Menú

Sánchez insiste en acusar a las grandes empresas energéticas de llevar de la mano a "la derecha política y mediática"

Apoya la decisión del G7 de poner tope al precio del petróleo que se compra a Rusia a pesar de que España ha disparado la compra de gas ruso.

Apoya la decisión del G7 de poner tope al precio del petróleo que se compra a Rusia a pesar de que España ha disparado la compra de gas ruso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en su campaña de desprestigiar a las grandes empresas energéticas al acusarlas de "llevar de la mano al PP y a la derecha mediática" para oponerse a las medidas económicas y sociales impulsadas por el Ejecutivo, como la 'excepción ibérica'.

Así lo ha expresado Sánchez en el primer acto de la campaña socialista 'El Gobierno de la Gente', que se ha celebrado en el barrio sevillano de Pino Montano, donde el jefe del Ejecutivo ha recibido pitidos y abucheos durante su intervención, a pesar de que el líder de esa comunidad vecinal fue en las listas municipales del PSOE en 2019.

"Nunca me olvidaré de quién medraba junto a las grandes empresas energéticas en Bruselas para que nos dijeran que no a la excepción ibérica: la derecha política y la mediática", ha asegurado.

En este sentido, ha afeado la reacción de "la derecha política, económica y mediática" a ésta y otras medidas del Gobierno "a beneficio de la mayoría social", lo que, a su juicio, demuestra que la derecha "está a defender sus intereses minoritarios y los particulares de unos cuantos poderosos".

Apoyo al tope del precio del gas ruso

El presidente del Gobierno ha mostrado su apoyo expreso a la decisión del G7 de poner tope al precio del petróleo que se compra a Rusia y que ha desencadenado que la gasista rusa Gazprom haya anunciado la suspensión del envío de gas a Europa.

"Desde el Gobierno de España apoyamos esta medida, la unidad es fundamental, pero también pedimos a la Comisión Europea que de una vez por todas haga las reformas que llevamos meses pidiendo para defender a la clase media trabajadora y la industria, que emplea mucha gente", manifestó Sánchez.

"Frente al chantaje de Putin, que ha dejado claro que la energía es un arma de guerra, unidad", subrayó Sánchez, mientras multiplica la dependencia de España del gas ruso en plena ofensiva contra Ucrania.

Temas

En España

    0
    comentarios