Menú

Sánchez no logra remontar en las encuestas, Feijóo se mantiene y Vox mejora

Pese a la ofensiva desplegada en el inicio del nuevo curso político, el Gobierno no consigue remontar electoralmente ni frenar el efecto Feijóo.

Pese a la ofensiva desplegada en el inicio del nuevo curso político, el Gobierno no consigue remontar electoralmente ni frenar el efecto Feijóo.
Pedro Sánchez en su último viaje a Nueva York | EFE

El nuevo Observatorio Electoral de El Confidencial, según el sondeo de IMOP-Insights realizado entre el 12 y el 24 de septiembre, otorga al PSOE 96 diputados y el 25% de los votos, una leve mejoría con respecto al de hace dos meses de 3 escaños y 0,8 puntos, claramente insuficientes para poder mantenerse en la Moncloa. Ninguna de las estrategias puestas en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez está teniendo éxito, a tenor de estos datos, que pondrían de manifiesto que la crisis energética y económica, con una inflación disparada desde hace meses, pesa más que cualquier plan diseñado por la izquierda para mantenerse en el poder. El proclamado desgaste de Feijóo no parece materializarse de momento en las encuestas, con la excepción del CIS.

Y eso también porque los dos partidos de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, sólo sumarían 120 escaños, 35 menos de los que tienen actualmente, imposibilitando que revalidasen su mandato aunque sumasen los escaños de JxCat, la CUP o el BNG como nuevos socios. Porque al retroceso de Pedro Sánchez hay que sumar el de Unidas Podemos, que aunque pasa del 9,8 al 10,1%, ganando un diputado en relación al último sondeo, se quedaría con 24 escaños, perdiendo 11 respecto a los resultados de las elecciones de 2019.

Bloque de derecha

Frente a ello, el PP ganaría las elecciones si se celebrasen hoy, con el 31,1% de los sufragios y 128 escaños. De darse estos resultados, Alberto Núñez Feijóo, aunque experimente un ligero retroceso, podría gobernar con el apoyo de Vox.

Es destacable que el PP está ya afianzado por encima del 30% de intención de voto, dando paso a un periodo de transición en el que la euforia se ha rebajado tras el impulso demoscópico provocado por la llegada de Feijóo a la cúpula del partido —tras la abrupta salida de Pablo Casado— y especialmente por la mayoría absoluta de Juanma Moreno en Andalucía el 19-J.

Lo que apuntan las tendencias actuales es que, si Feijóo quiere gobernar, tendrá que contar con Vox que se beneficiaría de ese ligero descenso del PP y lograría 56 diputados y el 16,1% de los votos, cuatro escaños y un punto más que en 2019, aunque lejos del pico que le otorgaba IMOP-Insights en primavera, cuando obtenían 80 escaños y el 22% de los votos. Todavía sin superar del todo la crisis interna provocada por la salida de Macarena Olona de la formación, en Vox se aferran al triunfo de Giorgia Meloni en Italia para tratar de comer terreno al PP y convertirse en fuerza decisiva en la gobernabilidad del país.

Feijóo y Santiago Abascal alcanzarían en estos momentos una cómoda mayoría absoluta de 184 escaños —186 si se suman los dos representantes de Navarra Suma—, y una amplia ventaja de 12,6 puntos y tres millones de votos de diferencia con respecto al bloque de izquierda.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad