Menú

El separatismo boicotea el homenaje a las víctimas de los atentados islamistas de las Ramblas y Cambrils

Decenas de individuos con banderas separatistas han reventado el acto con gritos contra España y se han enfrentado a los familiares de las víctimas.

Decenas de individuos con banderas separatistas han reventado el acto con gritos contra España y se han enfrentado a los familiares de las víctimas.
EFE

El independentismo ha reventado el acto institucional de homenaje a las víctimas de los atentados islamistas de las Ramblas y Cambrils, de los que hoy se cumplen cinco años. Un grupo de individuos que portaban banderas separatistas y carteles con textos como "exigimos saber la verdad", han protagonizado altercados durante el homenaje al romper el minuto de silencio con gritos, abuchear a los políticos presentes y encararse con familiares de las víctimas. Cuando se ha dirigido a ellos la expresidenta del parlamento autonómico, Laura Borràs, ha sido recibida con gritos de "presidenta".

El bochornoso espectáculo viene precedido de una campaña de dirigentes separatistas como Puigdemont, los diputados de JxCat Francesc de Dalmases y Jaume Alonso Cuevillas, y el indultado Joaquim Forn en favor de la tesis de que el Estado tenía un conocimiento previo de los atentados y que no hizo nada para detenerlos. Es en ese contexto que el grupo de radicales, algunos de ellos de edad bastante avanzada, ha protagonizado un homenaje devenido en un acto miserable.

Además de los familiares de las víctimas estaban presentes los ministros Miquel Iceta y Raquel Sánchez, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la citada Borràs, en segunda fila de los políticos en calidad de presidenta del partido de Puigdemont. Todos ellos sin distinción han sido abroncados por el grupo separatista, salvo Borràs.

Indignación de las víctimas

Esos manifestantes han coreado consignas contra España como "puta España", "España, Estado asesino" y el clásico "vosotros fascistas, sois los terroristas". Y lo han hecho incluso durante el minuto de silencio, que ni siquiera ha llegado a los sesenta segundos. La indignación de los familiares y de algunos de los que resultaron heridos en el atentado de las Ramblas era patente. Una madre que sostenía el retrato de su hijo asesinado por la célula islamista surgida en la localidad gerundense de Ripoll, ha roto a llorar, pero eso no ha detenido los gritos y abucheos. Mossos y Guardia Urbana han tenido que intervenir para evitar enfrentamientos físicos entre los separatistas y algunas personas que habían acudido a rendir homenaje a las víctimas.

En medio de la bronca se ha llevado a cabo la ofrenda floral, protagonizada por dos niños de tres y siete años, la misma edad que tenían los dos menores asesinados por el terrorista que conducía la furgoneta que sembró de cadáveres las Ramblas. Después han depositado más flores familiares, políticos y representantes de todos los cuerpos policiales, que han tenido que soportar que los independentistas les llamaran "fascistas" y "terroristas".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad