Menú

Sánchez "se vengó" de los Reyes "entregando sus sillones a las nietas de Biden en El Prado"

Todo el mundo reconoce que la cumbre ha sido un éxito y nadie racanea felicitaciones a Sánchez dándole una lección de grandeza y elegancia.

Todo el mundo reconoce que la cumbre ha sido un éxito y nadie racanea felicitaciones a Sánchez dándole una lección de grandeza y elegancia.
Sánchez, su esposa y Biden en el Museo del Prado. | EFE

El Mundo

"La OTAN aboca a Sánchez a poner fecha al gasto militar". Que no les vale de boquilla, quieren hechos. Y ya saben que sus socios son putinejos. Incluso algún pajarito les ha contado que, más allá de lucir palmito, es un mentiroso compulsivo. Y claro, pedir ayuda al PP mientras desprecia a Feijóo y les acusa de no sé qué oscuro contubernio y tal pues se lo pone complicado.

"Euforia en La Moncloa al considerar que la cumbre de la OTAN proyecta a España y a Sánchez como 'actores globales'". ¿Actores globales? ¿Y eso qué es? "Gestos, risas, abrazos, besos... La cumbre ha ofrecido la imagen de un Sánchez desenvuelto, proactivo". Feijóo le dio ayer una lección de elegancia al felicitar a Sánchez por la organización de la cumbre que sacó los colores al patán de la Moncloa, que no mencionó que si se había celebrado había sido gracias a Rajoy y Cospedal.

Dice el editorial que sí, que todo ha salido a pedir de boca y que cabe "enorgullecernos como país por esa sensación tan unánime de que se han superado las expectativas". "Tiene en ese sentido motivos el Gobierno para la satisfacción. Pero toca pasar de las musas al teatro. Y estaba concluyendo aún la cumbre cuando Pedro Sánchez ya daba muestras este jueves del escaso crédito que se concede a su capacidad para cumplir los compromisos que ha adquirido con la OTAN". Con la OTAN y con cualquiera que no sea filoetarra, separatista o ultraizquierdista. Aquí es que le tenemos muy calado.

Después de los besos y abrazos llegó Boris Johnson y le pidió por escrito la fecha y la hora en la que entregará la pasta prometida. Y el mentiroso de Moncloa le tuvo que decir que, ejem, que lo de 2024 era una trola suya, que se olviden hasta 2029… de momento.

"El sanchismo está obligado a una reflexión muy seria cuando otro de los grandes compromisos alcanzados por el presidente, en este caso con EEUU para que incremente su fuerza militar en la base de Rota, solo va a poder cumplirlo por el respaldo del PP ante el boicot en bloque de toda la izquierda antisistema". Sanchismo y reflexiones serias es un imposible.

Encima "no cabe sino lamentar que se hayan visto frustradas las expectativas que el Gobierno mismo había alimentado sobre un avance expreso en esta cumbre con respecto a Ceuta y Melilla. La realidad es que el propio Stoltenberg dejó claro este viernes que las dos ciudades españolas siguen sin estar protegidas de un modo 'automático'", por mucho que el Gobierno y sus voceros quieran colar lo contrario.

"La cumbre de Madrid será recordada por la definición de un nuevo concepto estratégico: se ha pasado de considerar en 2010 a Rusia como 'aliado' a tenerla hoy como principal amenaza para la estabilidad europea". La verdad, Rosell, la cumbre será recordada por las alpargatas, el chándal de la nieta de Biden y los vestidos de las chicas.

Despeja Bustos el misterio de la ausencia de los Reyes en El Prado. "La cumbre ha sido un éxito, todo el mundo lo dice, hasta el líder de la oposición. Un éxito de Sánchez, conste. Solo una persona ha tratado de opacarlo, de usurpar su brillo: Felipe VI. Él y Letizia. Qué anacrónica manía con el protocolo, qué afán de protagonismo institucional. ¡Si nadie los ha votado! No pudo prescindir de la real pareja en el Palacio Real, pero se vengó entregando sus sillones a las nietas de Biden en El Prado. Marco incomparable, triunfo indiscutido. Democracia uno, monarquía cero". Si es que es más malo que la quina. Luego se queja de que la gente huya de él como de la peste.

Finiquitada la cumbre lo que viene es el horror. "La realidad española ya solo ofrecerá recesión, protestas de camioneros, ajustes impopulares, prima de riesgo. Engorros para un alma de burócrata. La clase de asuntos que reclaman la atención de un Feijóo cualquiera". "Por eso es cuestión de tiempo que Pedro Sánchez Pérez-Castejón marche a ocupar dignidades más altas. Mucho más altas. Desde donde no se pueda oír el histórico cabreo de la gente". Con no tener que oírle a él muchos nos damos por satisfechos. Ya está tardando en largarse.

Federico Jiménez Losantos dice que "de todas las canalladas de Sánchez, la peor es la de entregar a la ETA la redacción de la historia de sus víctimas, que somos todos los españoles. Según el partido de los secuestradores, torturadores y asesinos, socio entrañable del Gobierno, el franquismo duró hasta 1983, fecha de la fundación de los GAL". "Entregarle a la ETA la redacción de nuestra historia es escupir sobre las tumbas de los cientos de asesinados por la banda, socialistas incluidos, y la mitad sin juzgar. Pero etarras y "gorrinos" (así llama la ETA al PSOE en su prensa) juzgarán los que denominen crímenes franquistas.

¿Los asesinatos etarras hasta 1983? Heroica lucha contra la dictadura. ¿Las masacres posteriores? Resistencia contra las "reminiscencias" franquistas. Los asesinos escribirán la lápida de sus víctimas". Hoy se cumplen 25 años de la liberación de Ortega Lara y, como dice Federico, nos gobiernan sus secuestradores.

El País

"Los aliados comprometen más armamento para Ucrania". "La coalición de Gobierno digiere el giro armamentista tras la cumbre de la OTAN". "La cumbre de la OTAN de Madrid ha sido un éxito difícil de discutir, que admite incluso el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo", dice Cué. Sí, es que es un caballero, no como el zafio de tu jefe que no ha tenido la grandeza de mencionar a los que consiguieron que la cumbre se celebrase en Madrid. Rajoy y Cospedal. "El presidente, visiblemente eufórico, cree que los españoles deben estar 'orgullosos' por la organización de un evento internacional tan decisivo". Lo estamos. Y lo estaríamos aun más si nos hubiera ahorrado el bochorno de El Prado tratando de sustituir a los Reyes. Begoña no le llega a la suela de la alpargata a Letizia. Y esa foto rodeando con los brazos a Biden que a su vez la tomaba a ella por la cintura, en fin, una ordinariez de pésimo gusto.

Y, empecinado en el error, o más bien en la mentira, dice que "Sánchez ha logrado además que el documento clave de la OTAN, el Concepto Estratégico, ampare sin citarlas a Ceuta y Melilla . El presidente cree que ya estaban cubiertas, pero por si acaso se ha añadido esta precisión. Preguntado por el asunto, el secretario general, Jens Stoltenberg, señaló que la OTAN "protegerá a sus aliados ante cualquier amenaza", una forma indirecta de decir que en caso de un ataque de Marruecos intervendrían, aunque Ceuta y Melilla no estén específicamente cubiertas por el Tratado de Washington, el que organiza la OTAN". Bonito cuento, Cué. ¿Por qué no te dedicas a la novela fantástica? Lo que dijo Stoltenberg es que el estatus de Ceuta y Melilla es el mismo que antes de la cumbre, o sea que no están bajo el paraguas de la OTAN y en caso de un ataque de Marruecos mirarán hacia otro lado. Mejor no tener que comprobarlo, que las mentiras tienen las patas muy cortas.

Este periodista es tan servil a Sánchez que da vergüenza ajena. "Stoltenberg ha sido muy claro en la felicitación a España por una cumbre en la que todo ha salido como se esperaba o incluso mejor, en especial la cena en el Museo del Prado y las imágenes previas de todos los líderes paseando por la principal pinacoteca española". Vamos, el único acto en el que no estaban los Reyes. El literal de las declaraciones de Stoltenberg dejan al periodista a la altura del betún. "La organización ha sido perfecta, excelente, todos los aliados están trasladando su gratitud, Madrid, una hermosa ciudad, es el mejor escenario para una reunión histórica de OTAN, con el Palacio Real, el Museo del Prado y este lugar [IFEMA] perfecto para la cumbre. Estamos muy agradecidos al Gobierno español, a Pedro Sánchez y al pueblo de España". No hay mención especial a El Prado, Cué, lo siento por tu amo y su consorte, pero no. Es más, las alabanzas se dirigen más a la ciudad que gobiernan Almeida y Ayuso.

El editorial continúa haciéndole la pelota a Sánchez sin rubor. La cumbre "ha sido un éxito político del presidente Pedro Sánchez". "Trasciende al de la propia cumbre y por primera vez involucra a Ceuta y Melilla, sin mencionarlas expresamente, gracias a la inclusión del entero mapa español en la idea de integridad territorial que la OTAN se compromete a preservar". Esto es una mentira que insiste en mantener El País porque es el portavoz de Sánchez y ya sabemos los problemas que tiene el presidente con la verdad. Ceuta y Melilla están como estaban antes de la cumbre.

"Son el Gobierno progresista español y la Administración demócrata estadounidense los que terminan con los malentendidos creados desde la guerra de Irak, cuando José María Aznar dio su apoyo incondicional a aquella guerra preventiva e ilegal y suscitó luego las secuelas de la salida de las tropas españolas, ordenada por José Luis Rodríguez Zapatero y nunca digerida desde Estados Unidos", dice Pepa Bueno. Lo que no digirió Estados Unidos fue que Zapatero no se levantara al paso de su bandera, Pepa, que se ve que tienes serios fallos de memoria. Las tropas le daban igual, tampoco le hacían ninguna falta.

ABC

"90.000 millones más al año contra la amenaza rusa y china". "Es indiscutible que la organización de la Cumbre de la OTAN en Madrid ha sido un éxito absoluto. Todo lo que tenía salir bien ha salido bien ", dice el editorial. "De esta cumbre sale el compromiso expreso de Pedro Sánchez de elevar al 2% del PIB el presupuesto de Defensa. Realmente este aumento fue convenido por Mariano Rajoy en la Cumbre de Gales, en 2014, y el plazo fijado para alcanzarlo finalizaba en 2024. Sánchez lo ha trasladado a 2029, así que el presidente del Gobierno deja su impronta con un retraso de cinco años. En todo caso, Sánchez lo ha asumido". Aunque no sus socios. Tendrá que ser el PP el que le saque las castañas del fuego.

"Moncloa ha disfrutado la cumbre como una experiencia única en este mandato. Ha tenido la proyección internacional por la que tanto se afana habitualmente; no se ha desgastado con réplicas de la oposición, ni de sus socios; y ha encadenado, uno tras otro, abrazos, sonrisas y apretones de mano con Biden, Macron, Johnson y demás líderes del mundo democrático. Ha sido como jugar en casa sin adversario. Sin embargo, la Cumbre se acabó y ahora le sigue el Gobierno cotidiano de España". Una España hecha unos zorros.

Ignacio Camacho opina como Federico. "Al extender hasta finales de 1983 la investigación memorial de los crímenes de la dictadura, con el único objetivo de complacer a Bildu, el Partido Socialista ha pasado a considerar al Gobierno de Felipe González –al menos al primero de ellos– como una prolongación del franquismo". Y el gobierno de Suárez, claro. "La obra de dos gigantes ensuciada con una capa de barro y de sangre por un presidente capaz de someterse al chantaje de los herederos del terrorismo con tal de estirar un rato más su trayectoria declinante. No es que haya acabado por aceptar aquella palada verbal de cal viva con que Iglesias irritó en su momento a la bancada socialista: es que él mismo se la ha echado a su antecesor encima". En eso ha quedado el socialismo.

La Razón

"Sánchez pide un pacto para aumentar el gasto en Defensa". Quién le ha visto y quién le ve, qué fervor guerrero le ha entrado. También La Razón deja al descubierto las mentiras de El País sobre Ceuta y Melilla. "Stoltenberg mantiene que Ceuta y Melilla no están protegidas automáticamente". "Y es que legalmente, a las dos ciudades no les llega a cubrir del todo el paraguas de la OTAN". Se ponga el periódico sanchista como se ponga.

La Razón se suma a las felicitaciones. "La cumbre de la OTAN en Madrid ha echado el cierre con un balance notable". Y ahora toca pasar de las palabras a los hechos. "Se pondrá a prueba una vez más el sentido de estado de unos y otros. Sánchez tendrá un arduo problema para sumar con comunistas y Frankenstein, jaleados por el impostado pacifismo que conlleva una inquina patológica al estamento militar, la OTAN y Estados Unidos. Será la enésima expresión de la bipolaridad grotesca y ponzoñosa de un gabinete roto al que sujeta el férreo hilo del poder". Y pedirá socorro al PP con sus acostumbrados malos modos. Amenazas, insultos y desprecios.

También Marhuenda le da a Sánchez una lección de elegancia. "El balance de la Cumbre es muy satisfactorio para España y la organización ha sido impecable. Hemos mostrado que somos un gran país. No voy a ser cicatero y es un acierto de Sánchez".

Abel Hernández alaba el espectáculo, pero como conoce a Sánchez sabe que "lo importante para Sánchez era disfrutar de su papel central en esa puesta en escena y tapar así la boca a los críticos, que, manejados, según cree, por oscuros poderes, impiden que el pueblo vea su gran obra progresista. Esa exhibición gloriosa en la cumbre de Madrid contrastaba, en efecto, con las críticas despiadadas y el desprecio que sufre dentro del país. Por eso ha aprovechado la ocasión para sacar pecho en los medios amigos, los incondicionales, los de siempre, y criticar al jefe de la oposición, al que no ha tenido el detalle de invitar a ningún acto protocolario de la cumbre por temor a que le hiciera sombra". Le falta la altura y la decencia que están demostrando todos sus críticos, incluido el mismo Feijóo. Es normal que "Pedro Sánchez se haya sentido un triunfador, convencido de que no está políticamente acabado, como cree la gente, y que aún puede superar lo de Andalucía, que le trae por la calle de la amargura". Pero la cumbre se ha acabado y dentro de unos días nadie se acordará de ella, pero sí de los pactos de Sánchez con los herederos de ETA y de que no llegan a fin de mes.

"Un diez se lleva España en organización, en imagen y en exhibición de sus tesoros. Nuestros representantes principales, todos, hablan un inglés fluido. Y ellas, aun siendo minoría consorte, han brillado, si cabe, más que sus respectivos maridos. Ha sido ésta la cumbre de las mujeres", dice Sandra Golpe. Pues sí, más allá de los acuerdos y compromisos, lo que se ha comentado en la calle han sido los posados de las chicas. Que si Letizia genial, que si a Jill se le va la mano con los floripondios, que si las alpargatas, que si el sombrero de la mujer de Macron o las sobreactuaciones de la parienta de Sánchez. Fin de la cumbre, volvemos a la cruda realidad.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador