Menú

"La podemia muestra los colmillos sucios de sarro chavista por un sable de feria bolivariana"

La podemia nos distrae del ya pesado tema del ahorro energética montando el pollo por la espada de Bolívar.

La podemia nos distrae del ya pesado tema del ahorro energética montando el pollo por la espada de Bolívar.
Felipe VI en la investidura de Gustavo Petro. | EFE

El Mundo

"Moncloa calla y Podemos se ceba con el Rey: ‘Falta la guillotina’". Mira, por una vez tienen razón, falta una guillotina para pasar a los podemitas por ella. Dice El Mundo que Podemos busca "desgastar a Albares". Podemos solo busca tocar las narices y llevarse titulares, que es lo que busca desde que tuvimos la desgracia de que aparecieran en la vida política española. Gracias los españoles les quedan dos telediarios. "El miembro minoritario del Gobierno acusa a Felipe VI de insultar a Colombia al no levantarse al paso de la espada de Simón Bolívar". Bolívar estará revolcándose en su tumba de que salgan en su defensa esta pandi de botarates.

La cosa pasó totalmente desapercibida en Colombia, pero como Podemos ha metido cizaña y la prensa le ha hecho mucho caso porque da clicks, la polémica se ha extendido. "El espíritu anticolonial latinoamericano carga de nuevo contra el Rey de España". "Los líderes bolivarianos acumulan tres lustros de provocaciones a la Monarquía española", dice El Mundo. Mientras, la mitad de sus ciudadanos viven y trabajan en España así que mejor cuidemos las relaciones. "El Rey no se levantó porque la espada de Bolívar no es un símbolo del Estado y su exhibición no formaba parte del protocolo trasladado". Era purito folclore y los podemitas son muy foclóricos, les gustan los chamanes, las espadas y todo tipo de souvenir. Felipe les tenía que haber traído un imán, a ver si se tranquilizaban.

Dice el editorial que "hizo bien Felipe VI al no honrar un símbolo que causa profunda división entre los colombianos". "Su decisión de permanecer sentado ante el sable de Simón Bolívar evidencia su profundo conocimiento de la Historia de los distintos procesos de descolonización de los países de América Latina, con sus luces y sus sombras. Su actitud ejemplifica la prevalencia de la institucionalidad del acto frente al espectáculo populista y segregador pretendido por Petro y devenido, en cierta medida, en un homenaje a la guerrilla en la que militó". Felipe tendría que negarse a ir a ese tipo de actos. Que vaya Pedro y se lleve a Begoña.

"Podemos ha dado muestras, una vez más, de deslealtad política al Gobierno del que forma parte, apuntalándose como los catalizadores de un inconsistente revisionismo histórico y del rechazo al Jefe del Estado en Latinoamérica. Nada nuevo". Pues no, felizmente pronto serán pasado.

Eduardo Álvarez compra la basura podemita. "A saber por qué no se levantó al paso de la dichosa espada. Quizá estemos ante un simple error de cálculo que cuánto desearía seguro Don Felipe que se olvide enseguida". Pero qué dices Eduardo. No se levantó porque no tenía por qué hacerlo, y no fue el único. A ver si ahora el Rey va a tener que estar pendiente de los caprichitos podemitas. "Pero ver en este gesto una falta de respeto a la libertad de América Latina, como esgrime el populismo de izquierda, parece tan de zoquetes como convertirlo en ejemplo de gran dignidad y de rechazo al genocida que fue Bolívar, argumento con el que se está gustando el populismo de derechas". Mira Eduardo, si no es por esto será por otra cosa, pero el Rey va a tener que aguantar un año y medio a estos pendencieros. Lo que queda para que los echemos a patadas de Moncloa.

Iñaki Ellakuría está más acertado. "La izquierda radical y el independentismo querían al Rey postrado en Colombia ante un sable de feria bolivariana, para gloria del ex terrorista Petro, como tienen a Sánchez en España, doblada la cerviz y siervo de sus intereses". "La imagen del Rey sentado, que ha provocado que la podemia muestre los colmillos sucios de sarro chavista, a pesar de que otros invitados extranjeros mantuvieron también sus ilustres nalgas en el asiento, se ha convertido en un símbolo de resistencia ante ese frente ideológico (trans)versal que aprovecha toda causa noble, desde la insoportable corrección política al ecologismo apocalíptico o la defensa de "pueblos oprimidos", para reemplazar la ilustración democrática por su totalitarismo". La podemia ya son cuatro gatos bien alimentados por el poder, pero cuatro gatos en proceso de extinción, alabado sea Dios.

El País

"España se seca". Mira, un titular de El País que es totalmente cierto, enhorabuena, Pepa. Y Ayuso no tiene la culpa, que conste, es que no llueve. Ya sabes, la pertinaz sequía de la que tanto hablaba Franco.

"El Gobierno plantea llevar al Constitucional a las comunidades insumisas al plan de ahorro energético". ¿El Gobierno están en su sano juicio? Parece que a Ribera se le ha ido la pinza con el temita. Lo mismo pretende meter en la cárcel a Ayuso. A ver si se pone tan chula con sus socios del PNV, que ya han dejado claro que no van a poner a la Ertzaintza a controlar termómetros, que la poli está para otras cosas.

Critica Pepa Bueno en el editorial que "la reunión de la vicepresidenta tercera y la ministra de Industria con los consejeros de las comunidades autónomas a cuenta del plan de ahorro energético, en vigor desde hoy mismo, ha dado una muestra más del deficiente funcionamiento de la gobernación cuando opera a través de organismos compartidos y en varios niveles de la Administración". "Tampoco esta vez ha funcionado con la fluidez y la mutua confianza exigible entre gobiernos. Ha prevalecido la alineación partidista y el cierre de filas por encima de los intereses de la población representada territorialmente por los líderes de las comunidades autónomas. Tampoco el Gobierno ha acertado en el procedimiento que gestó las medidas de ahorro, y en lugar de facilitar el intercambio de papeles y criterios optó por ofrecer una propuesta sin discusión previa", dice a modo de bofetón a Ribera. Van a ser ciertas la voces que finiquitan a la ministra.

"A pesar de la urgencia que invoca el Ejecutivo, podía haber sido más inclusivo y debía haber buscado la cooperación de la oposición y de las mismas comunidades en la medida que las necesitaba para que su aplicación funcionase de forma eficaz y sin generar una cacofonía. La coordinación y el acuerdo necesarios devienen casi imposibles cuando el Gobierno prescinde de la oposición y las comunidades". Que es lo que hace siempre este gobierno del ordeno y mando.

ABC

"Díaz no respaldará a Podemos en mayo si no se pliega a su proyecto". ¿Pero no estaba en periodo de escucha antes de conformar su espacio? Podemos está para el arrastre, pero para mí que el yolandismo es un invento de los medios de izquierdas.

El editorial habla de la movida de Podemos con Felipe VI por la supuesta espada del españolazo Bolívar. "Los mismos que día sí y día también se ciscan en la Corona, la bandera y los símbolos históricos y constitucionales de España, claman ahora como plañideras porque el jefe del Estado no rindió homenaje a un trozo de metal expuesto cual reliquia de la religión bolivariana". Sí, la cutre pachanga fachosa, ¿se acuerdan? Y por cierto, no fue el Rey el único que permaneció sentado ante "mitología bolivariana del nuevo líder colombiano".

Además, "Simón Bolívar se pudriría hoy en una cárcel de Managua, de La Habana o de Caracas. A quien llaman 'el Libertador' fue un burgués potentado, ilustrado y masón, que empezó como liberal y acabó convertido en dictador a punto de exiliarse a Europa antes de morir. Para unos fue un padre fundador de la actual Iberoamérica y para otros, un español traidor a la patria a la que debía todo lo que fue". Y descendiente de españoles, no precisamente indígena.

"Este episodio sí sirve para confirmar de nuevo de qué pasta está hecha la extrema izquierda que gobierna con el PSOE en España. Nunca desaprovecha la ocasión de exhibir su pulsión totalitaria y chequista" , "son las erupciones de una ideología antidemocrática y anticonstitucional" que Pedro Sánchez ha metido en Moncloa, tal vez porque comparte esa pulsión totalitaria.


"Por eso, el gesto de Felipe VI significó algo más que el comportamiento protocolario que le correspondía como Jefe de Estado. Significó la afirmación de la defensa de un Estado democrático frente al espadón de una ideología que busca enemistar a Hispanoamérica con España. Una vez más, el Rey supo estar en su sitio".

Alberto García Reyes dice que "el antiespañolismo de la podemia ha alcanzado su clímax ante la espada de Bolívar". El Rey se quedó sentado ante "uno de los símbolos de la hispanofobia indigenista y de la leyenda negra". Los símbolos podemitas.

"Lo que pretenden los antisistema, con la anuencia de un PSOE que les ha dado asiento en el Gobierno como a un virus troyano, es imponer sus banderías como sea". Aunque sea con la guillotina.

"La Tizona matamoros del Cid es para ellos un icono de la España criminal que degolló a los buenos invasores, ante la que cualquier líder islámico tendría que permanecer sentado, faltaría más, pero el sable de Bolívar es el sanctasanctórum de las libertades. Venga, hombre", dice Alberto con mucho tino. Los tenemos ya muy calados. "Todo les vale para darnos el sablazo bolivariano". Pero ya no son nada, y si les damos bolilla es porque es verano y nos aburrimos.

La Razón

"Ribera llevará al TC a las comunidades que no cumplan el decreto y rematará con un Contencioso Administrativo". Que alguien le de una tila a esta mujer.

Pero como el decretazo energético está ya muy trillado, mola hablar de la espada de Bolívar, refrescante tema veraniego que nos ha regalado la podemia. "Aunque el episodio ha pasado casi inadvertido en los medios iberoamericanos, aquí desde el Gobierno, con la ministra Belarra a la cabeza, no se ha perdido la ocasión de atacar e insultar a la Corona por una conducta tan razonable como es la de no honrar a un personaje y un arma que vertieron la sangre de cientos o miles de españoles, cuando además ni siquiera hablamos de un símbolo oficial del país". Es que Bolívar les pone.

"La parte socialista del Gobierno ha perdido otra oportunidad para amparar con la rotundidad necesaria a la Corona de la emboscada infame desde el propio consejo de ministros. Las consecuencias de una podemización en las relaciones con Iberoamérica no se pueden subestimar, como tampoco que el partido de Belarra, Montero, Iglesias o Monedero, con el reclamo de su presencia en el Ejecutivo, esté ganando predicamento entre las cancillerías de la región". Allá Iberoamérica. "La Iberoamérica de hoy es un fracaso de la libertad y un hito del poder de dictaduras como la cubana o la nicaragüense, cuyo yugo Podemos idolatra en una anomalía convertida en baldón cara a Europa". Lo han elegido ellos. Pero nosotros no hemos elegido a Podemos, nos lo ha impuesto Pedro Sánchez.

Marhuenda les da una lección de historia a estos ignorantes podemitas. Bolívar "era un hombre de su época y un traidor a su patria. Su gran acierto fue conseguir la victoria. Nunca quiso liberar a los indígenas o a las clases desfavorecidas. No es un signo revolucionario como ha pretendido la izquierda populista desde el siglo XX. Era un miembro de la élite dirigente de la sociedad virreinal que aprovechó la oportunidad para conseguir el poder. Un noble con pretensiones, cuya familia no consiguió el marquesado de San Luis. La aspiración provenía de su abuelo Juan de Bolívar y Martínez de Villegas. Era una familia rica y poderosa, como gran parte de los insurrectos". Y los indígenas se la traían al pairo, queridos podemitas. Ilustraos un poco que os hace buena falta.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador