Menú

La Generalidad catalana pondrá comisarios lingüísticos en los hospitales

El nuevo plan de fomento del catalán incluye "una persona responsable de la gestión lingüística en los centros de salud".

El nuevo plan de fomento del catalán incluye "una persona responsable de la gestión lingüística en los centros de salud".
Pexels/CC0/RODNAE Productions

El presidente de la Generalidad de Cataluña, el republicano Pere Aragonès, ha presentado este jueves un plan de fomento del catalán con cien medidas que van desde las becas a opositores a jueces y fiscales hasta cursos de catalán y "concienciación lingüística" para el personal de comercio y hostelería que haya sido sancionado por no atender en catalán o no disponer de carta en ese idioma.

El plan incide especialmente en ámbitos como el sanitario. El objetivo es "incrementar el conocimiento y el uso de la lengua catalana en el conjunto del sistema sanitario". Y es a tal efecto que se dotará a los hospitales de un comisario lingüístico encargado de velar por el cumplimiento de la doctrina separatista en la materia. Según la Generalidad, "entre las actuaciones que se prevén está el despliegue de la figura del referente lingüístico de centro de salud, es decir, una persona responsable de la gestión lingüística de cada centro", tal como consta en el plan, denominado "El catalán, lengua de país".

También está previsto dar clases de catalán al personal sanitario a través de un "plan de incremento de la capacitación lingüística de los profesionales de la salud". También se intensificarán los "cursos de acogida lingüística para residentes sanitarios procedentes de fuera de Cataluña".

Cursos de "concienciación" lingüística

En materia de consumo, la Generalidad aprobará un decreto de "medidas sustitutivas de las sanciones por infracción de los derechos lingüísticos de los consumidores". La idea es "dar a las empresas sancionadas la opción de invertir el importe de las multas en formación y concienciación lingüística de su personal, así como en recursos para garantizar la disponibilidad lingüística".

El plan se propone también hacer propaganda de la inmersión lingüística en el extranjero, aumentar las subvenciones a los medios en catalán para "consolidar el espacio catalán de comunicación", fomentar el catalán en las comunidades religiosas y "favorecer parejas lingüísticas interreligiosas", que el catalán se use más en los navegadores de automóvil, que se implante en las autoescuelas o que se subvencione a los jóvenes que generen "contenidos de educación financiera a través de Tik Tok y en catalán".

Junto a tan pintorescas propuestas, el plan contiene un apartado sobre el uso del idioma en el ámbito judicial que incluye becas, cursos y campañas propagandísticas para lograr la plena catalanidad de la administración judicial.

"Trabajar la oralidad" en los juzgados

De entrada, prepara becas para la preparación de oposiciones a jueces y fiscales a fin de "paliar la endémica falta de profesionales catalanes y asegurar que los operadores jurídicos saben catalán y conocen el derecho civil, la cultura y la realidad propias". También se habla en el plan de una nueva formación en catalán para "trabajar la oralidad o el argot jurídico".

En materia educativa, la Generalidad ha creado un nuevo examen de competencia oral en catalán para todo el alumnado de Sexto de Primaria y Cuarto de ESO que entra en vigor este mismo curso. "Se trata de una novedad en la evaluación del sistema educativo que pone de manifiesto la voluntad de valorar los usos sociales de la lengua". Ese examen no existirá ni en español ni en lengua extranjera.

Temas

En España

    0
    comentarios