Menú

Podemos vuelve a la carga contra la educación especial

Dicen querer acabar con lo que llaman "estigmatización" de los niños "que sufren alguna discapacidad".

Dicen querer acabar con lo que llaman "estigmatización" de los niños "que sufren alguna discapacidad".
Eduardo García, Alicia Gramaje y sus hijas Macarena y María. | C.Jordá

Podemos quiere despedirse decretando el jaque a la educación concertada. Y a la especial. Dos documentos registrados en el Congreso confirman su deseo de prohibir las aportaciones voluntarias de los padres a los colegios concertados. Y de acabar con lo que llaman "estigmatización" de los niños "que sufren alguna discapacidad" con el fin de "fomentar la inclusión en los centros educativos" en los casos de "necesidades educativas especiales".

Podemos no se ha atrevido a pedir expresamente la erradicación de la educación especial. Pero vuelve a abonar el terreno. Según este partido, debe lucharse contra la "estigmatización" de los niños cuando los menores se encuentran en situación de discapacidad o necesidades especiales educativas. El término "estigmatización" ya fue utilizado en el pasado por los comunistas para describir lo que ellos califican de separación injustificada de estos menores. Lo cierto es que sus necesidades exigen en determinados casos una educación especial, no por estigmatización, sino, todo lo contrario, por poder atender sus necesidades especiales.

Los párrafos de su último documento presentado en este sentido en el Congreso son crípticos, pero se dirigen de nuevo en la dirección de buscar lo que denominan una "inclusión en los centros educativos". Y eso supondría optar por esa "inclusión" frente a lo que ellos denominan despectivamente como "estigmatización".

El texto del documento se centra en países pobres para sacar conclusiones generales. Así señala que "casi el 80% de las personas con audición discapacitante vive en países con ingresos bajos y medianos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)". Y subraya que "el derecho a la educación está recogido en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que empieza su punto primero estableciendo que 'toda persona tiene derecho a la educación'. Ello implica que no debe existir ningún tipo de discriminación, y que el acceso a la educación debe ser en condiciones de igualdad".

Los términos habituales de Podemos continúan apareciendo: "De esta forma, la inclusión de todos y todas debe ser el punto de partida para la garantía de la educación universal". "La estigmatización, los estereotipos y la discriminación hacen que a millones más se les margine dentro de las aulas", explica el documento. "Estos son datos generales, pero Unicef apunta que muchos países reconocen la vulnerabilidad de grupos específicos en estatutos, legislación relativa a la inclusión social, legislación sobre educación o documentos relacionados directamente con la educación inclusiva [...] Sin embargo, en pocos países el reconocimiento de la vulnerabilidad de grupos específicos ha dado lugar al cometido de acopiar datos sobre su inclusión en la educación", añade el texto.

En cuanto a cifras específicas sobre la discapacidad y la educación, los datos de ese informe son los siguientes: "Los niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad representaban el 12% de la población escolarizada y el 15% de la población no escolarizada. En general, cuanto menor es la tasa de niños no escolarizados, más probable es que los niños con discapacidad se encuentren entre ellos, lo que hace pensar que los niños con discapacidad son a los que cuesta más llegar". Y afirma Podemos que "si todo ello se conjuga con otras discriminaciones, la conclusión es clara: "Según sea la interacción entre la discapacidad y la raza, la clase, el género, la orientación sexual y la expresión de la identidad de género, la vida es más que la suma de cada vulnerabilidad".

Podemos afirma en ese mismo documento que "el compromiso con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que España adoptó junto a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015 refuerza la idea de que, en la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas debe haber un esfuerzo colectivo e internacional". En concreto, "el Objetivo 4 hace un llamamiento a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, no solo dentro de las fronteras, sino fuera".
Y por ello, los comunistas piden "promover, en el marco de las relaciones internacionales, campañas de sensibilización y erradicación de la estigmatización de los niños y niñas que sufren alguna discapacidad y para el fomento de la inclusión en los centros educativos en aquellos países donde se detecte la vulneración del derecho a la educación por causas de discapacidad o necesidades educativas especiales".

Hay que recordar que este Gobierno ya protagonizó un intento de reducir los fondos de la educación especial. Y, evidentemente, sin fondos, esas escuelas producirían una discriminación que llevaría a sus alumnos a estar mejor en un modelo de "inclusión", como lo denominan en Podemos.

Lo cierto es que Podemos ve acabarse la legislatura. Y tiene prisa por aprobar algunas de sus medidas más radicales: entre ellas, el jaque definitivo a la educación concertada, como ya ha publicado Libertad Digital.

Quiere forzar un vaciado de fondos de estos colegios y pretende hacerlo prohibiendo igualmente las aportaciones de los padres a las cuentas de los centros educativos. Podemos lo denomina "cuotas". Se refiere a las aportaciones voluntarias de los padres a los colegios concertados. Y los morados quieren que ese oxígeno financiero no llegue a los centros educativos para asfixiarlos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador