de que "se haga justicia" y Palma proporcione algún dato sobre el paradero del cuerpo de su hija. Cabe recordar que 29 días después de que se perdiera la pista a la joven, el 4 de diciembre de 2019, el acusado se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent para confesar que había descuartizado a la chica y tirado sus restos a distintos contenedores.

Este presunto depredador sexual habría asegurado -sin embargo- que la muerte de Marta fue un accidente. Los investigadores consideran que Palma mintió y a lo largo de sus indagaciones han dudado incluso de que se deshiciera del cadáver de la manera descrita, tras buscar concienzudamente en el vertedero de Dos Aguas.

Ese es ahora uno los puntos más duros para la familia que -según han informado fuentes cercanas a LD- ha pasado momentos "realmente complicados". Hubo etapas en las que "no querían estar en la palestra", pero no les ha quedado otra. "He aguantado dos años y medio y voy a aguantar hasta el final", ha señalado la madre a los periodistas que esperaban en la puerta.

Burón sabe que el juicio tampoco será fácil de sobrellevar para el acusado, que tendrá que escuchar el testimonio de un centenar de personas, entre ellas el de su madre y el de ocho de las víctimas que le acusan de haberles administrado cocaína vía vaginal y anal sin su consentimiento, y de -posteriormente- haberlas abandonado en el lugar, lo que podría haberles causado la muerte.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro