Menú

Aznar y González coinciden en el "disparate" de la Ley de Memoria: "O se es leal a la Constitución o a Bildu"

Aznar asegura que es un proyecto "hecho y pactado con terroristas" y González reconoce que la nueva ley no le "suena bien".

Aznar asegura que es un proyecto "hecho y pactado con terroristas" y González reconoce que la nueva ley no le "suena bien".

Los cuatro últimos expresidentes del Gobierno, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, han recibido este martes en Santander la medalla conmemorativa de los 90 años de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en reconocimiento a su "entrega" y su "apuesta por el futuro del país", tal y como ha explicado el rector de la institución, Carlos Andradas.

Aznar ha aprovechado el encuentro para tachar de "disparate" la nueva Ley de Memoria Democrática cuyo dictamen salió adelante este lunes en la Comisión Constitucional del Congreso -gracias al apoyo de los proetarras de Bildu, PNV y PDeCAT junto a PSOE y Unidas Podemos-, entre otras cosas porque es un proyecto "hecho y pactado con terroristas".

Aznar se ha dirigido al Gobierno para trasladarle que "no puede haber dos lealtades": "O se es leal a la Constitución, o se es leal a Bildu, pero no se puede ser leal a la Constitución y a Bildu". Una afirmación que ha recabado el aplauso del público.

A juicio del expresidente, "no puede ser" que al mismo tiempo se defienda la Constitución y se apruebe un proyecto de Memoria Democrática que es "un disparate".

Por ejemplo, se ha referido al punto de la ley que marca que se reconocerá a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos hasta 1983, por lo que comprende el primer año de Gobierno de Felipe González y en el que se abordará el inicio de los GAL, lo que ha provocado el alborozo de los sucesores de la ETA que han llegado a afirmar que van a "sacudir el relato de la Transición ejemplar".

"Cuando un Gobierno como el actual pacta con el grupo que representa al terrorismo, que se investiguen crímenes hasta diciembre de 1983, cinco años después de aprobada la Constitución, en la época de que los antecesores del propio Gobierno actual estaban ya en el Gobierno, sinceramente creo que eso significa tener la casa muy en desorden", ha sentenciado Aznar.

A González no le "suena bien"

El expresidente González, por su parte, ha reconocido que el extremo de que el pacto del Gobierno con los proetarras para que en la nueva Ley de Memoria se reconozca a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos hasta 1983 no le "suena bien".

Felipe González ha señalado en declaraciones a los medios desde Santander, donde participa en un encuentro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que no ha visto el texto: "Cuando lo vea les diré, pero sonarme, no me suena bien".

Temas

En España

    0
    comentarios