Menú

"Moncloa se vuelve a equivocar con Ayuso. Ella cae bien a la gente y Sánchez mal"

La polémica por el decretazo de Sánchez continúa y arrecia la campaña contra Ayuso del Gobierno y sus medios.

La polémica por el decretazo de Sánchez continúa y arrecia la campaña contra Ayuso del Gobierno y sus medios.
Ayuso durante su único encuentro con Sánchez. | EFE

El Mundo

"La SEPI enchufa a la jefa de prensa de Sánchez con 113.000 euros". Otro dedazo de Sánchez, es su modo de proceder. El editorial está escandalizado. "El asunto provoca escándalo porque no estamos ni siquiera ante uno de tantos casos de amiguismo en los que se crean u ofrecen puestos en la Administración de libre designación ad hoc, práctica sin duda inadmisible cuando se ejerce de modo abusivo. Esto resulta todavía más lacerante porque se trata de un nombramiento al frente de una propiedad pública estatal para el que el Gobierno ha contado con la sumisa colaboración de Belén Gualda, la presidenta de la Sepi, de la que depende el Hipódromo".

"El mismo Sánchez que desde la oposición declaró la guerra al «enchufismo» y que abogaba por «descolonizar todas las instituciones promoviendo la meritocracia», continúa hoy plagándolas de afines a su persona o al partido, abusando del enchufismo y en algunos casos del más burdo nepotismo". La pena es que estas cosas, por la fuerza de la costumbre, ya no sorprenden a nadie. Sánchez lo sabe, pero ha caído tan bajo que ya ni se molesta en disimular.

"Urkullu critica como el PP el decreto energético pero el PSOE sí negociará con él". Bueeeno, cómo le han tratado, qué respeto, qué suavidad, qué educación. La comparación con el salvaje ataque a Ayuso les ha dejado con las vergüenzas al aire al gobierno machirulo.

Antonio Lucas se une a la bacanal sanchista contra Ayuso y la llama buitre. "Al día siguiente del desplante de Isabel Díaz Ayuso contra el Real Decreto que propone apagar la luz de los escaparates a las diez de la noche apareció en el centro de Madrid un buitre desorientado". El columnista podemita ve en esto un "mensaje".

"Cada vez que el Gobierno anuncia algo en lo que ella puede sacar tajada por boicot, Isabel Díaz Ayuso se lanza en plancha y deja salir los habituales mohines verbales que lleva bajo el esternón pidiendo más guerra a Pedro Sánchez. Una manera como otra cualquier de ocupar titulares a lo bonzo. Puede que la oposición de Díaz Ayuso no sea al PSOE sino al PP que no será su PP -al tiempo-. El PP de Núñez Feijóo". Qué bobada. Ayuso ha respondido a un plan impuesto por Sánchez sin consultar con nadie pero que afecta a la vida de todos los ciudadanos. Ha sido criticado desde todos los ámbitos y por comunidades de distinto signo. Un poco de rigor, por favor, que el odio a Ayuso no os nuble el entendimiento.

"A cada desplante, el gallego lanza a la Puerta del Sol un elogio oportuno. Aviso para navegantes: sabe que es posible acabar con cualquiera a besos". Chico, no sé donde has oído tu esos elogios. El PP ha dejado a Ayuso sola ante los ataques e insultos a coro de gobierno y periodistas sanchistas.

"Probablemente la actitud de uno hacia el otro es una cuestión de urticaria. Y tienen maneras distintas de exhibir los síntomas: Feijoo elogiando en falso e Isabel Díaz Ayuso, incordiante rayo que no cesa, aprovechando cualquier oportunidad para meter en apuros a su presidente. Es una estrategia de dudosa inteligencia a largo plazo. Desde que se conocieron lo suyo es un fin de viaje de novios. Conviene tener en cuenta que Feijóo no es Casado". Hay que ver cómo se ponen los periodistas sanchistas cuando Ayuso les toca al amado líder. Como hidras. Hombre, Lucas, Ayuso está en su derecho de dar su opinión sobre un plan que afecta a la comunidad que gobierna. Como lo están Abel Caballero, Urkullu y la alcaldesa socialista de Toledo, que, por si no lo sabes, también se ha declarado insumisa.

El País

"El PP de Ayuso: "Sánchez perjudica a Madrid". El PSOE: "La presidenta madrileña actúa como Trump"". Ayer era neofascista, hoy trumpista. Lo que están haciendo con Ayuso recuerda la secuencia de las bofetadas en Aterriza como puedas. "El plan de ahorro energético aprobado el lunes en el Consejo de Ministros ha abierto una guerra entre el PSOE y el PP, acaparando el debate político, y ambos partidos tratan de pertrecharse para defender sus respectivas tesis". Ya era hora de que el PP fuera a la guerra, hasta ahora se estaba dejando maltratar por el Gobierno abusón que ha vuelto a actuar de manera despótica y autoritaria imponiendo un decreto sin hablar con nadie.

""Ayuso vuelve a escoger la estrategia de Donald Trump y prefiere luces decorativas al bienestar de los madrileños". De la presentación, esta semana, del alumbrado navideño en Vigo, donde gobierna el socialista Abel Caballero, el partido no dice nada en su guía de respuestas". Perro no come perro.

Josep Ramoneda es el encargado de insultar hoy sin freno a la presidenta madrileña. Es un odio profundo, pura aversión. "Un cargo público, una presidenta electa de una comunidad, invitaba a incumplir con la legalidad". Pues lo mismo hizo Urkullu y de él no decís nada. "Las maneras de Díaz Ayuso forman ya parte del paisaje. Con naturalidad se asume lo inaceptable". Resulta que a Ayuso la ha votado la mayoría de los madrileños. ¿Cuántos te han votado a ti, Ramoneda? "¿Hay que asumir la política espectáculo como forma de gobernar Madrid?". Lo que hay que asumir es el resultado de las urnas, que a la izquierda se le da fatal cuando no ganan ellos. La que están liando desde lo de Andalucía es inaceptable y antidemocrático.

Dice Ramoneda que Ayuso tiene "un discurso de cerveza y botellón que ruboriza". Tu sí que ruborizas, Ramoneda, eres más simple que un cubo. "El espectáculo Ayuso puede ser resultón como operación de entretenimiento, pero puede acabar pasándole al PP algunas facturas". Sí, ya lo estamos viendo cada vez que se abren las urnas. Y eso es lo que os tiene en vinagre.


ABC


"El PP acusa a Sánchez de acomodar el 'apagón' al calendario electoral". La que ha liado el tío. Salió, soltó el bombazo energético, cogió el Falcon y se largó de vacaciones dejándonos a oscuras. El editorial define a la perfección el modelo sanchista. "Las críticas vertidas" por la derecha han sido tachadas de "exhibición del carácter reaccionario y antieuropeo de la derecha. Cuando es el lendakari el que rechaza aplicar las restricciones dictadas por el equipo de Teresa Ribera, en cambio, todo es negociable y entra dentro de la cordialidad que define la cogobernanza. Cuando es la alcaldesa socialista de Toledo la que anuncia que su ciudad tampoco se apaga, como Madrid, ningún miembro del Gobierno le acusa de insumisa y la amenaza con llevarla a los tribunales Cuando los empresarios del comercio y la hostelería protestan por los apagones, ingresan en la lista negra de los señores que fuman puros y a los que señala Pedro Sánchez como conspiradores. Cuando los particulares se quejan de la intromisión del Gobierno en el ámbito doméstico, ya condicionado por la inflación, lo que falla es la comunicación y lo que falta es pedagogía". Y así les va, se están ganando la animadversión de la mayoría de los españoles. Luego se preguntan por qué pierden elecciones.


La Razón


"El TC no aceptará la renovación parcial de Sánchez". Que se preparen para que el Gobierno y sus terminales mediáticas les pongan de irresponsables, insumisos, trumpistas y neofascistas para arriba. Aquí o te pliegas al ordeno y mando de Sánchez o te llueven insultos y descalificaciones desde Moncloa, El País, La Sexta, RTVE y algún que otro columnista.

Tomás Gómez vuelve a poner el dedo en la llaga del PSOE. "Moncloa se vuelve a equivocar con Díaz Ayuso. Cada vez que la madrileña saca los pies del tiesto, Sánchez arremete directamente contra ella. Esa estrategia de señalar un enemigo y confrontar contra él para polarizar las posiciones no ha sido rentable para el PSOE ni en Andalucía ni contra la propia Ayuso en ocasiones anteriores". No pueden evitarlo. Es tal la tirria que la tienen que les sale de dentro. La prueba del algodón es la diferencia de trato a Ayuso y a Urkullu en una situación idéntica.

"Poco importa que la Comunidad de Madrid gestione inadecuadamente áreas tan sensibles como la sanitaria o el transporte porque ella cae bien a la gente y Sánchez mal y, en Madrid, la política y la simpatía siempre están por encima de la gestión". Puntualicemos. Lo que está pasando con la sanidad no es solo en Madrid, y nos consta a todos los que hemos salido de la comunidad alguna vez después de la pandemia. El metro va como un tiro, Cercanías funciona con total normalidad y si hay algún problema es con los autobuses, que dependen del Ayuntamiento. Y eso lo podemos constatar los que utilizamos el transporte público diariamente. Del tranvía de Parla seguro que Tomás sabe más que yo. Y si algo le han reconocido a Ayuso los madrileños ha sido precisamente su gestión de la pandemia, En lo que tiene más razón que un santo es en que Sánchez cae, mal. Cierto, cae fatal, pero no solo en Madrid. Los abucheos se producen en toda España cada vez que asoma la jeta.

"Para rematar el dislate, el socialista decidió intervenir de manera estalinista el PSOE madrileño". Ahí le duele a Tomás Gómez. Fue el primer depurado por el déspota de Moncloa. Le cambió la cerradura del despacho y no le dejó ni recoger su colección de motos.

"El problema es Sánchez, por el rechazo que le profesan los votantes madrileños, por los candidatos que ha ido imponiendo y por su estrategia de polarización con Ayuso". Sí, el problema es Sánchez, pero no solo en Madrid, Tomás, y si no lo ves estás tan equivocado como Moncloa. Al tiempo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador