Menú

Pablo Montesinos, el tonto útil de Bolaños y El País para su juego sucio contra Feijóo

Casado y Pablo Montesinos se alían con el Gobierno, el PSOE y sus medios para hacer daño a Feijóo.

Casado y Pablo Montesinos se alían con el Gobierno, el PSOE y sus medios para hacer daño a Feijóo.
Pablo Casado, García Egea y Montesinos en una imagen de archivo | EFE

El Mundo

"Bruselas se abre a financiar el MidCat que Francia rechaza si hay acuerdo entre los países". Solo faltaba. ¿Quién pensaba Bruselas que lo iba a pagar? "Los puntos negros que frenan el MidCat: plazos, dinero, tiempo y el 'no' de Francia". Vamos, que no lo verán nuestros ojos.

El editorial carga las tintas contra Francia. "No es difícil adivinar motivaciones egoístas bajo los argumentos aducidos por Francia para oponerse a la infraestructura, relativos al coste y duración de las obras. Sucede que el proyecto europeo estriba en la defensa de valores comunes que implican cesiones de soberanía: si cada miembro hiciera valer exclusivamente su interés nacional, nunca se fijarían objetivos comunes ni se avanzaría en la agenda compartida. Y así, la ansiada consecución de la autonomía estratégica de la UE en materia energética, migratoria, fiscal, de Defensa o de política exterior se pospondrá sine die". "España y Alemania deben hacer causa común en Bruselas para hacer que Francia recapacite en aras del interés general". Y por cierto, como Sánchez se ha peleado con Argelia, el país vecino nos ha cortado el grifo del gas y tenemos que comprar gas ruso, "lo que significa que los españoles estamos financiando las atrocidades del ejército de Putin en mayor medida que antes de la invasión".

"Feijóo y el equipo de Casado se enfrentan por el pacto con el PSOE en Justicia". "Afirma que el PP no conoció el acuerdo sobre el Poder Judicial y la anterior dirección lo desmiente: "Se traspasó todo". Ahora ya sabe Feijóo cómo las gastan los traidores de Egea y Casado, lo que tuvo que aguantar Ayuso y por qué los tenía que haber echado del partido. "El propio Feijóo acusó este jueves al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, de «amenazar» al líder partido de la oposición con la «filtración» de este documento con el fin de desestabilizar a la formación y presionar a su cúpula para que acceda a desbloquear el CGPJ". "El documento «no debería tener ningún valor», consideró para zanjar el asunto el líder popular, puesto que «no ha sido tratado en el comité de dirección actual ni en el anterior» de la formación. Con estas palabras, Feijóo señaló a la anterior cúpula del PP -formada por Pablo Casado y Teodoro García Egea- de actuar a espaldas a su propio equipo directivo y de negociar acuerdos con el PSOE sin el aval de la ejecutiva de Génova". O sea que Casado trapicheaba de espaldas también de sus votantes. Muy propio de él.

El País

Pero lo peor de este asunto lo vemos en el periódico gubernamental. "Feijóo acusa a Casado de ocultar el pacto con el Gobierno por el Poder Judicial y el equipo del exlíder del PP lo desmiente". Bolaños ha conseguido con el papelito de García Egea lo que no consiguió con Ayuso. Elsa García de Blas se frota las manos. "La revelación por parte de EL PAÍS este martes de que existía un pacto entre el Gobierno y el PP firmado en octubre de 2021 para reformar la ley del Poder Judicial ha derivado en el primer choque interno en el PP tras la llegada de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia del partido". Eso le pasa a Feijóo por fiarse de un tipo como Casado, corroído por la envidia y el rencor.

Y el colmo de los colmos es que El País y Bolaños han encontrado un aliado ¿inesperado? en Pablo Montesinos, que ha recurrido al periódico sanchista para acusar al actual presidente del PP de mentir. ""Se dio traspaso de las cuestiones judiciales por parte de los actores implicados, incluido todo el tema del Poder Judicial", ha declarado Montesinos a EL PAÍS". Entre La Sexta y El País han conseguido que Pablo Montesinos se ponga al servicio del PSOE para hacer el mayor daño posible al PP. Un triunfo para el periódico Detritus. Qué pena. Lo dicho, ahora ya sabe Feijóo lo malos bichos que son Casado y Egea y sus servidores. Él sabrá lo que se juega si los mantiene en el partido.

"Pablo Montesinos sostiene que el traspaso de poderes fue ejemplar y se transmitió toda la información relativa a este asunto. "A mí me consta que hubo comunicación entre la dirección anterior del partido, entre la secretaría general y nuestro responsable de justicia, y los nuevos responsables de la materia. Y luego, vamos a ver, la portavoz parlamentaria no ha cambiado. Cuca Gamarra era portavoz con Pablo Casado y es portavoz con Feijóo"", ha abundado en La Sexta. Bravo, Pablo, quién te ha visto y quién te ve. Se ve que la lealtad era exclusivamente con Casado, no con el partido en el que ha militado toda su vida.


Y por cierto, si había un pacto, ¿a qué venían los continuos ataques del Gobierno a Feijóo, y a Casado antes, por un pacto que ya había firmado en secreto? Y Feijóo ya lleva varios meses de presidente del PP. ¿Por qué ha esperado tanto Bolaños para sacar el papelito que firmó Egea de espaldas a su propio partido? ¿Y por qué tiene que asumir Feijóo un papelito firmado sin su consentimiento? Y de espaldas a toda la sociedad. En democracia, los pactos firmados en cuartos oscuros no valen nada, que lo sepan Casado, Egea, Bolaños y Pablo Montesinos.

ABC

"Los otros condenados por el caso ERE avisan: «Sería un agravio indultar sólo a Griñán»". Claro, hay que hacer una amnistía de la corrupción socialista. El editorial trae a colación, muy bien traída, "la iniciativa parlamentaria que los socialistas, ya con Sánchez al frente, llevaron al Congreso de los Diputados en 2015 para que en ningún caso se procediera a «la concesión de indulto, total o parcial, cuando se trate de delitos cometidos por una autoridad en el ejercicio de su función o cargo público, o prevaliéndose del mismo, con la finalidad de obtener un beneficio económico para sí o para un tercero»".

"Ha bastado con que las condenas recaigan en dirigentes socialistas, a que el PSOE sea el señalado por prevaricar y malversar caudales públicos, para que la gravedad del delito quede en el olvido y se vaya a crear una excepción con el fin de librar del cumplimiento de la pena a un expresidente del partido. Es decir, lo que se traslada a la sociedad es la vigencia de una legislación supuestamente sectaria que reservaría la cárcel segura e inevitable para los corruptos que no pertenezcan al PSOE". Ya podían poner por escrito que eso solo vale para los corruptos del PP, total, en la práctica es así.

"Animados por la reacción del partido para evitar que Griñán cumpla condena, el resto de los acusados en el trama de los ERE anuncia un aluvión de peticiones de indulto. Todos los condenados en el escándalo de los ERE reclamarán, seguramente, un trato similar para ellos". Y con razón. Feijóo ha sido muy condescendiente. Dice que él no tiene ningún interés en ver en la cárcel a un expresidente socialista. Si fuera al revés, el PSOE y toda la izquierda no estarían pidiendo cárcel, estarían pidiendo el garrote vil.


La Razón

"Feijóo responde a Sánchez por el CGPJ: "No vamos a dejar que nos amenacen". Pues empieza por tu propio partido, majo, porque lo de Montesinos, siempre a las órdenes de Casado, es una deslealtad inadmisible.


Toni Bolaño responde a Sánchez. "Pedro Sánchez baraja una crisis de gobierno, que como toda crisis que se precie se niega. Se equivoca el presidente cuando dice que esta supuesta crisis es intoxicación de los medios. Sepa presidente que si los medios la publicamos es porque los nervios están alterados en Ferraz y Moncloa y, hoy por hoy, muchos ministros dan por hecho que algo pasará y muchas fuentes, socialistas of course, hablan por los codos con la intención de que el previsible tsunami no les afecte y que otros sean los señalados por su dedo ejecutor". El principal intoxicador del país es su presidente y sus medios afines.

"En pocos días saldremos de dudas. Seguramente El País nos informará adecuadamente porque se ha convertido en un alternativo Boletín Oficial. El resto de los medios debemos ser parte de ese grupo de intoxicadores que queremos que todos los males caigan como una losa sobre el Ejecutivo". Que no te quepa duda.

Dice Anson que "Pedro Sánchez y sus acólitos, zarandeados por las cifras de los sondeos electorales, se han lanzado desesperadamente a enfrentar a Isabel Díaz Ayuso con Alberto Núñez Feijóo, repitiendo la jugarreta que tan bien les funcionó con Pablo Casado. Se trata ahora de volver a dividir al Partido Popular atizando el enfrentamiento virtual entre la presidenta de Madrid y el líder del PP, difundiendo bulos, insidias, falsos desencuentros e infundados celos". Intento fallido porque Feijóo es un hombre maduro, no el niñato de Casado. Pero hete aquí que hoy les ha venido Dios a ver, o mejor dicho, Pablo Montesinos, para abrir una guerra sin sentido entre la vieja dirección popular y la nueva por un papelito que, al parecer, negoció García Egea a espaldas de su propio partido. Así funcionaba (y funciona) el PP de Casado, de la que nos hemos librado.

Abel Hernández avisa. "Hay temor a que Pedro Sánchez, un político muy ambicioso y resistente, no se resigne de buen grado a dejar el poder". Algunos venimos advirtiéndolo hace tiempo. "De momento ha decidido bajar los humos a la Banca y las Eléctricas con un impuesto especial, «impuestazo» lo llaman; tomar al asalto, como sea y cueste lo que cueste, el Poder Judicial, echando la culpa de ello, y de todo, a Feijóo y al Partido Popular, con Bolaños de instigador; y, lo más importante, sacar una ley de Secretos Oficiales que retrotrae a la censura franquista. Como si advirtiera: ¡Banqueros, jueces y periodistas, os vais a enterar!". "Pero lo que se teme es que con Sánchez no quede ahí la cosa", que haga algo "que altere las perspectivas electorales". Incluso el resultado de las urnas. "Todo, menos la humilde y democrática aceptación de la voluntad popular". Y todo es todo. Su forma de gobernar es totalmente antidemocrática, nada hace pensar que vaya a respetar el resultado de las elecciones.

"Por lo pronto, decide amenazar al poder económico, controlar la Justicia y amordazar a los medios de comunicación. A la vez moviliza al Gobierno y al partido contra el jefe de la oposición. No son actuaciones tranquilizadoras y deberían preocupar en los altos despachos de Bruselas". Por lo que estamos viendo los que realmente fuman puros y conspiran contra la voluntad de los ciudadanos están en el Gobierno y sus medios de comunicación. Y algún que otro elemento del partido del propio Feijóo.

Temas

En España

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador