Menú

La guardia civil que mató a tiros a sus hijas quería llevárselas a Algeciras, pero su exmarido se oponía

Paola B.C. estaba en trámites de divorcio con su expareja, con la que mantenía un conflicto a cuenta de la custodia de las pequeñas de 9 y 11 años.

Paola B.C. estaba en trámites de divorcio con su expareja, con la que mantenía un conflicto a cuenta de la custodia de las pequeñas de 9 y 11 años.
El cuartel de la Guardia Civil de Quintanar del Rey donde habría sucedido el crimen | Europa Press

El parricidio de Quintanar del Rey podría ser una venganza contra el padre. Así lo apuntan a Libertad Digital fuentes cercanas a la investigación, que aseguran que Paola B.C. asesinó a sus dos hijas de 9 y 11 años tras el rechazo de su expareja a que se llevase a las pequeñas a Algeciras una vez divorciados.

La mujer, que se suicidó tras matar a tiros a sus hijas, era guardia civil en activo. A pesar de haber nacido en la localidad gaditana, llevaba 13 años destinada en Cuenca. Primero en Motilla del Palancar y, después, en Quintanar del Rey, la ciudad de su exmarido y donde éste trabajaba en la construcción.

La pareja se había separado hace aproximadamente un año y había iniciado los trámites de divorcio. Según fuentes de su entorno, el proceso no estaba siendo nada amistoso, ya que ambos mantenían una lucha abierta por la custodia de las pequeñas. Según ha podido saber LD, Paola B.C quería llevarse a sus hijas a Algeciras, donde vive buena parte de su familia y donde estaba tratando de pedir destino. Sin embargo, su expareja se oponía radicalmente, por lo que la principal hipótesis de los investigadores es que éste habría sido el móvil del crimen.

Tras el hallazgo de los tres cuerpos, fuentes policiales se apresuraron a aclarar que "no constan antecedentes por baja psicológica" y que, en su historial, "no tenía ningún precedente que les pudiera hacer sospechar que pudiera hacer algo así". Sus compañeros aseguran que no habían detectado "ninguna conducta anómala" en los últimos días y el propio alcalde de Quintanar del Rey ha confirmado a LD que "ni en Servicios Sociales ni en el Centro de la Mujer había ninguna denuncia o tramitación abierta".

Un compañero encontró los cuerpos

Los hechos se han producido en el propio cuartel de la Guardia Civil. Poco después de las 7 de la mañana de este jueves, se han escuchado varios disparos provenientes del pabellón donde se encuentran las viviendas de los agentes. Extrañado por el hecho de que Paola B.C, no hubiera acudido a su puesto de trabajo, su compañero (binomio) se ha dirigido a su casa y, tras forzar la cerradura, se ha encontrado los tres cadáveres.

En medio de un charco de sangre, la agente todavía portaba en su mano derecha su arma reglamentaria, con la que se habría suicidado. A su lado, los cuerpos sin vidas de las dos niñas, con sendos disparos realizados a "corta distancia", según la primera inspección ocular. Tras dar la voz de alarma, un médico de emergencias del 112 y una ambulancia de urgencias se han desplazado hasta el acuartelamiento, pero solo han podido confirmar el fallecimiento de las tres.

Temas

En España

    0
    comentarios