Menú

Arcadi Espada advierte del "peligro de que Sánchez pierda las elecciones" y recuerda el "golpe" de Trump

A Sánchez le llueven las críticas por su actitud ante los muertos en el asalto a Melilla. Y no provienen ni de poderosos ni de medios de derechas.

A Sánchez le llueven las críticas por su actitud ante los muertos en el asalto a Melilla. Y no provienen ni de poderosos ni de medios de derechas.
Varios de los participantes en el asalto al Capitolio de los EEUU. | EFE

El Mundo

Entrevista a Robles. "Hay que ser contundentes con la inmigración, detrás hay mafias". Cuando se les da una orden, los ministros de Sánchez son como perritos bien amaestrados. Les dice que hay que hablar de la guerra de Putin en lugar de Rusia o Ucrania y ellos como papagayos. La guerra de Putin, la guerra de Putin, la guerra de Putin. Si les dice que con lo de Melilla hay que desviar la atención a las mafias para no criticar a Marruecos ellos como loritos, mafias, mafias, mafias. Le tienen pavor al déspota. Y no le puede extrañar a nadie.

"El Gobierno reitera su agradecimiento a Marruecos por su actuación en Melilla e impide expresarse a Unidas Podemos en Moncloa". Había que ver a Irene, preguntada en varias ocasiones, oye, mudita. Tan obediente como los ministros de Sánchez. Todo por el sillón.


Arcadi Espada dice que "sanchez (sic) miente con gran constancia, pero lo realmente destacable es su indiferencia ante la verdad. El caso de su encogimiento de hombros ante los muertos en Nador es ejemplar. Ni la suprema verdad de la muerte cohíbe sus intereses". Puaf, unas decenas de cadáveres van a doblar el brazo a Sánchez.


Arcadi advierte del peligro de los ataques de Sánchez. "En este Remitido que publicó ayer La Vanguardia, sanchez dice que determinados poderes opacos y terminales económicas y mediáticas trabajan en el subsuelo contra su gobierno a fin de procurar su fracaso. No hay mayor diferencia con el Deep State al que Trump achacaba todos los males de la democracia americana y la imposibilidad de que llevara a cabo muchas de las reformas que tenía previstas. La teoría trumpiana del Deep State acabó, en plena lógica, con el asalto al Congreso norteamericano: solo otro Golpe podía parar el Golpe. De ahí el peligro de que sanchez pierda las próximas elecciones por la mínima". O por la máxima. Tras los últimos asaltos de Sánchez a varias instituciones, su desabrida reacción ante los resultados en Andalucía, más de un columnista está advirtiendo de que el tirano de Moncloa no soltará el poder por las buenas aunque pierda las elecciones. Lo siguiente será encarcelar a Feijóo a lo Daniel Ortega.


Dice Bustos que "uno no puede ir de víctima de los poderosos tras cuatro años asaltando empresas públicas, abusando de todos los atributos de lo institucional, haciéndose selfis con el Ibex y ordenando discretamente a Calviño que regule el grifo peronista de Podemos. Uno no puede empezar su mandato acogiendo un barco de refugiados bajo los focos y acabarlo con un felicitación a los gendarmes marroquíes cuando se apilan aún calientes los cadáveres de los inmigrantes. Uno no llora por el trato de los medios cuando ni Felipe en toda su gloria rindió a una corte tan nutrida de periodistas, politólogos y hasta presentadores del corazón". Lo que trata Sánchez es justificar el asalto y cierre de los medios críticos, como ha asaltado todas las instituciones del Estado para ponerlas a su servicio. Cuidado con la fiera herida que se está volviendo muy, pero que muy peligroso.

El editorial se dedica a uno de los últimos asaltos del déspota, el INE. "No hay precedentes del comunicado emitido ayer por los estadísticos superiores del Estado, que critican al Gobierno por «atacar», «cuestionar» y «poner en riesgo el elevado crédito» del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tan insólita era la situación creada que, anoche, Juan Manuel Rodríguez Poo, su presidente, optó por la renuncia". Con Sánchez no hay precedentes de muchas cosas, nada le detiene, carece de límites.

"Su salida culmina un nuevo y preocupante episodio de voracidad intervencionista con la que el Ejecutivo ha vuelto a delatar su voluntad de maquillar la realidad en beneficio propio. Los estadísticos lamentaron que el Gobierno ponga en duda la veracidad y la neutralidad de los informes de la institución cuando estos contradicen su propaganda en asuntos como el IPC o el PIB, pese a que tales documentos se elaboran con criterios comunes avalados por la UE". Ya, pero a Sánchez no le puede llevar la contraria nadie, ni siquiera la UE.

" La semana pasada fue la estratégica Indra quien sufrió esta colonización política; antes fueron hitos de la injerencia sanchista la Fiscalía, el CIS, la Sepi o RTVE. Ahora el foco está sobre el Banco de España y la AIReF por sus realistas -pero incómodas para el relato oficial- advertencias sobre crecimiento y política fiscal. Estos episodios de corrupción institucional están degradando la calidad de la democracia. Por desgracia, Moncloa parece haber decidido que seguirá huyendo hacia delante". Lo que sea para retener el poder. Este hombre cada día da más miedo.

El País

"La OTAN multiplica sus tropas en el Este para frenar a Putin". "La oposición pide al Gobierno explicaciones sobre la tragedia en Nador". "El presidente del INE dimite tras ser cuestionado por el Gobierno". Sánchez pondrá en su lugar a un amiguete servil y lanza así una seria advertencia a quien ose poner en evidencia sus mentiras. Así que hala, otra institución a la basura. A partir de ahora el INE será tan creíble como los CIS de Tezanos.

Víctor Lapuente desvela que el Gobierno está obsesionado con las elecciones andaluzas. "Espoleado por los malos resultados en Andalucía, el Gobierno ha iniciado una cruzada para comunicarse con sus electores". Si es que le quedan electores.

Lapuente se dedica a hacer propaganda de Sánchez por la cuenta que le tiene. "Las medidas anticrisis que el Gobierno ha anunciado son acertadas". Sí, ya hemos visto lo bien que han funcionado todas las medidas del Gobierno. La gasolina por las nubes, el recibo de la luz disparado. Incluso se atreve Lapuente a mencionar el Ingreso Mínimo Vital del que nadie sabe nada o la subida de las pensiones no contributivas cuyos supuestos receptores todavía están esperando. "Son políticas eficientes económicamente y justas socialmente, pero su efectividad dependerá de que sean percibidas como tales, y no como decisiones partidistas. Es el peor momento de la legislatura para convocar a tus votantes". ¿Y cuándo será el momento de convocar a los votantes?

Ricardo Dudda se la juega y critica a Sánchez por atacar a los medios. "Es extraño que el presidente del Gobierno hable de las terminales mediáticas de los poderes económicos. Son declaraciones que encajan más con su socio Unidas Podemos, cuyo exlíder Pablo Iglesias nunca ha tenido reparos en atacar a los medios que lo critican, que con un presidente que esta semana hará de anfitrión de la cumbre de la OTAN en Madrid". Más que extraño es escalofriante.

"Por un lado, se presenta como un estadista apreciado internacionalmente". Oye, si lo quieren se lo regalamos. "Por el otro, intenta contentar a su ala izquierdista y a su socio con una retórica beligerante y ligeramente populista". No intenta contentar a nadie. Es un tío beligerante y despótico y maltrata a todo el que no se arrodilla ante Su Persona.

"El principal problema de Sánchez ha sido siempre la inconsistencia. Es consecuencia de su obsesión con la demoscopia y con permanecer en el poder (algo que todo líder posee, pero que solo los buenos líderes saben ocultar). En un momento de cierta desesperanza, cuando el Gobierno está intentando movilizar a su electorado y se frustra por no ser capaz de vender mejor sus logros, Sánchez probará todos sus trajes: el de estadista europeísta trasunto de Macron, el de azote del Ibex y de los "poderes fácticos", el de líder clásico del PSOE que grita "que viene la derecha" y se autoproclama dique de contención frente a las fuerzas del mal… Lo importante es ver con qué traje se queda el electorado. O si acaba descubriendo que en realidad va desnudo". Si nos atenemos a los resultados de las últimas elecciones que se han celebrado ya todo el mundo sabe cuál es el verdadero traje de Sánchez.

ABC

"El presidente del INE dimite tras las críticas del Gobierno a las cifras oficiales". Resulta que las cifras no son las que quiere Sánchez. Cachis, hala, a la puñetera calle, a ver quién eres tu para llevarme la contraria. Ese el traje de Sánchez que estamos viendo.

Ignacio Camacho le hace otro traje. "Una de las claves del desgaste sanchista, acaso la más importante en términos de psicología social, es la percepción consolidada del presidente como una figura desprovista de sensibilidad o de empatía. No ya por su desahogo para la contradicción consigo mismo o la simple mentira, ni por la ausencia de principios y de autenticidad que caracteriza su concepto oportunista de la política, sino por la discapacidad emocional, el desapego hacia cualquier sentimiento de participación afectiva. En la opinión pública ha arraigado la imagen de un narcisista en autocontemplación continua, inhabilitado para emitir señales de receptividad anímica más allá del tic de bruxismo que le aprieta la mandíbula ante contrariedades o malas noticias. Se ha convertido, si es que alguna vez fue otra cosa, en un hombre de piedra, una esfinge distante cuya voz ventrílocua parece surgir, incluso en las circunstancias más comprometidas, de una conciencia vacía". O sea, un psicópata más malo que un dolor.

Pedro García Cuartango comenta el desatino de Sánchez de convertirse en un Iglesias con sus ataques a los medios que no le aplauden a rabiar, que hay que tener cara dura con todas las televisiones a su servicio. "Crear enemigos imaginarios ha sido siempre una de las tácticas de los regímenes autoritarios y dictatoriales. No encuadro a este Gobierno en esta categoría, pero me parece que las declaraciones del presidente encajan con ese recurso a demonizar a la oposición cuando las cosas no van bien". No encuadra Cuartango a Sánchez en el autoritarismo. ¿Y en qué encuadra lo sucedido con Indra, lo del TC o lo del INE?


"Carl Schmitt, el gran teórico del nacionalsocialismo, acuñó el término 'decisionismo' para expresar la idea de que el Estado tenía el derecho de eliminar cualquier resistencia a sus objetivos políticos. Esta es la filosofía que late en las palabras de Sánchez, que supone una deslegitimación sin matices de quienes le critican o repudian su gestión". Pues si eso no es autoritarismo que venga Dios y lo vea.

"Cuando un gobernante no entiende que en una democracia la crítica es esencial y que los medios tienen el deber de controlar el ejercicio del poder, lo que está haciendo es tratar de silenciar a la voz de los disidentes e imponer un régimen de uniformidad". Un régimen dictatorial, Cuartango, déjate de remilgos.


"Las democracias parlamentarias se basan en la pluralidad, en la libre expresión de opiniones y en la denuncia de los abusos del poder. No entender un hecho tan obvio es inquietante y revela una mentalidad cesarista. Y esa es la que deriva que Sánchez ha emprendido y que reflejan sus actos y sus manifestaciones, caracterizados por una autocomplacencia casi patológica". Peor que eso, la deriva que Sánchez ha emprendido es un peligro para la democracia. Sus últimas actuaciones son demasiado inquietantes. Y lo que nos queda por ver.


La Razón


"Alberto Núñez Feijóo: «Sánchez no tiene ninguna propuesta para las clases medias»". "Sánchez se queda solo en la crisis de Melilla". Preocupado está él. "El Gobierno se enfrenta a sus propias contradicciones en la gestión de la crisis de Melilla". Sánchez lleva contradiciéndose desde el minuto uno, vaya novedad.


Dice Toni Bolaño que "el viernes y el sábado, el presidente del Gobierno demostró su falta de cintura". Desde lo de Andalucía anda el hombre tan cabreado que va de charco en charco. "Sacó tanto pecho que se autoproclamó adalid de los oprimidos y los vulnerables frente a los poderosos que quieren tumbar a su Gobierno porque les planta cara". Los que quieren tumbar a su Gobierno son los españoles con sus votos, a ver si se entera.

"Ufano estaba el presidente marcando gestión y distancias con Feijóo, con la idea de cerrar cuánto antes la carpeta de Andalucía, que no reaccionó como un hombre de izquierdas, ni siquiera como un hombre con tacto, ante lo acaecido en Nador". "Al presidente no se le encogió ni el alma ni el corazón". Porque ni tiene alma ni tiene corazón, al menos se le agradece que en esta ocasión haya mostrado su verdadero rostro.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador