Menú

El Pacma triunfa allí donde Lilith Verstrynge fracasa: la Justicia suspende el reglamento del Toro de la Vega

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha accedido a la petición del Pacma y suspende el nuevo reglamento del Toro de la Vega.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha accedido a la petición del Pacma y suspende el nuevo reglamento del Toro de la Vega.
El Toro de la Vega de Tordesillas. | EFE

El TSJCyL ha acordado la suspensión cautelar de las nuevas bases reguladoras creadas por el Ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) para desarrollo del torneo del Toro de la Vega, cuya celebración está prevista para el próximo martes, 13 de septiembre, pero que ahora no deberá llevarse a cabo siguiendo las normas de los últimos años, es decir, sin muerte del animal y sin la posibilidad de que los lanceros le coloquen divisas con arpones.

Según la resolución, recogida por Europa Press, el tribunal suspende también la Orden de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de Castilla y León en la que se declaraba este nuevo reglamente conforme al Decreto Ley de 2016 por el que se prohibió la muerte de las reses de lidia en presencia del público en los espectáculos taurinos populares y tradicionales en Castilla y León.

Lilith Verstrynge fracasa en el mismo empeño

Esta resolución responde a un cauce judicial distinto del abierto este jueves por la reclamación de la Dirección General de Derechos de los Animales a la Fiscalía General del Estado para impedir la celebración del festejo: la Fiscalía de Medio Ambiente no ha visto "indicios de la comisión de delito alguno" en el torneo del Toro de la Vega. El Gobierno, concretamente la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, había solicitado adoptar medidas para conseguir su paralización.

Sin embargo, el fiscal de Sala de Medio Ambiente, Antonio Vercher, ha remitido este viernes al director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, un oficio en el que constata esa falta de indicios "sin perjuicio" de que se analice el "concreto ajuste" a la legalidad administrativa de la orden que sentó las nuevas bases reguladoras de este torneo, que es lo que está haciendo el TSJCyL, pero a petición del Pacma.

El Ministerio Público recuerda que ya se ha pronunciado en el mismo sentido en peticiones similares en los años 2007 y 2015 y explica que la cuestión esencial reside en que existe una base legal autonómica que permite la situación presente, y a la que se ha adaptado el modo de celebrar este tipo de festejos.

En consecuencia, el fiscal archiva las diligencias preprocesales que abrió tras recibir el escrito del director general, quien, junto a la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, solicitó a la Fiscalía que tomase medidas para paralizar el tradicional torneo. Vestrynge lo calificó como "un caso de gravedad extrema de maltrato animal que no se puede seguir dando y que hay que pararlo".

El Ministerio de Derechos Sociales aboga por que se paralice al entender que, según sus nuevas bases reguladoras, podría derivar en un delito de maltrato animal pues, aunque prohíbe dar muerte en público al animal, se permite clavarle arponcillos con punzones, y alega que se contraviene el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de Castilla y León.

En el escrito presentado, el Ministerio recordaba que el citado reglamento establece que "en todos los espectáculos taurinos populares queda prohibido herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses, así como darles muerte en presencia del público".

El Ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) aprobó en enero una modificación de la Ordenanza del Toro de la Vega que establecía un nuevo torneo, con nuevas reglas, que no finaliza con la muerte del astado alanceado, después de que la Junta de Castilla y León aprobara en 2016 un decreto por el que se prohíbe dar muerte en público a reses de lidia en festejos populares.

Temas

En España

    0
    comentarios