Menú

El menor que denunció un pinchazo y un robo en una discoteca de Baleares, detenido por denuncia falsa

No llegó a entrar siquiera al interior de la discoteca donde dijo que sucedieron los hechos. Se cree que pudo hacerlo por cobrar el seguro del móvil.

No llegó a entrar siquiera al interior de la discoteca donde dijo que sucedieron los hechos. Se cree que pudo hacerlo por cobrar el seguro del móvil.
Interior de un local de ocio nocturno | Alamy

Los pinchazos en lugares de ocio están siendo una de las grandes polémicas del verano. Muchos jóvenes, mayoritariamente mujeres, a lo largo de toda la geografía española, han denunciado que han notado pinchazos cuando se encontraban en lugares de ocio nocturno. La alerta ante un posible aumento del intento de agresiones sexuales o robos utilizando como método la sumisión química ha obligado a rehacer los protocolos sanitarios y ha elaborar dispositivos policiales específicos.

Hasta ahora todos las pesquisas se dirigen hacia una misma conclusión, que se trata de una moda juvenil de mal gusto, que también se ha venido dando en otros países europeos como Reino Unido, Francia o Bélgica. Ninguna de las personas que han denunciado pinchazos ha sufrido la inoculación de ningún tipo de droga -ya se sabe que el caso positivo de Gijón fue un error del laboratorio-y ninguna víctima, salvo un único caso, sufrió robos tras recibir un pinchazo.

Precisamente, el caso del único robo, que fue denunciado hace unas semanas en la Islas Baleares, parece que también se esclarece. La Policía Nacional ha informado este lunes de la detención del menor de 17 años de edad que presentó aquella denuncia. Se le acusa de haber cometido dos posibles delitos de denuncia falsa y simulación de delito, es decir, que los hechos que denunció nunca ocurrieron.

El joven denunció que alguien se le acercó en la discoteca en la que se encontraba y le pinchó en una de las piernas. A continuación, comenzó a sentirse mal, tras lo que sufrió el robo de buena parte de sus pertenencias, entre ellas, su teléfono móvil. Los investigadores revisaron todas las cámaras de seguridad y vieron que la historia del joven no cuadraba, es más, ni siquiera llegó a entrar al interior de la discoteca donde se habría producido el pinchazo y robo denunciado.

Los policías creen que el menor denunció el robo de su teléfono móvil con el objetivo de cobrar el dinero del seguro que había hecho específicamente para este terminal. Tras proceder al arresto del chaval, los agentes dieron parte de los hechos a la Fiscalía de Menores, que ya se ha hecho cargo de la instrucción del caso.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador