Menú

"¡Aquí, hermana, está tu manada!": sonrojante show de Podemos para arropar a Irene Montero en su "martirio"

El acto reunió a la cúpula de Igualdad y también a Zapatero o Carla Antonelli. Ione Belarra lloró: "Odian a Irene más de lo que odiaban a Pablo".

El acto reunió a la cúpula de Igualdad y también a Zapatero o Carla Antonelli. Ione Belarra lloró: "Odian a Irene más de lo que odiaban a Pablo".
Irene Montero, Ione Belarra, Mar Cambrollé y Cristina Fallarás en el acto de Podemos. | Europa Press

La estrategia de presentar a Irene Montero, responsable de la ley que está rebajando condenas de violadores y pederastas, como víctima de una "cacería" desde todos los ámbitos ha alcanzado este sábado su apoteosis con un acto de Podemos bajo el nombre "Con todas. Por todas" con la temática casi exclusiva de defender a Irene Montero y cada una de sus políticas. El evento llegaba horas después de los gritos feministas contra la ministra, con pancarta incluida, en una de las marchas del 25-N, y fue convocado en apenas 48 horas.

La afluencia al mismo ha desbordado las previsiones de la organización. Según explican fuentes del partido, 400 personas han llenado el aforo de la sala donde se desplegaba el acto, otras 200 lo han seguido por monitores en un hall contiguo y se han quedado fuera 700 que aguaban a poder acceder al recinto.

Ante Irene Montero intervinieron, entre otras, Carla Antonelli, que acaba de dejar el PSOE por las tensiones con la Ley Trans, la periodista Cristina Fallarás, que coreó "no pasarán", y a través de un vídeo, José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó a citar a Lorca en defensa de Montero. "Aquellos que te han insultado representan un pasado oscuro, tenebroso", dijo el expresidente llenando de elogios a la ministra de Podemos.

Se lavaba los dientes en la universidad

En un acto en el que se escucharon frases como "mujeres trasnochadas" para referirse a las feministas críticas, Ione Belarra protagonizó un discurso centrado en ensalzar a Montero, que volvió a mostrarse emocionada tras las lágrimas del hemiciclo y el homenaje de este viernes.

A la ministra de Derechos Sociales también se le quebró la voz al recordar los años compartidos en la universidad con Irene Montero y anécdotas que producen cierto sonrojo: "Era una magnífica compañera que siempre estaba dispuesta a compartir apuntes", a echar más horas "en trabajos en grupo", dijo recordando cómo se la encontraban temprano en el baño de la universidad "lavándose los dientes porque venía de un desahucio".

En su exaltación de la figura de Irene Montero, Belarra llegó a decir que Montero "es el baluarte del feminismo internacional" y dijo que se estaba produciendo "la cacería más salvaje de los últimos años", protagonizada por la "derecha judicial, política, mediática y también una parte muy importante de la progresa mediática".

"Destruirla a ella es destruir los sueños de millones de mujeres que queremos vidas libres de violencia", llegó a decir Belarra, que no mencionó ni una sola de las consecuencias que está teniendo la ley del sólo sí es sí y germen de las críticas a la ministra. "Los que quieren acabar con ella nos quieren mandar un mensaje a todas: decirnos quédate donde estás", aseguró.

La atacan por ser mujer, joven y feminista

Montero, a su juicio, está siendo desprestigiada no por los defectos de la norma, sino "porque es mujer, porque es joven, porque es feminista, que está haciendo Historia y colocando a España a la vanguardia de los derechos de las mujeres".

La ministra, mientras, asentía. Al término del discurso, que concluyó con un "¡Aquí, hermana, está tu manada!", ambas se dieron un abrazo. Entre el público, aplaudieron Ángela Rodríguez Pam, Isa Serra, Victoria Rosell y Lilith Verstrynge.

Montero defiende su chapucera ley

En el acto, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido la ley del solo sí es sí porque protege a todas las mujeres que sufren violencias sexuales y ha demandado unidad del feminismo ante la "violencia política" que "no va a parar", porque "no es una bronca" sino la estrategia de la derecha "política, judicial y mediática" para frenar los avances del Gobierno de coalición. En su opinión se ha desencadenado una "cacería política" contra ella por la reducción de penas a condenados por violación y abusos sexuales tras la entrada en vigor de la ley.

"La violencia política es una estrategia para que dudemos de nosotros mismas, las unas de las otras (...) para no generar redes de confianza, de alianzas. Por eso es importante que compañeras usen su poder para alzar la voz y defender las conquistas del feminismo", ha apelado durante su intervención en el nuevo acto de desagravio tras el incidente con Carla Toscano en el Congreso.

Montero ha recalcado la necesidad de terminar la legislatura con la aprobación de leyes feministas como la Ley Trans y la reforma de la del aborto, a la vez que ha insistido, sin hacer autocrítica, que la ley del solo sí es sí es "sólida" y protege a todas las mujeres, pasando por alto las nefastas consecuencias que está teniendo la aplicación de la ley desde su entrada en vigor.

En opinión de la ministra, esta campaña de "violencia política" busca "destruirla" a ella y a otras dirigentes, como las exministras del PSOE Bibiana Aido y Leire Pajín, porque no se limita a un "insulto" o una "bronca" parlamentaria, como la que hubo en el Congreso, sino un plan de sus adversarios para frenar al conjunto del feminismo, disciplinar a sus dirigentes.

Prueba de ello es la "reacción de la extrema derecha" y del PP, que sobre el incidente de Vox dijo "quien siembra viento recoge tempestades". Porque "no es la primera ni será la última" que padece esa campaña, rememorando a continuación las represalias durante el franquismo a las mujeres de izquierda. "Los adversarios no van a parar", ha reafirmado.

Temas

En España

    0
    comentarios