Menú

Sánchez "no se irá por las buenas", "es un golpista vocacional" y "quiere morir matando"

La cumbre de la OTAN ya está aquí. Este fin de semana cuatro gatos asentados en Moncloa salieron a insultarlos y echarlos de Madrid.

La cumbre de la OTAN ya está aquí. Este fin de semana cuatro gatos asentados en Moncloa salieron a insultarlos y echarlos de Madrid.
Sánchez, tras el consejo de ministros de este sábado. | EFE

El Mundo

"EEUU enfría la prioridad del flanco sur que reclama España". Que a la OTAN le interesa más el tema China y Ucrania. Y encima, con medio Gobierno insultando a los invitados. "Fuera los señores de la guerra de Madrid", "fuera nazis", es lo que les gritaba Enrique Santiago, un miembro del Gobierno a los representantes de la OTAN este fin de semana en Madrid. Anda, que vaya cuadro. "Estamos ante tomas de postura con las que la izquierda radical trata de marcar perfil, aun a costa de que nuestro país transmita una imagen poco seria en el exterior. De hecho, Santiago comparecerá hoy en la Comisión sobre desarrollo sostenible del Congreso, donde se espera que siga arremetiendo contra la OTAN y criticando el envío de armas a Ucrania en desafío de las directrices de Moncloa que reclama que de ello solo hablen el presidente y el ministro de Exteriores". Y luego se preguntan por qué pierden elecciones.

"¿Cambio de ciclo? La izquierda valenciana, en la cuerda floja por primera vez desde 2015". "La dimisión de Oltra ha acelerado el desgaste de un Gobierno que fue ejemplo del nuevo ciclo político que se abrió en España hace siete años, y que ahora muestra síntomas de agotamiento". Y es que Oltra ha hecho mucho daño. Dice Santiago González que "el futuro judicial de la líder de Compromís se presenta complicado, y no porque hayan «ganado los malos» como dice ella. Los malos eran ellos: su ex marido y ella y los dirigentes de Compromís, Joan Baldoví y Joan Ribó, que perdieron el sentido del ridículo al bailotear el sábado anterior en solidaridad con la imputada Oltra. Y no es solo Compromís; a Ximo Puig le espera en este año que le queda hasta las elecciones un futuro complicado por las cuantiosas subvenciones recibidas por su hermano Francis de la propia Generalidad y del Ayuntamiento de Morella, localidad natal de los hermanos Puig y de la que fue alcalde Ximo entre 1995 y 2012".

Federico Jiménez Losantos dice que Sánchez ha pisado el acelerador hacia "el Golpe. En sólo una semana ha asaltado la máquina de contar votos, Indra, con Prisa como brazo armado. Ha echado a la directora del Instituto Nacional de Estadística y blindado a su hagiógrafo Tezanos. Ha decidido asaltar el Constitucional, para que, cuanto antes, Pumpido legalice los plebiscitos separatistas que piden sus socios. También les ha puesto la proa al Banco de España y a la AIReF, por rechazar el trágala de unos Presupuestos muertos antes de enviarlos a Europa. Y planea la ilegalización de Vox, como partido «favorable a la violencia», apoyándose en el partido de la ETA, los golpistas catalanes y los sicarios de Maduro, Cuba y las FARC, sus socios de Gobierno". Un golpe al Estado en toda regla.

En la cuestión económica planea "un impuestazo a las eléctricas, como si no pagaran ninguno, porque los podemitas las odian tanto como a Amancio Ortega". "Dice Raúl del Pozo que no se irá por las buenas. Seguro. Antonio es un golpista vocacional". Es un animal herido muy peligroso.


Julio Valdeón dice que "el presidente venderá su piel idolatrada a precio de gasóleo. Su tiempo se agota, pero no cederá un milímetro ni dejará de devorarse a sí mismo y a quienes lo rodean". "Parece mentira que los optimistas todavía crean en una salida honrosa, que evite un combate fratricida en el momento más delicado para España. Sánchez quiere morir matando". Pero morirá.

El País

"La OTAN protegerá por primera vez Ceuta y Melilla". "El Concepto Estratégico de Madrid, la hoja de ruta de la OTAN para la próxima década, incluirá por vez primera la defensa de "la soberanía e integridad territorial" de los países aliados como misión fundamental de la organización, según fuentes que han tenido acceso a los últimos borradores del documento que se aprobará en la cumbre que se celebra esta semana en Madrid". Pues mira que no veo yo a la OTAN cabreando así a Marruecos. No me extrañaría que El País se tenga que comer su titular.

"El Gobierno no hace sitio a Feijóo ni a los ministros de Unidas Podemos en los actos de la cumbre". Podemos ya ha dejado claro lo que piensa de la OTAN, en cuanto a Feijóo ya sabemos que no se puede esperar de Sánchez ningún gesto de elegancia. El tontaina engreído quiere todas fotos para él, como un crío. Y encima critican que Ayuso se vaya a Miami. ¿Acaso tenían pensado invitarla a los actos?

"No se trata de que se les haya excluido, aclaran las fuentes consultadas, simplemente no responden al perfil de los invitados". No, desde luego Enrique Santiago e Irene Moreno no dan el perfil. Lo mismo Sánchez se cree que a la gente le importa algo la cumbre de la OTAN. En concreto, los madrileños lo único que esperan de la cumbre de Sánchez es que estorbe lo mínimo posible su vida cotidiana. Y al resto de España se la trae al pairo.

Pepa Bueno se permite regañar un poco a Sánchez en el editorial por ocurrido en Melilla. "El presidente Pedro Sánchez se precipitó el viernes, cuando solo se habían reportado oficialmente cinco muertos, al elogiar la actuación de las fuerzas policiales de Marruecos y se equivocó el sábado al insistir en esos elogios". "A nadie se le escapa que era la primera vez —tras la crisis diplomática primero y el acuerdo después— que el país vecino tenía ocasión de demostrar que cumple con su compromiso de custodiar su frontera e impedir el acceso masivo a las españolas de Ceuta y Melilla. Tras el tenso pulso al que lo ha sometido Marruecos, el Gobierno ha logrado recomponer unas relaciones bilaterales esenciales para España. Pero el Ejecutivo de Sánchez no puede ignorar la forma en que se cumple el acuerdo cuando existen indicios de vulneración grave de los derechos humanos". Ahora se entera Pepa de cómo las gasta Marruecos.


ABC

"Manifestación provida para denunciar las leyes contra la verdad". "Podemos quiere convertir todos los colegios concertados del país en públicos". Ya y cargarse los acuerdos con la Iglesia, la cantinela de siempre, mira que son pesados. Chicos, si os queda un telediario en el poder.


Ignacio Camacho dice que "Sánchez va a recibir a la OTAN tratando de esconder a los ministros de Podemos de la vista de los líderes europeos. El presidente considera literalmente impresentables a sus socios de Gobierno y no los quiere ver en la reunión donde acaso se juega su futuro personal a plazo medio. Ellos a su vez se han comprometido a no participar de forma directa en actos de protesta o sabotaje". Que ya dieron sus grititos ayer y ahora tocan unos días de vacaciones. No se vaya a enfadar el jefe y nos castigue quitándonos algún sillón a modo de advertencia. Que ya hemos visto en qué queda eso de si tocan a uno nos tocan a todos.

"El 'orgullo rojo' del Partido Comunista, eficaz promotor de las multitudinarias concentraciones de antaño, se limitó a la efímera presencia, en segundo plano y durante un rato, de su dirigente Enrique Santiago, que a la sazón posee también el rango ministerial de secretario de Estado. Llegó tarde, se hizo una foto y se largó rápido en un metesaca testimonial de escaso ímpetu revolucionario". Qué difícil es ser revolucionario desde el sillón de una jefatura de Estado.

"Los jerifaltes de la Alianza fingirán pasar la cuestión por alto en aras del equilibrio diplomático mientras toman nota a nivel privado". No está la cosa para enfadarse por cuatro bobos pasados de moda en un país que no pinta nada.


Girauta dice que Sánchez "quiere Indra como lo quiere todo, y si alguien frunce el ceño coge el tío y fabula una conjura contra él del poder empresarial y mediático". "Como Sánchez lo quiere todo para nada, por tenerlo, por complejos, por vicio, no se da cuenta de las particularidades que presenta Indra". Para presumir de poder. Pero cree Girauta que "no es que pretenda dar un pucherazo al disponer de la empresa del recuento electoral. No. Sin embargo, no nos tranquiliza verle tomar los algoritmos al asalto con el dueño de ‘El País’ y de la SER como escudero. Es cuestión de decoro, algo que, claro, Sánchez y Oughourlian no van a entender". Sánchez es todo lo contrario que el decoro. Parece una pataleta por el resultado de Andalucía y lo que viene.


La Razón


"Sánchez «esconde» a Podemos para vender unidad ante la OTAN". Pues los hemos visto todos dando gritos en la calle. "Ayer, sin ir mas lejos, un secretario de Estado de la coalición, Enrique Santiago, –número dos de la ministra y líder de Podemos, Ione Belarra– lideró las protestas que se sucedieron en Madrid contra la cumbre de la OTAN. También numerosos cargos de IU abanderaron la ofensiva". "El objetivo es rebajar al máximo las quejas de los morados y que la foto de un gobierno protestando contra su propio gobierno no genere titulares". El Gobierno socialpodemita lleva generando titulares desde que se formó, es más, nos están dando grandes titulares. El Gobierno llama "nazis" a sus invitados de la OTAN y los echa de Madrid, por ejemplo.


Dice Marhuenda que "cualquier observador extranjero se hubiera quedado estupefacto este domingo con la fracasada manifestación organizada bajo el lema «No a las guerras. No a la OTAN. Por la paz». La razón de su sorpresa estaría en que los comunistas que salieron a la calle son los mismos que forman parte de la pintoresca coalición que gobierna España". Extranjero, sí, porque los nacionales estamos acostumbrados a las grescas y numeritos del Gobierno de Pedro Sánchez. Cuando no es con Podemos, es con ERC, o con los dos a la vez, pero siempre bronca.


Antonio Martín Beaumont dice que "esta legislatura está sentenciada. Desde hace tiempo. Y la contundente debacle electoral de la izquierda en Andalucía sólo le ha dado la puntilla". Pues la verdad, se nos está haciendo muy larga. Y vuelta a esos barones cabreados del PSOE que solo existen en la imaginación de algunos.

"El pánico a que los palos del sombrajo se les caigan en las municipales y autonómicas dispara la querencia de los barones socialistas a alejarse del Gobierno. En el PSOE todos se tientan la ropa. Y mucho mandamás es consciente de que «Sánchez resta». En voz baja, de momento, impera el «sálvese quien pueda», preludio del vértigo de una derrota en las generales. Las ganas de decir «basta» las evidencia el silencio en público. El PSOE es la paz de los cementerios. Sin embargo, las llamadas para desahogarse se han multiplicado desde el 19-J. El debate pendiente es si, para la anquilosada marca socialista, Sánchez ya no es la solución, sino el problema. Cuestión de tiempo". Sánchez nunca fue la solución. Y se han tomado tanto tiempo que ¡ñam!, el sanchismo se ha comido al PSOE y el único tiempo que cuentan los españoles es el que queda para las elecciones.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador