Menú

Al menos 18 inmigrantes muertos y violencia extrema en el último asalto al vallado de Melilla

Una cincuentena de guardias civiles han resultado heridos, así como 140 agentes marroquíes. El intento de entrada ha durado seis horas.

Una cincuentena de guardias civiles han resultado heridos, así como 140 agentes marroquíes. El intento de entrada ha durado seis horas.

El vallado fronterizo de Melilla ha vuelto a ser protagonista este viernes de un nuevo intento de intrusión en territorio nacional. Un asalto que, desde que ha dado comienzo en suelo marroquí durante la madrugada, ha tardado casi seis horas en ser totalmente controlado por las Fuerzas de Seguridad a ambos lados de la frontera hispano-marroquí. En total, ha habido al menos 18 inmigrantes muertos en suelo marroquí (en un primer informe se registraron cinco), una cincuentena de agentes de la Guardia Civil heridos y 140 policías marroquíes también heridos, cinco de ellos en estado grave.

"Trece inmigrantes irregulares que resultaron heridos durante el asalto a la ciudad de Melilla murieron por la noche a consecuencia de sus graves heridas", han detallado las autoridades de la provincia de Nador, el norte de Marruecos, en un comunicado.

Los hechos han comenzado sobre las 6.30 horas en suelo marroquí. Un grupo de cerca de un millar de subsaharianos se han dirigido hacia el área fronteriza para tratar de superarla. Es en ese momento cuando ha habido enfrentamientos con los agentes marroquíes, que han conseguido evitar que algo más de la mitad del grupo no pudiera acercarse a España. Los inmigrantes portaban palos y piedras para enfrentarse a las fuerzas de seguridad locales.

Superada la resistencia de los agentes marroquíes, casi medio millar han podido acercarse hasta la zona del vallado junto al barrio Chino de Melilla. Los inmigrantes subsaharianos se han dirigido hacia una de las puertas que tiene el vallado para intentar reventarla con un mazo, al tiempo que han intentado romper el vallado con una radial de pequeñas dimensiones, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil presentes en la zona.

Mientras se intentaba forzar el vallado, también han procedido a saltarlo por encima, algo habitual en este tipo de intrusiones. Para intentar mantener alejados a los agentes del Instituto Armado que trataban de evitar la entrada en territorio nacional, los inmigrantes subsaharianos han utilizado piedras -que llevaban cargadas desde Marruecos en mochilas- y palos, algo que se está empezando a convertir en costumbre.

Las mismas fuentes del Instituto Armado presentes en la zona han destacado que "el salto de esta mañana ha sido muy violento y perfectamente coordinado" y han explicado han contado con el apoyo de solo un par de patrullas de la Policía Nacional y de varias unidades de la Policía Local para controlar el tráfico en el perímetro cercano a donde estaban ocurriendo los hechos. También han especificado que no han contado en ningún momento con el apoyo del Ejército de Tierra.

La participación de las Fuerzas Armadas no es habitual. En las últimas décadas solo apoyaron en el asalto-chantaje organizado por Marruecos en Ceuta del año pasado. Sin embargo, la presencia este viernes en las cercanías de la zona del asalto al vallado de varios vehículos militares ha levantado suspicacias. El Ministerio de Defensa ha explicado a este periódico que ha sido fruto de la casualidad y que no han participado en el operativo, coincidiendo con lo explicado desde la Benemérita.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador