Menú

Sánchez felicita a Marruecos tras el asalto de Melilla mientras Rabat permite 2.884 inmigrantes más por Canarias

En lo que llevamos de año han entrado 1.402 inmigrantes ilegales por Ceuta y Melilla, un 80% más que el año pasado.

En lo que llevamos de año han entrado 1.402 inmigrantes ilegales por Ceuta y Melilla, un 80% más que el año pasado.
Al menos 18 inmigrantes muertos: así fue el violento asalto al vallado de Melilla

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha tardado en felicitarse por la colaboración de Marruecos tras el nuevo salto a la valla de Melilla de inmigrantes ilegales. Sánchez ha admitido que el asalto ha sido "violento y organizado" pero ha logrado la labor de Marruecos en el supuesto control de los inmigrantes. Los datos, que él conoce, sin embargo señalan que la colaboración es más bien inexistente.

Las últimas estadísticas reflejan que desde el comienzo de año y hasta el 15 de junio el número de inmigrantes llegados por patera a Canarias se ha incrementado en 2.884 e, incluso, por Ceuta y Melilla, se ha disparado en otros 623. Y la inmensa mayoría de ellos cuentan con la permisividad de Marruecos.

Sánchez ha pretendido vender la actuación este pasado viernes de los agentes marroquíes como una muestra de que su entrega del Sáhara a Marruecos ha servido para algo. Pero, ni es cierto, que estén reduciendo la llegada de inmigrantes ilegales a España, ni es cierto que haya una coordinación.

Un total de 133 inmigrantes han saltado la valla de Melilla este pasado viernes por la zona del paso fronterizo del Barrio Chino. El resultado han sido 106 personas heridas, concretamente 49 agentes de la Guardia Civil (que han sufrido lesiones de carácter leve según la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma) y 57 inmigrantes. Los agentes marroquíes también han recibido numerosas heridas e incluso dieciocho inmigrantes han fallecido, cinco durante el asalto y trece durante esta noche "a consecuencia de sus graves heridas", según Marruecos.

El asalto, desde que ha dado comienzo en suelo marroquí durante la madrugada, ha tardado casi seis horas en ser totalmente controlado por las Fuerzas de Seguridad a ambos lados de la frontera hispano-marroquí. Los hechos comenzaron a las 6.30 horas en suelo marroquí cuando un grupo compuesto por cerca de un millar de subsaharianos se dirigió al área fronteriza para tratar de superarla. Fue en ese momento cuando se desataron los principales enfrentamientos con los agentes marroquíes, que es verdad que lograron evitar que algo más de la mitad del grupo no pudiera acercarse a España. Los inmigrantes portaban palos y piedras para enfrentarse a las fuerzas de seguridad locales.

Pero también es verdad que, superada la resistencia existente de los agentes marroquíes, casi medio millar pudieron acercarse hasta la zona del vallado junto al barrio Chino de Melilla. Los inmigrantes subsaharianos se dirigieron en ese momento hacia una de las puertas que tiene el vallado para intentar reventarla con un mazo, al tiempo que intentaron romper el vallado con una radial de pequeñas dimensiones.

Pero, sobre todo, y al margen de las interpretaciones sobre el grado de intento de control llevado a cabo por Rabat, lo cierto es que desde que comenzó el año el número de inmigrantes ilegales que han entrado en España por Ceuta y Melilla se eleva a 1.402, lo que supone 623 más que en el periodo de 2021, con un aumento de nada menos que un 80%.

La situación en Canarias es aún más grave. En el mismo periodo de tiempo la llegada por patera, con la permisividad obvia de Marruecos, ha crecido un 50,6%. Si desde el 1 de enero y hasta el 15 de junio de este año han llegado 8.582 inmigrantes ilegales, en el mismo periodo de 2021 llegaron 5.698, y esa cifra fue ya una de las mayores registradas. En resumen, en esta primera mitad de año, han llegado 2.884 inmigrantes ilegales más por Canarias. Y todo ello, mientras Sánchez se felicita.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador