Menú

Pedro Sánchez incluye en los Presupuestos convertirse en el único español al que no le afecte la inflación

El presidente reúne todos los condicionantes para librarse del golpe de la inflación.

El presidente reúne todos los condicionantes para librarse del golpe de la inflación.
El presidente Pedro Sánchez en un acto político de los socialistas dentro de la campaña 'El Gobierno de la Gente', | Europa Press

Todo un hito de la legislación específica. Los Presupuestos han albergado una serie de cambios que permitirán que en toda España haya un sólo español al que la inflación no le afecte ni lo más mínimo. Al revés, incluso puede salir ganando con la subida de los precios. Y ese español es Pedro Sánchez, justo el que comanda la elaboración y negociación de los Presupuestos. Por cierto, los siguientes en la escala de agraciados serán los ministros, que también intervienen en el diseño de los Presupuestos.

Y es que sólo el Presidente y sus ministros tendrán una subida salarial del 4% el próximo año, comerán la práctica totalidad de los días con cargo al Presupuesto público, usarán el coche oficial y, en caso de que utilicen la residencia oficial existente dentro de cada departamento, no tendrán que soportar ningún incremento de costes de gas, luz o cualquier otro consumo. Y el presidente del Gobierno suma todas esas ventajas más, para colmo, beneficiarse de una fiscalidad que él combate, la madrileña, que ha deflactado su parte de la tarifa del IRPF.

Pedro Sánchez será en 2023 el ciudadano sin inflación. Todo un hito, teniendo en cuenta que ese IPC destroza a todos los hogares con escaladas del precio de más del 10% y que el presidente ha sido el responsable final de la redacción de los Presupuestos que harán posible este logro de dejarle a él sin impacto alguno por la pérdida de poder adquisitivo.

Reúne todos los condicionantes

El presidente reúne todos los condicionantes para librarse del golpe de la inflación. En primer lugar, vive en una casa plenamente oficial. Habita, desayuna, come y cena allí o con cargo al Gobierno, con lo que el alza de los precios de los alimentos o de los costes de los consumos energéticos no le afectan.

Los desplazamientos de Sánchez también son pagados por todos los españoles, con lo que los precios de los combustibles tampoco golpean al presidente.

Las vacaciones igualmente se hacen en residencias oficiales. De nuevo, los costes de esos inmuebles no irán al bolsillo de Pedro Sánchez.

Además, Sánchez se ha regulado una subida salarial del 4%, en teoría para compensar una inflación que no le golpea. Y lo ha hecho cuando el resto de empleados públicos la tendrán de hasta un 3,5% —a expensas de una cláusula de compensación— y los convenios colectivos se están firmando con un 2,56% de alza. Traducido: el que menos golpe recibe —ninguno, más en concreto— será el que más subida tenga.

Y, para colmo, como Pedro Sánchez es contribuyente madrileño, tendrá la tarifa autonómica del IRPF deflactada —rebajada con el efecto de la inflación—, porque así lo ha determinado Isabel Díaz Ayuso. Y tendrá ese impuesto pese a haberlo combatido el PSOE por tierra, mar y aire. En resumen: que Sánchez será en 2023 el hombre sin inflación.

Y es que el Gobierno de coalición ha decidido aplicarse la subida salarial pactada con Comisiones Obreras y UGT en la Mesa de la función los sindicatos de la Función Pública, lo que supone un aumento del 4% respecto de lo que figuraba en el los Presupuestos vigentes. Con ello, el sueldo anual del presidente Pedro Sánchez será de 90.010,20 euros anuales, lo que supone una retribución mensual de 7.500 euros.

El Ministerio de Hacienda ha pactado con Comisiones Obreras y UGT una subida de sueldo para los funcionarios de un 2,5% para 2023 que a lo largo del ejercicio podrá llegar al 3,5% si se cumplen unas variables. Pero el acuerdo incluye también aplicar este mismo año, en teoría, una cláusula de compensación en forma de subida del 1,5%. Todo ello habrá de materializarse a lo largo del año, pero quienes sí tendrán seguro ese 4% serán el presidente Sánchez y sus ministros.

También el Congreso y el Senado han aumentado el sueldo de diputados y senadores en la misma proporción que a los funcionaros, un 1,5% sobre 2022 y el 2,5% para 2023. Eso sí, en la Mesa del Congreso no hubo unanimidad, sino que PP y Vox votaron en contra, y también Ciudadanos hizo pública su oposición a aplicar a sus señorías la subida en cuestión.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro