Menú

Sánchez cae en su propia trampa: subcontrató la protección de las fronteras con Marruecos con 320 millones en 4 años

La UE ha entregado 15.000 millones a Rabat en los últimos siete años. La Guardia Civil sigue teniendo un importante déficit de efectivos en la zona.

La UE ha entregado 15.000 millones a Rabat en los últimos siete años. La Guardia Civil sigue teniendo un importante déficit de efectivos en la zona.
Un asalto al vallado de Melilla. | Archivo

En plena polémica por las muertes en el último asalto a la valla de Melilla, la Guardia Civil ha decidido recopilar las cifras de lo que se ha convertido en una auténtica subcontratación de la protección de las fronteras españolas a la propia Marruecos. Y el dato es revelador: desde que Pedro Sánchez lidera este Gobierno ha entregado 320 millones a Rabat.

El pago total se supone que implica el compromiso de Marruecos de no permitir que los inmigrantes violen las fronteras. Pero Sánchez ha confiado nada menos que en un Gobierno que ha afirmado ya ante Naciones Unidas que no asume esas mismas fronteras. España ha caído en la trampa de Rabat gracias a Pedro Sánchez. Y todo ello, tras regalarles el control del Sáhara y destrozar con ellos los tratados de amistad y venta de gas con Argelia.

Los datos han sido recabados por la asociación mayoritaria de la Guardia Civil, JUCIL: "el gobierno ha destinado recientemente algo más de 12 millones de euros para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el Campo de Gibraltar, mientras a Marruecos le acaba de donar 30 millones de euros", señala la asociación. ¿Y es el único pago revelador de lo que ocurre con el vecino del sur? En absoluto. JUCIL señala que el recuento de los pagos en los últimos cuatro años, revela que "España ha donado 320 millones de euros a Marruecos".

Cada vez que se ha realizado uno de estos pagos se ha aludido de forma oficial a la explicación de que los pagos a Rabat guardan relación con el compromiso de Marruecos de no permitir la entrada de inmigrantes ilegales en España. Traducido: se paga para que sean los gendarmes marroquíes los que se encarguen de parar a los inmigrantes antes de que salten la valla de Melilla, por ejemplo.

Pero es más, JUCIL da datos también de los enormes ingresos que obtiene Rabat de la Unión Europea gracias a su capacidad de presión. Hay que recordar que un inmigrante que entra por España puede acabar en cualquier país de la UE. Pues bien, la UE ha entregado, en los último siete años, nada menos que 15.000 millones a Rabat.

¿Y cuál ha sido el resultado? El que se puede observar: en el último año, el número de inmigrantes llegados a Melilla por vía terrestre se ha incrementado un 11,1%, según los datos oficiales del Ministerio del Interior tomados entre el 1 de enero y el 31 de octubre y comparados con el mismo periodo del año anterior. El dato de entrada en Ceuta aún es más elocuente: se dispara un 51,9%.

¿Y qué ocurrió el anterior año con respecto a 2020? Pues que mientras que en Melilla descendió un 23,3%, en Ceuta se disparó un 160,6%. Y ello sin contar con la invasión impulsada por Rabat de 10.000 inmigrantes que entraron en oleada a Ceuta gracias a la apertura de las puertas por orden de Marruecos. Por cierto, el Gobierno se ha negado a actualizar con esa marcha inmigrante las estadísticas oficiales para disimular el enorme descontrol.

Fuentes de la Guardia Civil confirman que en el polémico momento de las muertes en Melilla el número de agentes suyos se elevaba a "cinco en la puerta del Barrio Chino y un par de patrullas cuando llegó la avalancha de gente". Posteriormente "se fueron sumando efectivos hasta de las oficinas de la Comandancia. Llegó a haber 80 guardias civiles y otros 40 efectivos entre Policía Local y Policía Nacional en los momentos más duros". Y ese contingente para "una avalancha de 2.000 personas". Es más, "de los 80 guardias, poco más de una docena eran de la ARS".

Lo cierto es que el Gobierno ha decidido reforzar los pagos a Marruecos y dejar sin los efectivos reclamados por los agentes a la Guardia Civil para poder efectuar España el control de sus propias fronteras. Y el resultado es fácilmente visible. Ahora Sánchez se enfrenta a una escándalo por la entrada de agentes marroquíes en territorio español con la acusación de que cruzaron la frontera para llevarse los cuerpos de inmigrantes muertos. Pero lo cierto es que hace tiempo que este Gobierno tomó la decisión de que las fronteras con Marruecos las protege Marruecos, un país que no reconoce esas mismas fronteras.

Temas

En España

    0
    comentarios