Menú
La prensa de un vistazo

Estremecedor plan de Putin: "Volar en pedazos a los habitantes de una ciudad ucraniana"

La actualidad sigue sin centrarse en un tema concreto, aunque se habla mucho de las extrañas maniobras de Feijóo.

La actualidad sigue sin centrarse en un tema concreto, aunque se habla mucho de las extrañas maniobras de Feijóo.
Rusia destroza una ciudad ucraniana. | EFE

El Mundo

"Ucrania avanza en todos los frentes ante un ejército ruso exhausto". "Rusia detalla su doctrina nuclear "en caso de ver amenazada su existencia"". "Una detonación inmensa en el mar, como poco. Volar en pedazos a cada uno de los habitantes de una ciudad ucraniana, en el peor de los casos", cuenta Xavier Colás poniéndonos los pelos de punta.

"Feijóo pidió a Ayuso no hacer su conferencia ideológica en el PP de Madrid". ¿Se va a poner Feijóo a casadear? Y por si fuera poco, cuenta Juanma Lamet que "PP y Junts recuperan la interlocución en un acercamiento sigiloso: "Al Gobierno le queda poco"". ¿Junts? ¿Los golpistas de Puigdemont? ¿Se ha vuelto loco Feijóo?

Rafa Latorre analiza la situación en Cataluña cinco años después. "Hace cinco años desde que el Rey trató a los nacionalistas como si fueran adultos y el resultado de ese experimento inaudito todavía necesita una correcta evaluación. La exploración del universo adulto, de sus secretos y sus responsabilidades, de sus facturas, del límite que aquí tienen los afectos, de lo inútil que resulta acá la frustración, les ha provocado un desarrollo tan súbito que el nacionalismo catalán se saltó la madurez y alcanzó inmediatamente la decrepitud. De ahí que resulte tan tierno el intento, del todo inútil, de regresar al catalanismo. También de Feijóo. Especialmente de Feijóo". Feijóo, a ver si nos enteramos, Sánchez va a salir de Moncloa por sus mentiras, sus pactos con el golpismo y el posterrorismo. Junts es lo mismo que ERC o peor.

Arcadi Espada explica lo que significó el discurso del Rey. "La tarde del 3 de octubre de 2017, el Rey de España, Felipe VI, vestido de civil, dio una orden al Gobierno del Estado: cumplan con la Constitución". "La razón única del discurso del 3 de octubre, decidido bajo el shock del intento de referéndum ilegal, fue la tardanza del gobierno del presidente Rajoy en aplicar el artículo 155. Y la orden, apenas implícita, fue aplicarlo, como se hizo, 24 días después". Un bofetón en la cara de Rajoy. ¡Espabile, hombre!

El País

"Truss cede ante su partido y los mercados al retirar la rebaja fiscal a los ricos". "El PP se aleja del fiasco británico pero insiste en bajar impuestos". ¿Y qué tiene que ver Reino Unido con España? No está en el euro y ya ni siquiera en la UE.

El periódico sanchista se vuelca con los presupuestos. "El gasto social de los Presupuestos, último escollo entre los socios de Gobierno para cerrarlos". El titular del papel se quedó viejo porque esta misma mañana ya había acuerdo. "PSOE y Unidas Podemos alcanzan un acuerdo sobre los Presupuestos de 2023 tras pactar nuevas medidas sociales. Las cuentas contemplan una ayuda casi universal de 100 euros para madres con hijos de 0 a 3 años". ¡Al rico voto! David Trueba se queja de lo que duran las campañas, le acompaño en el sentimiento. "Con los impuestos pasa lo mismo que con los derechos sociales pero a la inversa. Resuenan en el debate político como ofertas en el zoco de las promesas electorales".

"La extensión misma de las campañas electorales ha crecido como un magma, por lo que incluso en el mes de septiembre tenemos que sufrir las ofertas de cada autonomía en su competición particular, aunque los votantes no vayan a ser convocados hasta mayo próximo para sus elecciones locales. Ahí es nada". Una tortura. Y poco más en el periódico sanchista, que se ha quedado sin opinadores sin fuste. Habrá que esperar el próximo artículo de Savater.

ABC

"Varios ministros evitaron recibir las denuncias sobre enchufismo en la Embajada". "La embajada española en Estados Unidos se ha convertido en un coto cerrado de nepotismo con familiares y amigos de varios altos cargos. Y además, con el silencio cómplice de ministros", dice el editorial. "En esta Embajada se están fabricando privilegios a medida contraviniendo tres principios, el de la igualdad de oportunidades en el acceso a puestos públicos; el de la legitimidad de los procesos de concurso-oposición, y el que afecta a las normas más elementales de la función pública en cuanto a mérito y capacidad. Aquí solo parece haber un criterio, y ni siquiera es político o ideológico, sino de simple endogamia familiar convertida lamentablemente en costumbre, lo cual afea aún más la estética y la ética del problema". Ética, estética… que estamos hablando de Sánchez.

Isabel San Sebastián está convencida de que el despotilla de Moncloa va a coger las de Villadiego. Yo no lo tendría tan claro. "Hoy por hoy el líder socialista está sentenciado. Su mayoría Frankenstein se desmorona, arrastrada por su propio fracaso, el hundimiento de Podemos y la irrelevancia de Yolanda Díaz", dice con las encuestas como argumento.

"Ante ese mapa político ¿qué cabe esperar del inquilino de la Moncloa? Puede intentar aferrarse al poder. Es un superviviente nato, movido por una ambición desmedida". "Claro que, aun en caso de obtener una victoria pírrica, eso lo abocaría a otra legislatura endiablada, al frente de una nueva mayoría armada a base de despojos. De ahí que sea más probable una fuga hacia Bruselas". Se lo aconsejamos con ardor. Con lo bien que se vive en Bruselas y lo que te quieren allí, por qué estar donde tanta gente te odia. Ve a Bruselas, Pedro, ve.

La Razón

"Feijóo llevará «al centro» al PP vasco y al catalán". ¿Y dónde están ahora? Ah, que no están en ningún sitio porque no existen. Carmen Morodo explica que el giro al centro de Feijóo consiste en contemporizar con el nacionalismo. "Génova quiere hacer importantes ajustes en la imagen que tiene el partido en estos dos territorios, renovarse y abrir una nueva etapa con respecto a algunos condicionantes del pasado que creen que están «fuera de la realidad política y social actual». «Hay que encontrar ese punto de equilibrio, igual que hemos hecho en Galicia, entre ser un partido nacional y mostrar sensibilidad a las circunstancias y a lo que demanda el electorado del centro derecha. Todo está en una evolución permanente, sin que esto suponga dejación en el apoyo a las víctimas del terrorismo o a la unidad nacional», insisten en la cúpula popular. La idea en la que trabajan va más en la dirección de suavizar «sus formas y limar aristas», «romper tabúes» heredados y «reconciliarse» con un electorado «que no ha entendido algunas de nuestras últimas decisiones»". Blanco y en botella.

"El PP sabe que tendrá un coste, por la respuesta de algunos sectores próximos al partido y que «nos han marcado la estrategia en etapas anteriores». Pero esta dirección presume de no dejarse dirigir ni por las líneas editoriales de «algunos medios de comunicación» ni por lo que hagan otras fuerzas, en referencia a Vox". ¿A qué medios se referirá? ¿Va a dejarse dirigir por la línea editorial de El País? Pues ahí, Feijóo, no tienes ni un voto. Lo mismo se ha contagiado del delirio de Sánchez con los señores que fuman puros.

Dice Toni Bolaño que es que "sin Euskadi y Cataluña no se puede gobernar España. Los populares saben que son sus dos garbanzos negros". "Ahora con Feijóo el cuento está cambiando. Las encuestas le sonríen, pero sigue sin encontrar reemplazo para los garbanzos negros". En Cataluña, Bolaño señala a Cayetana como garbanzo negro. "El experimento de Cayetana Álvarez de Toledo fue un fiasco, tanto como atarse una piedra al cuello y saltar al mar. Los populares se quedaron con dos míseros diputados, y uno, Cayetana, pasa olímpicamente de la tierra que le sirvió de trampolín para llegar al Congreso de los Diputados". De donde la quitó de un empellón García Egea. Será interesante ver qué malabarismos hace Feijóo para acercarse a los nacionalistas sin perder votos en el resto de España. Como no acierte, tenemos Sánchez para rato.

En España

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad