Menú

Cayetana critica la "hipocresía" de "no querer mostrarse con Vox" pero "estar encantados de gobernar gracias a ellos"

La exportavoz del PP presentó a su "amigo" Espinosa de los Monteros en un coloquio en Madrid.

La exportavoz del PP presentó a su "amigo" Espinosa de los Monteros en un coloquio en Madrid.
Presentación de este miércoles en Madrid. | EFE

"Ni Iván se vendrá al PP ni yo me iré a Vox", con este aviso comenzó Cayetana Álvarez de Toledo su presentación este miércoles de Iván Espinosa de los Monteros en el Club Siglo XXI. La diputada popular quiso ser la encargada de dar paso a su "amigo" en este foro ensalzando su "elegante" y "brillante" labor como parlamentario en el Congreso frente a aquellos que "solo buscan enardecer a la tropa".

En el día en el que se conoció que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el del Vox, Santiago Abascal, se habían reunido en secreto, otras dos de las figuras más conocidas de ambos partidos se dieron cita en una animada charla en la que la exportavoz del PP explicó que "la amistad está por encima de las siglas y las ideas".

En una referencia velada a ese encuentro de Feijóo y Abascal, Álvarez de Toledo criticó el concepto que algunos políticos actuales tienen de la cordialidad: "Resulta que hay que ser cordiales con el desleal PNV, con la golpista ERC y hasta con Bildu, como diría Sánchez. Pero está prohibido ser cordiales con Vox. Si acaso, solo en secreto, de incógnito. Acabemos con esta anomalía", pidió la diputada popular.

Amigos durante la pandemia

Álvarez de Toledo también recordó que Espinosa y ella se hicieron amigos en plena pandemia: "Compartíamos Juntas de Portavoces con y contra Meritxell Batet. Iván fue entonces una gran compañía". "Le recuerdo celebrando sin complejos mi intervención sobre Iglesias" (cuando Álvarez de Toledo llamó al exlíder de Podemos "hijo de terrorista") y "su apoyo" cuando Casado decidió apartarla de la Portavocía y sustituirla por Cuca Gamarra.

Una de cal y una de arena porque Álvarez de Toledo también tuvo críticas para Vox: "A Iván y a mí nos separan muchas cosas. Yo creo que Vox es un partido nacionalista español y a mí eso no me gusta".

Pero aclaró: "Ni esta discrepancia ni otras me impide coincidir con Iván ni con Vox. A otros sí. Hay quienes no quieren mostrarse con Vox ni manifestarse con Vox ni votar con Vox pero en cambio están encantados de gobernar gracias a Vox. Eso se llama hipocresía y la hipocresía es un feo vicio político".

La exportavoz del PP dejó claro que ambas formaciones tienen que centrarse en "derrotar a Pedro Sánchez y mandar al PSOE rotundamente a la oposición" y esa tarea, dijo, "exige una nueva manera de entender la cordialidad política".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad