Menú

El Gobierno formaliza el fin de la altura mínima en la Policía tras ser eliminada por el Supremo

Un 25% de las mujeres españolas no supera el 1,60 que se les exigía, mientras que solo el 3% de los hombres no supera el 1,65 que se pide para ellos.

Un 25% de las mujeres españolas no supera el 1,60 que se les exigía, mientras que solo el 3% de los hombres no supera el 1,65 que se pide para ellos.
Agentes de la Policía Nacional. | Policía Nacional

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el nuevo Reglamento de Proceso Selectivos de la Policía Nacional, en el que se recogen los requisitos que deben cumplir los aspirantes a entrar en este cuerpo policial, y que incluye novedades con las que se quiere facilitar que aumente en número de mujeres que ingresan cada año, con el objetivo de conseguir que un 40 por ciento de la plantilla de las Fuerzas de Seguridad del Estado sean féminas en 2030.

La principal novedad de este texto es que se elimina la estatura mínima para acceder al cuerpo, una de las primeras cribas con la que se encuentran los aspirantes a policía antes incluso de empezar a estudiar las oposiciones. Hasta ahora, los hombres que pretendían entrar en el cuerpo debía medir como mínimo 1,65 centímetros, mientras que en el caso de las mujeres la altura mínima exigida es de 1,60 centímetros.

De este modo, el Gobierno formaliza la anulación de esta restricciones que llevó a cabo hace unos meses la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que consideró que era una discriminación imponer una altura mínima de 1,60 a las mujeres porque excluía a la gran mayoría de ellas. De hecho, según los datos poblacionales existentes, en España solo un 3 por ciento de los hombres no llega al 1,65, mientras que un 25 por ciento de mujeres no llega al 1,60.

La denuncia fue interpuesta por una aspirante a policía que fue descartada en el proceso selectivo que se llevó a cabo en el año 2017. En su sentencia, el alto tribunal obligaba a la Policía Nacional a aceptar en su plantilla a esta aspirante y a que se le reconozca la antigüedad en el cuerpo como si hubiese ingresado en la oposición en la que fue descartada.

La denuncia se presentó poco después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitiese una sentencia en la que explicaba que la altura no debía ser una forma de exclusión: "aun suponiendo que todas las funciones ejercidas por la Policía (…) exigieran una aptitud física particular, no parece que dicha aptitud esté necesariamente relacionada con la posesión de una estatura física mínima y que las personas de una estatura inferior carezcan naturalmente de dicha aptitud".

Los sindicatos de la Policía Nacional llevan años solicitando que se rebajase la altura mínima que se exige para acceder al cuerpo porque consideraban que se podía estar perdiendo talento y vocación por unos pocos centímetros. De hecho, cuando Fuerzas Armadas y Guardia Civil redujeron la estatura mínima de las mujeres a 1,55 centímetros en 2019, pidieron que la Dirección General de la Policía hiciese lo mismo, pero no quisieron hacerlo.

Los requisitos de estatura mínima sí se mantendrán para ingresar en determinadas unidades especiales donde la talla afecta a la operatividad de la labor policial específica que desarrollan. Se trata de los Grupo Especial de Operaciones (GEO), la Unidad Especial de Intervención (UIP) y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

Además, las mujeres que aspiren a ingresar en la Policía Nacional podrán aplazar sus pruebas de selección si están en periodo gestante, de parto o de postparto, aplazamiento que también será efectivo para la realización o finalización del curso de acceso a las prácticas policiales correspondientes si cualquiera de esas situaciones se produjese una vez superadas las pruebas de ingreso.

Tanto las mujeres como los hombres que deban aplazar su incorporación al curso de ingreso por embarazo, nacimiento, adopción o acogimiento de un menor serán dados de alta como funcionarios/as en prácticas, por lo que no verán reducida su antigüedad en la función pública y favorece la conciliación, una situación a la que la mujer se enfrenta en desventaja.

Temas

En España

    0
    comentarios