Menú

La Guardia Civil caza a un armenio con un carnet de conducir de récord: -321 puntos

Asumía todo tipo de multas por dinero. Hay 91 personas imputadas por supuesta falsedad documental.

Asumía todo tipo de multas por dinero. Hay 91 personas imputadas por supuesta falsedad documental.
Agentes de la Guardia Civil. | Eduardo Parra / Europa Press

Agentes de la Guardia Civil han localizado en los últimos días a un ciudadano armenio residente en la Comunidad Valenciana que tiene un carnet de conducir de récord. Hasta ahora no se habían hecho públicos datos de algo similar en todo el territorio nacional. Exactamente, porque no es que haya perdido todos los puntos de su carnet, sino que en los archivos de la Dirección General de Tráfico (DGT) figura que tiene un saldo negativo de 321 puntos.

La razón, según han descubierto los agentes, es que tenía montado un negocio que consistía en asumir las multas que se imponían a otros conductores por infracciones que restaban puntos en el carnet. Cobraba entre 75 y 200 euros por cada punto, además del importe que correspondía a la sanción económica asociada a la infracción. La comunicación entre el comprador y el vendedor se realizaba a través de distintas redes sociales.

La investigación comenzó a medidos de 2021, cuando durante un grupo de guardias civiles puso un control de alcoholemia en la carrerera MA-1, en la isla de Mallorca. El conductor de una moto hizo caso omiso a las indicaciones y se saltó el dispositivo, forzando a un agente a apartarse bruscamente para no ser arrollado. Durante la huida, el conductor fue sumando varias infracciones graves más a parte de la de saltarse el propio control.

Los guardias civiles anotaron la matrícula y cursaron varias denuncias a la Jefatura Provincial Tráfico. Semanas después, los agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) examinaron el expediente abierto por Tráfico, ya que se habían presentado unas alegaciones contra la sanción impuesta al conductor de la moto. En esas alegaciones, un ciudadano armenio asumía toda la responsabilidad de las infracciones, eximiendo de este modo al titular de la motocicleta.

Realizadas varias indagaciones, los agentes del GIAT comprobaron que esta persona no disponía de carnet de motocicletas y, al mismo tiempo, tenía retirado su carnet de conducir vehículos por orden de la Jefatura de Tráfico de Valencia. Para colmo, en esas indagaciones pudieron certificar que este ciudadano armenio no había estado en la isla de Mallorca en la fecha en la que el motorista se saltó el mencionado control de alcoholemia.

Los agentes siguieron tirando del hilo y gracias a Tráfico detectaron que el ciudadano armenio en cuestión aparecía como autor de numerosas infracciones graves cometidas la gran mayoría en territorio peninsular, dándose la circunstancia que todas ellas tenían la característica en común que conllevaban la pérdida de puntos del permiso, en las que los titulares de las motocicletas eran otra persona que al notificarle la DGT la sanción, identificaba al ciudadano armenio como conductor en el momento de la infracción, para de ese modo quedar eximido de responsabilidad y evitar la detracción de puntos de su carnet de conducir.

Esta práctica supone un delito de falsedad documental y hasta ahora la Guardia Civil imputa a 91 personas a lo largo de todo el territorio nacional por sus acuerdo con este ciudadano armenio, habiéndose realizado actuaciones en Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Islas Baleares, Canarias, Castilla y León, Murcia, Galicia, Cantabria, Navarra, País Vasco, Extremadura, Cataluña, La Rioja y Andalucía.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador