Menú

De hippie en una comuna a polizón rumbo a África: el plan de la madre de Bastian para secuestrar de nuevo a su hijo

El padre del pequeño le rescató el pasado sábado por sus propios medios, ante las pruebas que demostraban que pretendía fugarse a Marruecos en octubre

El padre del pequeño le rescató el pasado sábado por sus propios medios, ante las pruebas que demostraban que pretendía fugarse a Marruecos en octubre
archivo

El padre del pequeño Bastian Riera Trindade, secuestrado por su madre a principios de mayo, recuperó el pasado fin de semana a su hijo por sus propios medios ante la pasividad de la Justicia portuguesa. Lo hizo por el temor a que su expareja lograse la libertad provisional y se llevase de nuevo al pequeño. Sin embargo, tal y como ha podido saber Libertad Digital, no se trataba de meras sospechas, sino que la madre de Bastian ya tenía un plan perfectamente orquestado que pasaba por viajar como polizón en un barco rumbo a África.

"Tenía ya todo acordado. Sabía el buque que la que recogería, el sitio en el que la recogería, cuánto le iba a costar… Todo. Y eso iba a ser ahora en octubre", asegura Joaquín Amills, portavoz de SOS Desparecidos. Quienes averiguaron esta información no fueron los agentes lusos, sino la agencia de detectives International Bunker Global Advisory, la misma que el pasado mes de agosto localizó a la madre en una ecoaldea de Lagos, en el sur de Portugal.

Detenida en una comuna hippie

Harto de que la Policía y la Justicia lusas no hicieran nada para rescatar al pequeño, el padre les había contratado para que investigaran el caso por su cuenta. A pesar de no estar radicados en el país vecino, pronto localizaron al pequeño en una comuna hippie. La madre, profesora de reiki y experta en energías alternativas, se había llevado allí al menor con la esperanza de que no les encontraran. La primera vez tuvo suerte, ya que la Policía portuguesa tardó más de lo esperado y logró huir. La segunda, de nuevo gracias a los detectives, fue puesta a disposición judicial.

Tras ser detenida, el padre de Bastián quiso confiar en que las autoridades del país vecino cumplirían el Convenio Internacional de La Haya y restituirían al menor a nuestro país sin entrar a dirimir el fondo de la cuestión. Sin embargo, el Tribunal de Menores de Setúbal decidió fijar temporalmente su residencia en casa de su abuela materna, vecina de dicha localidad, hasta estudiar el caso en profundidad.

El plan para fugarse a África

En aquel momento, la agencia de detectives ya le había informado de que su expareja había elaborado un plan para fugarse a otro país con el pequeño Bastian, concretamente a África, por lo que, ante el temor a que la Justicia lusa le concediera la libertad provisional y se fugara, decidió rescatar al pequeño por sus propios medios.

"Localizamos a varios testigos en Marruecos que corroboraron que efectivamente se había puesto en contacto con ellos porque su intención era llevarse allí al niño para saltar a otros países. Su objetivo era salir a toda costa del Espacio Schengen", reconocen a LD fuentes de la agencia de detectives International Bunker Global Advisory.

Dicha información fue puesta a disposición de las autoridades portuguesas. Sin embargo, a tenor de lo ocurrido, ni los propios detectives ni el padre del pequeño Bastian confiaban en ellas: "Hacen lo que les da la gana. De hecho, cuando localizamos a la madre, nos tuvieron más de 24 horas esperando a que llegaran, con el menor ya localizado y sin poder hacer nada. Es más, la tuvimos que buscar dos veces, porque la primera vez no vinieron y obviamente se escapó".

Un rescate de película

Así, aunque hoy estos detectives se desmarcan del rescate de película ejecutado el pasado fin de semana, se alegran de que padre e hijo puedan estar juntos de nuevo. Una alegría que también comparte el portavoz de SOS Desaparecidos. "Si el padre no hubiera recuperado a su hijo y a ella la dejan en libertad provisional, es evidente que hubiera cogido al niño y se hubiera fugado otra vez. ¿Y entonces qué? ¿Qué tiene que hacer el padre? ¿Volver a contratar a unos detectives para que les encuentren? -se pregunta Amills-. Está claro que aquí el que ha fallado no es él".

Ni unos ni otros confirman el relato que estos días circula por la prensa portuguesa. Tan solo que el menor está con su padre y se encuentra bien. Sin embargo, los medios lusos aseguran que dos hombres supuestamente enviados por él se personaron el pasado sábado en Setúbal y, haciéndose pasar por policías, le comunicaron a su abuela que debían hacerse cargo de Bastian. Ella lo entregó, pero pronto se dio cuenta de que dichas personas no eran quienes decían ser e interpuso una denuncia por secuestro.

A la espera de saber si esto se traduce o no en un conflicto judicial entre España y Portugal, lo único que reitera el entorno del padre es que, según los tribunales de nuestro país, es él el que ostenta la custodia y la patria potestad del pequeño Bastian, por lo que, en ningún caso, puede equipararse al secuestro perpetrado por su madre el pasado mes de mayo. Sobre la mujer pesa, además, un largo historial de denuncias falsas contra su expareja, incluida una por abuso sexual, un modus operandi similar al de otras madres que secuestran a sus hijos y a las que la ministra de Igualdad, Irene Montero, se empeña en calificar como "madres protectoras".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso