Menú

El cadáver del vertedero de Toledo es de uno de los primos desaparecidos en Madrid

Se trata de Fernando Fernández, de 17 años, al que se perdió la pista el pasado 10 de diciembre en el distrito madrileño de Carabachel.

Se trata de Fernando Fernández, de 17 años, al que se perdió la pista el pasado 10 de diciembre en el distrito madrileño de Carabachel.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha confirmado que el cadáver del varón joven hallado el jueves 15 de diciembre por un operario del Ecoparque de Toledo corresponde a Fernando Fernández García, de 17 años, quien desapareció -junto a su primo Ángel, de 11 años- el pasado 10 de diciembre en el distrito madrileño de Carabanchel.

Las tareas de identificación han sido muy complicadas debido a que el cuerpo se encontraba en muy mal estado, tras pasar por los procesos propios del "tratamiento de residuos" en la planta, que recoge la basura de 196 localidades de la provincia y el sur de Madrid.

El cadáver estuvo "en un contenedor" y posteriormente fue trasladado "por un camión de recogida" de residuos. Según aseguró -el día después del hallazgo- el propio Tierraseca, durante una convocatoria de prensa con motivo de la toma de posesión del nuevo jefe superior de Policía en la región, Javier Pérez Castillo.

cartel-angel-fernando-desaparecidos-madrid-211222.jpg

Desde entonces, confirman fuentes del Ecoparques de Toledo a Libertad Digital, los investigadores no se han movido de allí. "Siguen buscando", nos aseguran, "lo han hecho todos estos días".

Todo hace pensar que el cuerpo del otro menor -Ángel- también podría estar en el vertedero. Las próximas horas serán clave para la investigación, apuntan fuentes cercanas al caso.

Ha sido hoy mismo -nos aseguran- cuando la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha ha informado a la de Madrid de la identificación del cuerpo, lo que ha propiciado que agentes de la unidad de homicidios se dirijan al lugar apresuradamente.

El jefe superior de la Policía de Madrid, Manuel Soto, había señalado horas antes -durante la rueda de prensa para informar sobre el dispositivo especial para las fiestas navideñas- que los investigadores estaban haciendo lo imposible por tratar de conocer la identidad del cadáver localizado el jueves pasado en el vertedero, y buscando los restos de otro posible cuerpo en la zona.

A los chicos se les perdió la pista el sábado 10 de diciembre, después de que salieran del Hiper Usera ubicado ubicado en la calle General Ricardos de Madrid. Ese mismo día, sus familiares pusieron la denuncia por desaparición en la comisaría de Villa de Vallecas. Ángel y Fernando habían ido a comprar unos bocadillos mientras el padre de uno de ellos acudía a una lavandería. Nadie podía imaginar entonces el terrible desenlace.

Temas

En España

    0
    comentarios