Menú

Junts se burla de la mesa de Sánchez y Aragonès y amenaza con "pasar a la acción"

El indultado Jordi Turull, secretario general del partido de Puigdemont, carga contra ERC por fiarse del presidente del Gobierno.

El indultado Jordi Turull, secretario general del partido de Puigdemont, carga contra ERC por fiarse del presidente del Gobierno.
II Congreso de JxCat. | EFE

Duro alegato de Jordi Turull contra el clima de entendimiento y negociación entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el gobierno autonómico catalán. El partido de Puigdemont y de Laura Borràs, Junts per Catalunya (JxCat), celebra este sábado la segunda parte del cónclave en el que se remodeló la dirección, y la apertura ha estado marcada por el discurso de Turull, que se ha reído de ERC por confiar en Pedro Sánchez y hacer de "socorristas" para salvarlo y que pueda concluir la legislatura.

Turull aludió implícitamente a ERC al pedir "un poco de seriedad y dignidad, que ya sabemos de qué van". También recomendó al presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, y al del Gobierno Pedro Sánchez, así como a sus equipos, que monten un grupo de WhatsApp porque según Turull no hacen más que "quedar para ver cuándo vuelven a quedar" y el servicio de mensajería de los móviles "es a lo que recurren el común de los mortales para quedar".

El dirigente separatista, indultado por Sánchez, ha rechazado además las peticiones del Gobierno para que consejeros de JxCat en el Govern participen en la denominada "mesa de diálogo y negociación". En su opinión se trata de "cantos de sirena" y ha advertido de que no van a participar en una mesa "con la gente que digan ellos, los temas que digan ellos y nosotros a portarnos bien".

"Que Madrid esté pendiente de nosotros"

Turull ha reclamado una "mesa", pero "para recoser el independentismo y volver a pasar a la acción, porque después de cinco años tenemos que pasar a la acción, y si alguien no quiere participar, nosotros comenzaremos igualmente a pasar a la acción". "Ya está bien de estar a verlas venir y estar pendientes de Madrid. Comienza a ser hora de que hagamos algo para que Madrid esté pendiente de nosotros", ha remachado.

Esta segunda parte del congreso de JxCat es clave también para la estabilidad e incluso continuidad del ejecutivo de coalición que preside Aragonès. ERC, por su parte, presiona a Laura Borràs para que se aparte de la presidencia del Parlament ante la inminente apertura de juicio por corrupción. La aludida también ha aprovechado la reunión de partido para cargar contra la mesa pactada por Sánchez y Aragonès al asegurar que "la agenda del recuentro es la judicialización creciente", una mención inevitable a su situación procesal.

Al respecto, se ha destacado la petición fiscal de seis años de cárcel por falsedad y prevaricación, no tanto que no la acusa de fraude y malversación, delitos más castigados y qué el juez instructor sí apreciaba.

Por otro lado, se da por descontado que en la próxima reunión de la mesa de diálogo habrá un acuerdo en lo que han dado en llamar "desjudicialización" del "conflicto".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso